AUF

Nacional y Peñarol pueden jugar un Uruguayo con los equipos de OFI

Los grandes no están dispuestos a ceder terreno político y la radicalización de algunos clubes los está empujando a ingresar a un escenario que no deseaban.

Rodrigo Amaral y Fabricio Formiliano en el clásico Peñarol vs. nacional
Rodrigo Amaral y Fabricio Formiliano en un clásico.

Unidos. Y con una postura muy firme en defensa de su peso institucional. Nacional y Peñarol manejan con determinación la posibilidad de recorrer un camino de quiebre con otros clubes de Primera división si se sostiene la idea de forjar una Liga que aspire a disminuir el lugar que actualmente ocupan en el fútbol uruguayo. Esto significa que no descartan la posibilidad de unirse con algunos clubes metropolitanos y las instituciones de OFI para jugar un Campeonato Uruguayo que sería más genuino.

El nuevo escenario que impera en la AUF, con la fuerza que el Congreso le terminó sacando a los clubes profesionales, ha permitido que Peñarol y Nacional recuperasen el poder político, situación que se había visto disminuida en la anterior ciclo por la unión que se forjó entre Danubio, Defensor Sporting, Liverpool, River Plate y Wanderers.

Los grandes hoy vuelven a tener una incidencia mayúscula, respaldados por los futbolistas y por el fútbol amateur. Ese papel preponderante, considerado por ellos como bisagra dentro del fútbol uruguayo, es lo que hace que hoy se asuma una posición muy firme.

Si bien no quieren entrar en el escenario de la confrontación, porque obviamente se entablaría una división muy grande, si el sentimiento de radicalización se sostiene recorrerán el camino de ir hacia una Liga que los una con algunos clubes metropolitanos y la Organización del Fútbol del Interior.

Hay dirigentes tricolores y aurinegros que ya mantuvieron algunas contactos con directivos del fútbol chacarero y están convencidos que el impacto que se conseguiría con una Liga de esta naturaleza sería de alto vuelo.

Este aspecto, según supo Ovación, ya fue puesto de manifiesto a distintos sectores del fútbol uruguayo, porque no van a aceptar que se minimice su valor ni que se les afecte los ingresos.

Es claro que dentro de la lucha política también hay aspectos que tienen que ver con la economía de las instituciones y la categorización que se puede tener en los negocios que el fútbol realice para el incremento de los ingresos.

Los doce clubes que aspiran a crear una Liga Profesional hoy no van a contar con el aporte de aurinegros y tricolores, por lo que la defensa de ese proyecto puede llegar a generar dos Ligas en Uruguay. Y la segunda, a juzgar por lo que se precisa, estaría dentro de la órbita de la AUF.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados