Liverpool

Negriazul desteñida

Liverpool es un club modelo para el medio, pero no mejora en lo deportivo. Tras dos malos torneos, arrancó el Clausura goleado

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Liverpool

Liverpool inició de la peor manera el torneo Clausura. Fue goleado 4 a 0 por River Plate en Belvedere. El resultado fue muy duro para los hinchas negriazules, quienes se ilusionaban con arrancar el nuevo torneo de otra manera tras los dos últimos campeonatos en que las cosas no salieron como ellos esperaban.

Los de la Cuchilla terminaron decimoterceros en el torneo Apertura de este año. Sumaron 15 puntos de los 45 posibles. Sólo ganaron tres partidos en ese primer torneo de la temporada, empataron seis y perdieron otros seis. Convirtieron 16 goles y recibieron 23.

Liverpool empezó el Apertura con Mario Saralegui en la dirección técnica. El artiguense también lo había dirigido en el Campeonato Uruguayo Especial del año pasado, donde el equipo tuvo un buen rendimiento y terminó quinto empatando con Peñarol 0 a 0 y venciendo a Nacional en Belvedere por 2 a 1.

Pero los malos resultados del Apertura hicieron que Saralegui dejara al equipo en la séptima fecha, tras caer por 4 a 0 frente a Wanderers en la Cuchilla. Tras su salida asumió Alejandro Bertoldi, quien trabajaba en las formativas del club. Sin embargo no tuvo mejor suerte en su debut: Liverpool perdió 3 a 0 ante Nacional en el Parque Viera.

En el torneo Intermedio las cosas no mejoraron. Los negriazules terminaron séptimos entre los ocho equipos que compitieron en el grupo A, donde sólo ganaron un partido.

Actualmente, Liverpool está penúltimo en la tabla Anual donde suma solamente 20 puntos y comienza a complicarse en la tabla del descenso. A propósito de la Segunda División, cabe recordar que los negriazules militaron en esa divisional en la temporada 2014-2015, pero regresaron enseguida a Primera de la mano de Alejandro Apud y con una gran actuación de Emiliano Alfaro, quien regresó al club donde se formó para colaborar con el objetivo de ascender, que a la postre consiguió. Liverpool terminó primero con 58 puntos y Alfaro, hoy en Emiratos Árabes, fue el goleador con 21 tantos.

“El fútbol es muy difícil. Hay tres patas: lo institucional, lo económico y lo deportivo. Liverpool anda muy bien en las dos primeras, pero le cuesta en lo deportivo”, dijo Mario Saralegui, quien dirigió al equipo más de un año. “En Liverpool hay una política muy fuerte del presidente Palma de apostar a la cantera. Y los juveniles a veces llevan su tiempo, necesitan un proceso. Es algo que le ha pasado a otros equipos como a Defensor y Danubio”, agregó el técnico artiguense, quien sigue manteniendo una gran relación con el presidente negriazul. Una vez por mes va a la empresa a tomar mate a las cinco de la mañana, porque el titular de Liverpool arranca muy temprano su jornada. Y otras veces Palma va a comer a lo de Saralegui.

“A nosotros, cuando se vendió a Junior Arias, se nos fueron 20 goles. Y De la Cruz era clave en la transición de defensa a ataque”, dijo Saralegui. “Creo que Liverpool debió reforzarse mejor. Te lo digo porque se lo dije al presidente”, afirmó el técnico.

Sin embargo, cuando Liverpool apostó a nombres de jerarquía no le fue bien. Con Javier Chevantón y el argentino Iván Moreno y Fabianesi terminó en Segunda División.

Alejandro Bertoldi, el actual entrenador, comparte la opinión de Saralegui. “Vender jugadores es el sustento del club y apostar a los juveniles su política, pero a veces, cuando uno juega con gente de 16, 17 o 18 años, da ventaja”.

“Obvio, que nuestra posición en la tabla Anual nos preocupa, pero tenemos la impresión de que los malos resultados de Liverpool siempre se potencian”, dijo el gerente del club Gonzalo Mattos. Es que Liverpool es una institución modelo en el medio y es justamente por eso que sorprende que no pueda coronar su buena gestión con un título o mejores resultados deportivos.

Además de cobrar al día, los futbolistas entrenan en buenos campos, ya sea en el complejo de camino Tomkinson y la ruta 1, donde hay diez canchas que son utilizadas por las formativas, desde Tercera División hasta la escuela de fútbol, o en Lomas de Zamora, donde también hay buenos pisos y concentra el primer equipo, lo mismo que en Belvedere, donde se entrena solamente una vez por semana, o a lo sumo dos cuando juegan como locales.

Liverpool cuenta además con una residencia para juveniles del interior en la sede de la avenida Agraciada. La misma funciona desde el 2005 y allí los juveniles también se dedican al estudio, porque la intención es formar futbolistas integrales para seguir promocionando la marca Liverpool en el mundo.

“Creo que no hay una sola explicación para lo que está pasando. Si tuviéramos la respuesta no lo estaríamos pasando”, dijo Mattos, quien es gerente, aunque no deportivo. De hecho, Liverpool no tiene un gerente deportivo desde mediados de 2014 cuando Juan Jacinto Rodríguez se fue a trabajar al fútbol árabe. A partir de ese momento, el presidente José Luis Palma y la directiva son los que se ocupan de la política deportiva y las contrataciones. En ese sentido tampoco hay que olvidar que durante la era Palma, Liverpool clasificó dos veces a la Copa Sudamericana y una a la Libertadores.

La enfermedad y el posterior fallecimiento de Carlos Ferragut, quien a pesar de que tampoco era gerente deportivo estaba a diario en las prácticas del equipo y dominaba el área deportiva, seguramente también debe haber influido en el presente negriazul.

SABER MÁS

El presupuesto: 150.000 dólares mensuales

El presupuesto mensual de los negriazules es de 150.000 dólares e incluye todo el fútbol: Primera División y también las formativas. No es mucho si se lo compara con otros equipos y si se tiene en cuenta que el promedio es de unos 400.000 dólares.&

SABER MÁS

Los técnicos

Cuatro entrenadores pasaron por el club desde que regresó de Segunda División de la mano de Alejandro Apud en 2015. Juan Verzeri, Gabriel Oroza, Mario Saralegui y Alejandro Bertoldi.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)