PEÑAROL

"Nadie fue capaz de llamarme"

Nicolás Albarracín se marchó al Cali dolido por haberse enterado por la radio que era prescindible.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Despedida. Nicolás Albarracín viajo ayer hacia Colombia.

Mientras Peñarol realizaba su primer entrenamiento del año en Los Aromos, Nicolás Albarracín viajaba nuevamente hacia Colombia. Es que finalmente se pudieron solucionar las diferencias económicas con Deportivo Cali (un tema de los impuestos sobre su salario que no estaba claro) y firmará contrato por un año con opción de compra.

El pase terminó de solucionarse en la madrugada del martes. Tal es así, que Albarracín —que estaba en la lista de los jugadores que tenían que presentarse a entrenar ayer en Los Aromos— le tuvo que avisar a Nahitan Nández y a Andrés Rodales, con quienes se turnaba para ir juntos a la práctica, que retornaba a Colombia.

"Por suerte, el tema se pudo solucionar. Se hizo un esfuerzo de ambas partes", contó Albarracín al partir. El volante reconoció que estaba bastante bajoneado cuando, tras pasar la revisación médica en Cali, el pase se cayó y él regresó a Montevideo. "Estaba un poco nervioso, pero por suerte todo se arregló. Se trató de una confusión con el tema de los impuestos", explicó.

Regresar de Colombia sabiendo que el nuevo técnico aurinegro no iba a contar con él fue duro para Albarracín. Sobre todo por la forma en que se enteró de que no iban a tenerlo en cuenta. "Lo supe por la prensa. Así me enteré que era un jugador prescindible para el nuevo cuerpo técnico. Yo estaba en Cabo Polonio de vacaciones y escuché al gerente Gonzalo De Los Santos decir en la radio que yo era un jugador prescindible. Dijo que yo era un jugador joven, con desarrollo y futuro, pero que en este momento Peñarol no iba a contar conmigo. Me dolió por la forma. Nadie del club fue capaz de llamarme para decírmelo, ningún directivo. Me tuve que enterar por la radio", agregó. "Cuando nos enteramos, el Pelado Rabajda se movió enseguida y así surgió la posibilidad de irme a Cali".

A pesar del mal Campeonato Uruguayo Especial que hizo Peñarol, Albarracín levantó mucho al final y fue de los mejores exponentes del equipo. "Uno se queda con la sensación amarga por lo que fue el campeonato. Me hubiera gustado jugar bien y que eso ayudara al equipo a pelear el título", reconoció. "Fue una lástima porque hay un gran plantel, con muy buenos jugadores y grandes personas. Seguramente, el tema de la adaptación influyó bastante", afirmó intentando buscar una explicación al bajo rendimiento carbonero en el último semestre. "Tengo muchos amigos en el plantel y estoy seguro que ahora van a hacer un gran campeonato", apuntó.

Colombia.

Albarracín se ilusiona con su futuro en el equipo caleño. "Creo que me voy a adaptar bien al fútbol colombiano. Además, el técnico me pidió y eso te da mucha confianza. Voy a un equipo que está muy bien y que va a pelear el campeonato. Paso de un grande a otro y eso es muy importante".

Aunque deberá viajar por toda Colombia para jugar, incluso en lugares con altura, vivirá en la ciudad conocida como "Sucursal del Cielo". "Es invierno y había 25°", contó el volante que tiene por delante 15 días de pretemporada. Será en la sede campestre del Cali ubicada en el sur de la ciudad. Lo presentarán con bombos y platillos el viernes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)