COPA LIBERTADORES

Nacional sacó el punto definitivo

Nacional y River Plate empataron 2-2 y el punto le sirvió al tricolor para seguir en la Copa Libertadores, pero el darsenero se despidió.

Resulta raro decirlo, pero un rato después de concretado el 2-2 entre River Plate y Nacional por la quinta fecha del Grupo 2 de la Copa Libertadores, las sensaciones en los vestuarios no iban de acuerdo a lo que había dejado el resultado.

Los tricolores habían conseguido el punto que necesitaban para clasificar a los octavos de final y estaban conformes, pero no contentos.

Los darseneros habían cedido dos unidades tan vitales que les habían cercenado el sueño de seguir en carrera. Por eso estaban contentos, pero no conformes.

¿Cómo puede explicarse? Veamos. Nacional consiguió el objetivo primordial que era asegurar su presencia en la siguiente fase, pero no jugó bien. No obstante, mereció ganar porque tácticamente fue el dominador del juego y transformó en figura rival al arquero Nicola Pérez. El no haber podido ganar, sumado a que no consiguió vencer a River en ninguno de los dos partidos, dejó una sensación de frustración que opacó un tanto el logro de la clasificación. Pero hay otros factores que molestan a los tricolores.

Uno de ellos es que sacan cuentas y estos dos puntos cedidos luego de estar en ventaja 2-1 (la cual para peor se desvaneció por un infortunado gol en contra de “Nacho” González) pueden ser clave para el futuro. Pueden incluso costarle el primer puesto del grupo si caen con Rosario Central el jueves próximo en el Parque Central, por la última fecha.

Incluso aún clasificando primeros les costará algunos peldaños en la tabla general que se armará al final de la primera fase para definir los cruces. Y les puede llegar a tocar un segundo fuerte. Pero eso, en todo caso, será cuestión de analizarlo más adelante. Por ahora queda la satisfacción del deber cumplido aunque, eso sí, sin mucho para celebrar.
La conformidad para Munúa y sus dirigidos debe pasar por el planteamiento táctico. Nacional ejerció una muy productiva presión en la mitad de cancha que anuló la creación de Schiappacasse, dejó sitiados así a los puntas de River y sacó un montón de contraataques, minimizando así el despliegue de Ángel Rodríguez, pues siempre se encontró a contrapié. Esa presión de Nacional generó varios robos en las cercanías del área que derivaron en faltas a favor, cuyas ejecuciones generaron un gol (el 1-1, anotado por Victorino, apenas dos minutos después que Taján sorprendiera al poner el 1-0) y un par de remates peligrosos más que no fueron gol porque uno lo tapó Pérez con una gran volada y el otro dio en el travesaño.

Nacional contó con el talento de Nicolás López para conducirlo y la velocidad de Ramírez para desequilibrar a un River errático con la pelota y en defensa, pero que se fue contento porque no perdió ninguno de los dos duelos con Nacional, porque se dio el gusto de jugar de igual a igual a nivel internacional (aunque sin buenos resultados), pero no conforme porque se fue temprano de la Copa y sentía que estaba para más.

RIVER PLATE 2 - 2 NACIONAL

River Plate: N. Pérez; C. Herrera (83' C. González), R. Conceicao, D. Flores, G. González ; B. Montelongo (80' F. Pintos),  A. Rodríguez, N. Schiappacasse; M. Santos, Ribas (71' E. Pedroso), Taján.

DT: Juan Ramón Carrasco.

Nacional: E. Conde; J. Fucile, M. Victorino, D. Polenta, A. Espino; S. Romero, F. Carballo; C Tabó (61' L. Barcia), K. Ramírez (90' A. Barbaro), N. López y L. Gamalho (53' I. González).

DT: Gustavo Munúa.

Goles: 5' Tajan (RP), 7' Victorino (N), 72' Ramírez (N), 80' I. González (en contra) (RP)

Árbitro: Enrique Cáceres (Paraguay)

Amarillas: Herrera (RP), M. Santos (RP), S. Romero (N), G. González (RP), Fucile (N)

Estadio: Centenario.

Santiago Romero y Mauricio Victorino festejando el gol de Nacional. Foto: Reuters
Santiago Romero y Mauricio Victorino festejando el gol de Nacional. Foto: Reuters
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)