CLÁSICO

Nacional quiere ser el equipo que gane la batalla aérea

En Los Céspedes se viene trabajando para ser seguro en su área y para aprovechar a los muy buenos cabeceadores que tiene en la otra.

Guzmán Corujo festeja su gol en el clásico entre Naiconal y Peñarol. Foto: Gerardo Pérez.
Guzmán Corujo festeja su gol en el clásico entre Naiconal y Peñarol. Foto: Archivo El País.

Titubear en un clásico o entregar una mínima ventaja en un simple detalle puede provocar el castigo más fuerte de todos. Quizás por esa razón, como lo reconoció el propio Guzmán Corujo en sus respuestas a los medios, en Nacional se viene trabajando en ganar la batalla del juego aéreo.

Con cabeceadores que ya dieron muestras suficientes de su efectividad en la red y en algunos casos hasta en las propias contiendas clásicas (Corujo, Facundo Píriz, Gonzalo Bergessio), el Tricolor espera que la balanza se incline a su favor por medio de este importante rubro futbolístico.

Es que no puede ignorarse, además, que también Mathías Laborda supo convertirse en protagonista de triunfos de Nacional gracias a su aparición dentro del área, lo que debería aprovecharse más que nunca, especialmente porque se cuenta con muy buenos ejecutantes, como lo son Gabriel Neves, Gonzalo Vega, Andrés D’Alessandro y el propio Maximiliano Cantera.

Pero si bien hay capacidad para ingresar como un cohete al área rival y sorprender a los adversarios, también se sabe que para evitar tener que llevarse las manos a la cara en gesto de incredulidad por lo sucedido, se tendrá que ser potencialmente más firme en el área propia. Porque del otro lado también hay muy buenos cabeceadores y con antecedentes positivos en este tipo de contiendas clásicas.

De ahí que entre tanta tarea desplegada en la Ciudad Deportiva de Los Céspedes se haya puesto el foco en mejorar el juego en el rubro de protección del área.

Corujo lo admitió: “Nosotros tenemos nuestras armas para poder dañar desde ese lugar. También es algo que estamos laburando”. Y lo refrendó cuando también reconoció: “Estamos corrigiendo todo ese tipo de errores, para minimizar todo ese margen de error, y poder darle seguridad y certezas al equipo”.

Se trata de un gran reto. Quizás determinante en el clásico, porque no es poca cosa adueñarse del reino del cielo. Es que ahí, en las alturas, en el juego de la azotea, el que se muestre más efectivo y firme se acomodará mejor para llevar agua para su molino. De ahí que es clave ganar la batalla aérea.

en tres colores

Lo dijeron

El goleador y capitán
“Este clásico en el Parque es muy especial, así que para nosotros es muy importante. Para mí es un orgullo y una responsabilidad muy grande ser el capitán de Nacional. Pero también una alegría”, dijo Gonzalo Bergessio.

El director técnico
“Los tres puntos, el clásico, es muy importante. Y también la vuelta al Parque Central. No hay cosa más linda que jugar en casa. Siento alegría, pasión y responsabilidad”, dijo Alejandro Cappuccio.

El "Cabezón"
 “Soy privilegiado de jugar uno de los clásicos más importantes de Sudamérica. Estamos bien y tenemos la responsabilidad de mantener la punta”, manifestó Andrés D’Alessandro a Radio Colonia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados