ANTECEDENES

De 1933 a 2018, Nacional y Peñarol definieron 14 veces con 26 finales

Al igual que sucederá en la definición del Campeonato Uruguayo 2019, los dos grandes estuvieron en la definición en varias ediciones. En la era amateur hubo solo un clásico.

Clásico del fútbol uruguayo
Santiago Romero, los nueve de Nacional ante Peñarol el pico en 1934, Peñarol campeón de 1944 y Matías Aguirregaray. Fotos: Archivo El País

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Los clubes grandes definieron el Campeonato Uruguayo profesional 14 veces a través de finales, jugando un total de 26 partidos. A partir del miércoles esa lista de definiciones mano a mano se extenderá al menos con dos encuentros más.

La historia del Uruguayo de la era rentada es, en buena medida, la de la pulseada antre Nacional y Peñarol. Y muchas veces ocurrió que cuando uno fue campeón, el otro fue el vice. En esas 14 ocasiones anotadas al comienzo, el título no se resolvió al cabo del torneo, sino en enfrentamientos extras. En muchos casos incluso hubo que recurrir a alargues.

Por supuesto que la situación se hizo más común desde 1994, cuando se implantó el sistema de torneos Apertura y Clausura, con la factibilidad de disputar finales. Pero entre 1932 y 1986 ya habían resuelto así seis temporadas.

En 1933, Nacional fue campeón al cabo de tres finales (0-0, 0-0 y 3-2). La primera fue el famoso duelo del “gol de la valija” que terminó en suspensión y el pico del nueve contra once. El partido comenzó el 27 de mayo de 1934 y se completó el 25 de agosto. En esta última fecha se jugaron 25 minutos que restaban más dos alargues de 30 minutos cada uno.

El último encuentro fue el 18 de noviembre de 1934. Y luego de tantos minutos sin goles, hubo cinco gritos: tres del albo Héctor Castro y para el mirasol Braulio Castro y Arremón. Debe aclararse que el reglamento establecía una sola final, pero como no existía la definición por penales, era necesario jugar tantas veces como resultara necesario.

El Uruguayo de 1939 se decidió en una única final, que se jugó el 28 de abril de 1940 y al cabo de un alargue ganó Nacional por 3-2. Los 90 minutos se cerraron con un gol de cada lado: Arispe y Camaití. En el tiempo suplementario convirtieron Volpi, Atilio García y de nuevo Camaití. Con esta conquista, el tricolor inició su Quinquenio.

Peñarol ganó el Campeonato de 1944 luego de dos finales: la primera terminó sin goles pese a jugarse dos alargues de 30 minutos y la segunda con el triunfo aurinegro por 3 a 2: dos de Atilio García que dieron vuelta Prais, Obdulio Varela y Vidal.

La final de 1952 se jugó el 25 de febrero del año siguiente y Nacional se impuso 4 a 2. Los goles fueron de Julio Pérez, Enrico (2) y Ambrois para el ganador, Míguez y Santamaría en contra para el derrotado.

El torneo de 1959 se definió a favor de Peñarol por 2 a 0 el 20 de marzo de 1960. Fue la vez que expulsaron a cuatro hombres de cada equipo. Los goles estuvieron a cargo de Cubilla y Linazza en los últimos 10 minutos.

¿Por qué tanta demora en la fijación de algunas de estas finales? Hubo varias razones. En 1933 los resultados eran apelables, por lo cual hubo que esperar fallos del tribunal arbitral. En 1939 se postergó por algunos compromisos de la Selección uruguaya y una gira tricolor. En 1952 por la disputa en enero de la Copa Montevideo, organizada por ambos clubes. Y en 1959 por el Sudamericano de Guayaquil en diciembre, más una hábil jugada de los dirigentes aurinegros para abrir una pausa luego del torneo.

Hasta 1986 no hubo más finales. Por el Uruguayo de ese año se disputó una el 6 de enero de 1987, en virtud de un pacto entre los dos clubes que despertó muchas polémicas en su momento, pues la tabla de posiciones se cerró con Nacional en el primer puesto. Esa vez terminó 0 a 0 y por primera vez se ejecutaron penales, que le dieron el triunfo a Peñarol por 4-3.

Ya bajo el formato de dos torneos anuales, en 1995 hubo cuatro clásicos en apenas once días para definir el campeón. Nacional ganó el Clausura sobre Peñarol en desempate (2-2 y por penales (5-3). Si el aurinegro hubiera ganado esa tarde ya era campeón uruguayo, pues había conquistado el Apertura. Hubo entonces tres finales: Peñarol ganó 1-0 la primera, perdió 2-1 la segunda y volvió a ganar 3-1 en la finalísima para obtener el título. Todo se cerró con un gol de Bengoechea.

En 1996, Peñarol ganó el Apertura y Nacional el Clausura (no existía la tabla Anual). El aurinegro se impuso 1-0 en la primera final con gol de Tais y el empate 1-1 (Pacheco y Parodi) en la segunda le dio la corona. Hubo dos expulsados por bando esa tarde.

Un año más tarde se volvieron a cruzar en la pelea por el Uruguayo, pero en realidad se trató de una semifinal: Peñarol venció 3-2 a su rival de siempre y pasó a las finales, en las que derrotaría Defensor Sporting y obtendría su segundo Quinquenio.

En 1999, Nacional se llevó el Apertura y Peñarol el Clausura. Definieron el Uruguayo al mejor de tres partidos: luego de dos empates 1-1, el aurinegro se quedó con el triunfo y la copa por 2-1. Marcaron Gabriel Alvez, Darío Rodríguez y Pandiani. La serie se extendió durante once días y estuvo marcada por las polémicas alrededor de los arbitrajes

La temporada siguiente repitió los resultados de los torneos cortos: el Apertura fue tricolor, el Clausura aurinegro. Nacional resultó campeón venciendo la primera final por 1 a 0 con gol de penal de Sergio Martínez y empatando la segunda en un gol (Martínez de penal otra vez y Bizera). Aquella vez el telón de fondo al duelo fue la pelea tras el clásico del Clausura, que terminó con varios futbolistas presos y sancionados.

En 2003, ya bajo el imperio de la norma que da ventajas al vencedor de la tabla Anual, alcanzó con un solo encuentro para que Peñarol firmara el título. Nacional había sido ganador del Apertura, el aurinegro del Clausura y la tabla anual. Y al imponerse en la semifinal por 1 a 0 con gol de Bizera logró el campeonato.

Luego de varias temporadas en las cuales Defensor y Danubio se metieron en las definiciones, el choque de los grandes por el título volvió en 2009-2010. El Apertura fue de Nacional, el Clausura y la tabla anual de Peñarol. Sin embargo, la semifinal favoreció a Nacional (2-0), por lo cual fue necesario disputar dos finales. Peñarol ganó la primera 1-0 con gol de Pacheco, empató la segunda 1-1 (Lembo y Aguirregaray) y logró el título. En este último encuentro se estrenó el “pulmón” de la tribuna Olímpica.

En la temporada 2014-2015, Nacional obtuvo el Apertura y la tabla anual, Peñarol se llevó el Clausura. En la semifinal se impuso el tricolor por 3-2 y fue campeón. El tricolor se imponía con goles de Sebastián Fernández y Alonso; el aurinegro lo igualó con dos de Aguiar sobre el final y fueron al tiempo suplementario. Entonces decidió un gol de Romero. El partido no terminó debido a incidentes originados por la barra de Peñarol en la tribuna Amsterdam, que derivaron en la entrada de la ambulancia a la cancha.

Y la última pulseada hasta ahora se registró en 2018. El tricolor fue dueño del Apertura, el aurinegro del Clausura y la tabla anual. Fueron a la semifinal y Peñarol se impuso 2 a 1 en el alargue para festejar el título. Los goles fueron de Zunino, Formiliano y Cebolla Rodríguez de penal.

Período amateur

Solamente una final: 1903

En las tres décadas del amateurismo, la única final clásica por la entonces llamada Copa Uruguaya fue la de 1903, disputada el 28 de agosto del año siguiente entre Nacional y el viejo CURCC. Ganaron los albos 3-2 con dos goles de Bolívar Céspedes y otro de su hermano Carlos. El partido se jugó mientras en campaña se peleaba por la Guerra Civil.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)