EN EL CENTENARIO

Naranja metálica

Sud América venció a Peñarol y se dio el gusto de ganarle a los dos grandes en cinco fechas del Clausura. El aurinegro jugó mal y puede ceder la punta.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Sud América-Peñarol. Foto: F. Flores

Mire qué equipo: Migliore; Valdez, Mac Eachen, “Japo” Rodríguez; Pacheco, Aguiar, Hernán (no Marcel) Novick; Zalayeta; Urretavizcaya, Leyes y Facundo Rodríguez. Con algunos matices, se debe decir que es un equipazo.

Un 3-3-1-3 digno de Juan Ramón Carrasco, pero que lo paró Pablo Bengoechea para cerrar el partido ante Sud América.

Ocho jugadores de los 10 de cancha netamente ofensivos y sin embargo Peñarol no pudo convertir. Muy distinta fue la imagen que dejó el aurinegro respecto al de una semana atrás en el Centenario en el gran triunfo (2-0) sobre Defensor y cosechó su primera derrota en el Clausura.

Que Peñarol jugó mal no hay dudas, porque no logró hacer trascender a sus veloces delanteros, careció de precisión en las entregas y de ideas para quebrar a una defensa rival bien plantada pese a haber acumulado hombres en ataque.

Bengoechea hizo lo que debía: arriesgar. Sacó a los dos laterales para darle cabida a futbolistas de ataque, terminó con dos zagueros como únicos jugadores de contención y posicionó a su equipo en cancha rival para tratar de anotar ese gol que neutralizara el conseguido por Sud América a los 10’ cuando Ángel Luna definió en gran forma dentro del área luego de robarle él mismo la pelota a Andrés Rodales en la salida. Esta vez fallaron los jugadores.

Aguiar desconocido por sus errores con el balón; Pacheco intrascendente; Urretaviscaya anulado; el “Japo” Rodríguez con escasa elaboración; Zalayeta encimado y neutralizado; Leyes una vez más desaprovechando la ocasión de mostrarse.

Perdió Peñarol y fue justo, porque aunque prácticamente monopolizó el balón, hizo mucho menos que Sud América cuando lo tuvo.
La mayor preocupación de Bengoechea debe ser encontrarle la vuelta para que Urretaviscaya pueda seguir desequilibrando, porque Sud América marcó la pauta de cómo hay que marcarlo y el resto tomará nota.

Un párrafo para la IASA. Jugar lindo no es jugar bien. Sud América puede no haber jugado lindo, pero sí lo hizo bien, porque fue inteligente, aprovechó al máximo sus virtudes y minimizó sus carencias. Eso es jugar bien.

El equipo de Jorge Vivaldo se dio el gusto de ganarle a los dos grandes en pocos días. Sud América disfruta, Peñarol sufre y Atenas se lamenta, porque si no le hubieran postergado el partido hoy podría ser el único líder.

SUD AMÉRICA 1-0 PEÑAROL

Estadio Centenario

Jueces: Leodan González; Carlos Pastorino y Carlos Barreiro.

Sud América: Javier Irazú; Julián Perujo, Edgard Martínez, Maximiliano Pereiro, Juan Alsina; Gastón Díaz (81' Fabián Yantorno), Richard Pellejero, Fernando Arismendi (89' Mauricio Alonso), Adrián Argachá; Ángel Luna y Maureen Franco (75' Gastón Colman). DT: J. Vivaldo.

Peñarol: Pablo Migliore; Andrés Rodales (55' Gabriel Leyes), Carlos Valdez, Emilio Mac Eachen, Gianni Rodríguez (67' Hernán Novick); Jonathan Urretaviscaya, Jonathan Sandoval (46' Facundo Rodríguez), Luis Aguiar, Jorge Rodríguez; Antonio Pacheco y Marcelo Zalayeta. DT. P. Bengoechea.

Gol: 10' Luna (SA)

Roja: 61' Luna (SA)

Amarillas: Alsina, Luna, Pellejero y Martínez (SA). Urretaviscaya y Mac Eachen (P)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)