ESPAÑA

Neymar no se presentó en el juzgado, pero sí salió por la noche con dos de sus amigos

El futbolista brasileño no acudió a la citación en Barcelona, pero si se reunió con dos compatriotas: Arthur, jugador del Barcelona y Léo Baptistão del Wuhan Zall F.C, China.

Neymar en Barcelona junto con Arthur y Léo Baptistão. Foto: Captura Instagram/@neymarjr
Arthur, Neymar y Léo Baptistão en Barcelona. Foto: Captura/@neymarjr

En la jornada del viernes, 27 de septiembre, Neymar y Barcelona se verían las caras en el Juzgado de lo Social número 15 de la capital catalana, por una doble demanda. El jugador reclama una cierta cantidad de dinero que el club le debe tras haber firmado-siendo jugador culé-una renovación hasta 2022.

Por su parte, el club catalán lo demanda por no haber cumplido con el contrato de renovación que el jugador había firmado. Neymar había anticipado que no contaran con su presencia, sino que sería representado en el juicio por sus abogados y un procurador.

El futbolista brasileño si bien no acudió al juzgado, si estuvo en la ciudad de Barcelona y salió por la noche con dos jugadores brasileños. Arthur, jugador del Barcelona y Léo Baptistão, quien actualmente milita en el Wuhan Zall F.C, China.

Neymar y sus amigos. Foto: Instagram/@neymarjr.
Foto: Instagram/@neymarjr.

Los 43,65 millones de euros que el delantero brasileño Neymar reclama al Barcelona podrían ser un premio de fidelidad, como asegura la entidad azulgrana, o una compensación fiscal, según la versión del jugador.

El juicio se celebró envuelto en una enorme expectación mediática, sobre todo porque se esperaba la presencia del futbolista, que llegó el jueves por la tarde a Barcelona pero finalmente regresó a París la mañana de este viernes sin pasar por la Ciudad de la Justicia de la capital catalana.

Tras varias horas de negociaciones, no hubo conciliación y Neymar y el Barça acabaron exponiendo sus diferencias en el juzgado. Un guión que hubiera sido diferente si el PSG hubiese aceptado este verano el regreso del astro brasileño al Camp Nou.

De la prima de 64,4 millones estipulada en su último contrato con el Barcelona, Neymar solo percibió 20,75 millones. Los 43,65 restantes debía cobrarlos antes del 31 de julio de 2017, pero el club catalán, conocedor de que estaba negociando su fichaje con el PSG, decidió consignar el neto de esa cantidad (24 millones de euros) ante notario.

Para el Barça, la 'traición' de la que entonces era una de sus estrellas respalda jurídicamente su actuación. Según el club, los primeros 20,75 millones que pagó al jugador fueron por renovar su contrato hasta 2021, una renovación en la que del delantero pasaba de cobrar 5 millones a 33 millones de euros.

Y los 43,65 millones aun pendientes, por firmar una nueva ampliación hasta 2022. Ambas cantidades las considera un premio de fidelidad que formaba parte del salario del jugador.

En cambio, el Barça siempre ha considerado que esos 'bonus' por renovar formaban parte de la ficha del jugador y a la hora de calcular esas cantidades siempre las has prorrateado entre los años de duración del contrato.

Por eso, de ese primer contrato que Neymar firmó hasta el 30 de junio de 2018 y por el que cobró una prima de fichaje de 8,5 millones de euros, el Barcelona le reclama ahora 1,7 millones, la parte proporcional al último año que no cumplió.

Y también le pide que le devuelva los 20,75 millones que ya le avanzó cuando renovó en julio de 2016, porque entiende que el brasileño actúo de mala fe, pues ya tenía un pie en París.

En total, 22,45 millones, prácticamente la mitad de lo que reclama Ney. Dos demandas cruzadas que este viernes chocaron en un juzgado de Barcelona donde no hubo acuerdo, y dictará sentencia después de que, el próximo 21 de octubre en las que las partes irán a juicio y presentarán, por escrito, sus conclusiones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)