NACIONAL

"Necesitaba un cambio"

Lozano se va a México sabiendo que no respondió, pero con la tranquilidad de que hizo todo para poder mejorar.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Brian Lozano

Frente a Wanderers, Brian Lozano jugó los últimos diez minutos con la camiseta de Nacional, al menos en este pasaje. Es que el volante ofensivo se va en la madrugada de mañana a México, para sumarse a Santos Laguna por un año a préstamo desde el América, el equipo dueño de su ficha hasta diciembre de 2018.

Mientras disfrutaba de la tarde junto a sus padres, Lozano habló con Ovación sobre este nuevo paso en su carrera: "En lo personal necesitaba un cambio de aire, la verdad es que estoy recontra agradecido con Nacional. Yo tomé la decisión de jugar en Nacional, pero no pude demostrar lo que vine a hacer, pero esto es un deporte colectivo y en lo grupal supimos sacar las cosas adelante. Se logró el objetivo con la conquista del Uruguayo Especial, cumplí un sueño, que era salir Campeón Uruguayo, fue un sueño para mi y para mi padre, gracias a todos mis compañeros".

Con voz pausada y reflexiva, Lozano agregó sobre su salida de Nacional que "mi padre se lo tomó de la misma manera, era el momento de cambiar un poco de aire, de buscar otra oportunidad en México y tratar de aprovecharla al máximo".

Luego de su salida de Defensor Sporting, donde fue figura, Lozano jugó el primer semestre del 2016 en América, el club que lo adquirió. "Volver a México lo tomo como una revancha y como una posibilidad de crecer como jugador. Una revancha lo digo porque yo cuando llegué a América estaba jugando, a mi lo que jugó una mala pasada fue la lesión, que me agarró de golpe y me dejó bastante tiempo afuera de las canchas y, después, cuando volví, sentí la falta de ritmo".

Autocrítica.

"Esta salida me va a ayudar a madurar, a ponerme fuerte de cabeza, creo que el jugador a veces precisa de estas cosas. De Nacional me llevo grandes cosas, tremendos compañeros, jugué en un club muy grande de América. Si bien no me pude lucir en lo personal, me llevo cosas positivas", afirmó Lozano, que desde que llegó al equipo tricolor en julio de 2016 jugó 25 partidos, 10 de ellos como titular, totalizando 1.039 minutos, es decir, como si hubiera jugado los 90 minutos en 11 encuentros.

Sobre el motivo de por qué no logró afianzarse nunca en Nacional, Lozano afirmó que "fueron muchas cosas; yo entrené siempre al 100% para intentar aprovechar las oportunidades que se me daban. No me terminé de afianzar nunca en los partidos que me tocó jugar, aunque la mayoría fueron entrando desde el banco de suplentes y eso genera que ya entrás con un ritmo de partido alto. Cuando entrás de afuera se siente porque enseguida sentís el ahogo, pero no son excusas, no me han salido las cosas bien. Últimamente, cuando me tocaba entrar, ingresaba con esa presión de querer hacer las cosas bien en una jugada, le erré en ese camino. Era cuando tenía que entrar y jugar más simple para agarrar confianza y hacía todo lo contrario".

Este tema de mentalidad y de ansiedad, Lozano lo visualizó y lo trató con un especialista. "Yo soy una persona abierta, no me gusta guardarme estas cosas porque creo que cuando uno se guarda las cosas es peor. Yo he hablado con mis familiares, mismo mis compañeros me han hablado con el tema de que yo quería entrar y responder y ya entraba ansioso, de querer mostrarme en una sola jugada y le erraba en el procedimiento. También he ido a un psicólogo particular por este tema, me ha ayudado muchísimo. También mis compañeros, por los que yo tengo un gran aprecio por el trato de ellos hacia mí, que yo me fastidiaba mucho y me enojaba mucho conmigo mismo. Ir al psicólogo deportivo me ha ayudado mucho en este último tiempo. A veces no me tocaba jugar, obviamente que uno se enoja cuando no le toca jugar, pero no lo demostraba tanto como lo hice en algunos momentos, en cosas que no sumaban para el grupo".

El mediapunta de 23 años también se expresó sobre si entendía las decisiones de Martín Lasarte, cuando él no jugaba: "Esto es todo a rendimiento, el técnico siempre trata de buscar la mejor opción para el partido y uno siempre tiene que respetar las decisiones. Capaz que en algún momento yo podría haber jugado, pero el técnico es el que toma las decisiones y uno las tiene que respetar, le guste o no le guste. Siempre traté de entrar para sumar para el equipo".

Lozano no le cerró las puertas a Nacional en un futuro. "Uno nunca sabe las vueltas del fútbol. Si Dios quiere en algún momento se podrá volver y demostrar lo que realmente no pude hacer. Uno hace su trabajo y busca lo mejor para uno mismo. No le erré al elegir Nacional, fuimos campeones, peleamos el Apertura hasta último momento, clasificamos a los octavos de la Copa. Yo no le cierro las puertas a ningún lado", concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)