#OVACIONENLAFINAL

A Nández y Mora los tienen en un pedestal

El "Pulga" se ganó su lugar en River y todos lo quieren en el club, mientras que Nahitan ya se robó el corazón de todo Boca.

Los hinchas de Boca y River llenaron de elogios a los uruguayos. Fotos: Mateo Vázquez
Los hinchas de Boca y River llenaron de elogios a los uruguayos. Fotos: Mateo Vázquez

Dame siempre a un uruguayo. Olvidate”. La frase es común y hasta se repite a la hora de preguntarle a los argentinos por jugadores nacidos en Uruguay.

La garra charrúa, el empuje, las ganas, la técnica en muchos casos, la fuerza en otros y el idilio con la gente son aspectos que se valoran y mucho del otro lado del Río de la Plata a la hora de recordar o describir a futbolistas celestes.

Esta tarde, River Plate y Boca Juniors protagonizarán un clásico que en Argentina se denomina como “la final de todos los tiempos”.

Y como no podía ser de otra manera, habrá uruguayos que buscarán tener su grado de protagonismo.

Rodrigo Mora, Camilo Mayada, Nicolás De la Cruz y el profe Marcelo Tulbovitz formar parte del plantel de River, mientras que Nahitan Nández y Lucas Olaza son jugadores de Boca.

Todos, a su manera, intentan demostrar por qué están hoy en sus respectivos clubes, pero hay dos futbolistas que sobresalen el libreto a la hora la consulta popular: Nández y Mora son los elegidos de los argentinos.

“Cuando me enteré que venía a jugar a Boca, la verdad, no tenía ni idea de quién era. No lo conocía. Sabía que era jugador de Peñarol, pero nada más. Llegó al club y calladito se fue ganando su lugar. Hoy para mí es titular indiscutido, yo lo quiero siempre en el equipo”, le contó a Ovación Juan, un hincha de Boca que a sus 51 años ya vio pasar a varios futbolistas uruguayos por los xeneizes y hoy está encantado con Nández (22 años).

Es que en muy poco tiempo vistiendo una camiseta tan importante como la de Boca, Nahitan rindió más de lo esperado, hizo algún gol importante, clásico frente a River incluido, y de a poco se fue ganando el corazón del hincha.

Los hinchas xeneizes y un solo grito para Nahitan: "Nández, Nández, Nández, huevo, huevo, huevo".
Los hinchas xeneizes y un solo grito para Nahitan: "Nández, Nández, Nández, huevo, huevo, huevo".

Y salvando algunas distancias, está recorriendo el camino que transitó Rodrigo Mora. El riverense de 31 años que llegó a River Plate en 2012, para muchos fanáticos se transformó en un ídolo.

Fabián tiene 49 años y ya vio pasar a muchos y muy buenos uruguayos por River, pero con Rodrigo Mora se generó un idilio particular: “Cuando llegó al club empezó a hacer goles, se fue, volvió, hizo mas goles, tuvo una lesión complicada que superó poniendo garra como los uruguayos y acá está de nuevo entre nosotros. Me genera mucha admiración verlo con la camiseta de River porque muchos hinchas del club nos sentimos identificados con él”.

Mora logró con la camiseta del “millo” la Copa Sudamericana 2014, la Libertadores 2015, la Recopa Sudamericana en 2014 y 2015, un Apertura, un Clausura, dos Copas Argentinas y la Recopa Argentina de este año. Números más que envidiables por cualquier futbolista y por eso, el “Pulga” o “Morita” como le suelen decir, es un jugador muy querido en todo River.

“Ojalá se quede muchos años más en el club porque siempre hace goles importantes”, tiró Joaquín, un niño de 9 años que junto a sus padres estaba en la fila ayer en el Museo River para sacarse una foto con la Copa Libertadores que fue exhibida para los fanáticos del millonario. Tenía la camiseta con la 7 de Mora.

La pasión del hincha con la camiseta de Rodrigo Mora.
La pasión del hincha con la camiseta de Rodrigo Mora.

Y si se trata de pedir que un jugador se quede por mucho tiempo en un club, otro uruguayo sale a escena: Nández.

En base a su sacrificado juego, a la entrega y también algunos goles importantes (ya sabe lo que es anotarle a River en un clásico), el volante enamoró a los hinchas de Boca.

Braulio va siempre a La Bombonera y con Nahitan tiene una historia particular como muchos fanáticos xeneizes: “No lo conocía para nada. ‘¿Quién es este?’ pregunté cuando vi que venía a Boca. Pero el pibe empezó a jugar y sobre todo a demostrar, porque con esta camiseta, sino demostrás estás frito. Ahora dámelo siempre, lo quiero en el equipo. Olvidate”, expresó.

No llega a ser catalogado como ídolo. Aún falta para eso, pero la de hoy puede ser una gran oportunidad para transformarse en un jugador cuyo nombre quede para siempre en la historia de Boca si le gana esta final de la Libertadores a River, el rival de todas las horas, de toda la historia.

En el caso de Mora, para muchos sí es ídolo. Ganar la Sudamericana, la Libertadores y varios clásicos suma muchísimos puntos en la escala de valoración y el uruguayo se ganó un lugar importante en la historia del equipo millonario. En varias gigantografías del Monumental, Mora es moneda corriente y sin dudas, de los más queridos por los fanáticos riverplatenses.

“Tiene estirpe de caudillo. Me gustan sus corridas, sus goles, sus ganas a la hora de presionar al rival arriba. Ahora le falta un poco de fútbol pero cuando lo agarre, va a volver a ser ese Mora que nos enamoró a todos los hinchas de River”, afirmó Marcelo, otro fanático del “millo”, y también del futbolista nacido en Rivera.

Wilme Fernández es uruguayo y hace 32 años vive en La Boca. Se hizo fanático del xeneize y de Nández opinó que “es un todo terreno, está en toda la cancha y tiene mucho futuro en este club. Le va a ir muy bien y ya lo está demostrando. Aparte, tiene sangre charrúa, como yo (risas)”.

Rodrigo Mora ya escribió sus mejores páginas en River y quiere seguir sumando éxitos. Ya tiene su lugar entre los hinchas, aunque va por más. Nahitan Nández busca hacer historia y transformarse en ídolo de Boca. Pero no solo la nacionalidad los une: los dos están en un pedestal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)