NACIONAL

"Nano" sigue empujando por su sueño

Ramos, que a los 23 años no se da por vencido y busca su lugar en primera, abrió el triunfo clásico

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Derecha mágica. Gonzalo Ramos lleva atada la pelota; Píriz no puede hacer nada.

A los 23 años, cuando la mayoría ya se decidió entre recorrer el fútbol bajo las luminarias de los elegidos en las ligas europeas o formar parte del largo listado de jugadores que seguirán eternamente en la competencia local, Gonzalo "Nano" Ramos, todavía no se da por vencido y busca su lugar en el mundo del fútbol. Anoche se ganó otra vez un espacio en la oncena de Nacional en el segundo clásico de la temporada y le puso a su actuación la perlita del gol que abrió el triunfo.

"Nano", que se tomó sus tiempos, sigue construyendo la historia en Primera división, que empezó en 2010 —cuando pasó a préstamo a River Plate para que ganara experiencia en el fútbol profesional— pero que se estancó en ese filtro que los equipos grandes tienen para aquellos jugadores que no calzan el nivel de figuras internacionales. Primero le pusieron a "Matute" Morales, después a Marcelo Gallardo y, en los últimos tres años a Álvaro Recoba e Ignacio González, además de sus pares que surgen con talento para pulsear con los experientes.

A los 22 años, ese nivel que no está escrito en ninguna regla pero que se establece como límite para triunfar o quedar descartado en los equipos grandes, Ramos desembarcó en el plantel principal de Rodolfo Arruabarrena. "Jugar en Nacional, tener esta oportunidad, es muy importante para cualquier jugador nacido en el club. El tema está en aprovechar la chance cuando se dé", le dijo el jugador a Ovación. A fines de agosto de 2013 llegó al vestuario de Primera. Sin embargo, su vuelo fue corto: en la última temporada jugó cuatro partidos (debutó a fines de octubre, cuando se lesionó "Nacho" González), y así como surgió en el plantel principal desapareció de los primeros planos y terminó en Tercera división, donde había jugado con gran suceso en los últimos años.

Mientras todos sus compañeros de generación hacían las valijas (Sebastián Coates a Inglaterra, Facundo Píriz a Rusia, Santiago "Morro" García a Brasil y Maximiliano Calzada a Rumania), él seguía alimentando sus sueños en Los Céspedes.

Este 2015, a sus 23 años, otra vez lo vuelve a poner ahí en la carrera más difícil, porque "Nano" tiene que pulsear en una posición tan competitiva con Recoba y Gastón Pereiro (en la sub 20), pero no se da por vencido. Anoche, con ese gol de cabeza que puso el 1-0, con el buen trato que le dio a la pelota y con su calidad para las pelotas quietas, intentó abrir esa puerta que espera desde que llegó hace una década a las juveniles del club.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º