TRICOLORES

Bergessio y Giordano fueron frontales con el plantel y Nacional recargó sus pilas

El equipo de Jorge Giordano llegará al partido frente a Montevideo Wanderers recuperado físicamente, con unión colectiva fomentada por diálogos de frente y mucha confianza en los jugadores.

Felipe Carballo, un jugador de rendimiento destacado en el mediocampo
Felipe Carballo, un jugador de rendimiento destacado en el mediocampo. Foto: @Nacional.

El capitán se dio cuenta de que se había bajado del barco con sus declaraciones y se puso la cinta en el brazo para liderar un diálogo frontal. El técnico entendió que era hora de forjar un compromiso colectivo más fuerte y unió las filas con palabras claras que sentaron otra vez las bases del gran objetivo. En Los Céspedes, Gonzalo Bergessio y Jorge Giordano, el capitán y el entrenador de Nacional, dieron un paso hacia adelante.

Tan efectivo como otro que, no por decisión de Nacional, se terminó consiguiendo gracias a la situación que le tocó vivir a Peñarol con el COVID-19 y que posibilitó la suspensión de la tercera fecha. La paralización terminó siendo un grito de alivio para los futbolistas que arrastraban una competencia de 120 minutos ante Wanderers, otros 90 de juego intenso frente a Rentistas y nuevos 90 en un escenario con pasto alto (el Ubilla de Melo contra Cerro Largo) que agotó las energías de hasta los jugadores que más suelen regalar el esfuerzo en las filas tricolores.

Por esta razón, el Nacional que recibirá al Bohemio de Daniel Carreño en el Gran Parque Central llegará recuperado físicamente, fortalecido a través de los encuentros en los que hubo pedidos de disculpa y palabras de aliento para ir en la búsqueda de un nuevo título. Y con un incremento de la confianza por las situaciones deportivas que se están dando en el torneo y por las resoluciones del propio entrenador.

Es que no es menor que el equipo empieza a tener una consistencia en la reiteración de las funciones. Que la búsqueda de un mejor juego no pasa de manera exclusiva por las desesperadas decisiones de mover todo.

Giordano no altera su pensamiento por el cuestionamiento que se hace en las redes sociales y está entregando determinaciones que tienen como prioridad lograr que las piezas vayan encajando.

Por ejemplo, que el triángulo final lo sostengan Sergio Rochet, Guzmán Corujo y Renzo Orihuela es un aspecto esencial para lograr que el equipo mejore de atrás hacia adelante. Considerar que el mediocampo tiene que tener jugadores de recorridos intensos, que sean capaces de asegurar presencia en las dos áreas, ya sea con sus llegadas o con sus pases, es otro elemento confirmatorio de lo que se pretende.

Y, quizás el más significativo, es que si se reitera, como parece que finalmente ocurrirá, la intención de seguir jugando con tres delanteros para que Gonzalo Bergessio pueda recibir mayor cantidad de oportunidades de convertir, se entrega continuidad y confianza a jugadores que tienen habilidad y velocidad.

detalles importantes

En la búsqueda del éxito

La zaga se afirma
Guzmán Corujo y Renzo Orihuela se están complementando cada vez mejor. Por arriba el primero resulta infranqueable. Renzo está mostrando además que puede asumir el manejo del balón desde el fondo.

El arco más seguro
Sergio Rochet, que amplió su vínculo con el tricolor hasta 2023, se ha convertido en el mejor arquero del fútbol uruguayo. Entrega seguridad y con sobriedad. Su técnica lo ayuda a resolver diversas situaciones.

El fisico y el banco
Frente a Montevideo Wanderers Nacional podrá volver a tener en el banco de suplentes a Thiago Vecino. Además, los jugadores dejaron atrás la sobrecarga de competencia que arrastraban.

Confianza al ataque
Darle continuidad a varios futbolistas puede elevar el grado de confianza que necesitan jugadores de destacada habilidad como Pablo García y Brian Ocampo. Los dos pueden lograr un repunte.

Los diálogos constructivos
Bergessio tomó la batuta y lideró una conversación grupal que tuvo como base la aceptación de que no fueron correctas sus expresiones públicas, cuando otros compañeros asumieron el error como grupo.

Además, tampoco es menor que ya quedó atrás la lesión de Thiago Vecino, con lo que en el banco de suplentes estará el sustituto natural de Bergessio. Y, si se quiere, hasta el hombre que supo complementarse bien con el cordobés cuando se les requirió jugar juntos.

La ventaja en tabla, la comprobación de que nadie se le arrima peligrosamente, también es un aliciente para llegar al sábado con todas las pilas recargadas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados