TRICOLORES

Nacional y un negocio redondo por Felipe Carballo

El volante se desligó de Sevilla, firmó por tres años y los albos se quedaron con el 50% de la ficha. 

Felipe Carballo se lleva la pelota y Kevin Méndez, de gran partido, lo persigue. FOTO: N. Pereyra.
FOTO: Nicolás Pereyra.

Después de la confirmación de la llegada de Andrés D’Alessandro, Nacional cerró ayer otra buena noticia en el 2021: Felipe Carballo continuará.

La negociación con Sevilla la llevó adelante el empresario Pablo Boselli, mientras que por Nacional fue el propio presidente José Decurnex quien estuvo en el tema.

Carballo se desligó completamente de Sevilla, equipo que en agosto de 2017 había pago una cifra cercana a los tres millones de dólares por la ficha del volante, quien había firmado por cinco temporadas.

Ahora, el montevideano firma con los tricolores por tres temporadas y se queda con el 50% de la ficha. Cada año irá creciendo el monto del salario del futbolista en un negocio que fue catalogado como positivo por los directivos teniendo en cuenta que es un futbolista importante para Nacional.

“Ya no tiene ninguna vinculación con el Sevilla. Al estar jugando en el mismo equipo, Felipe no tiene problema para seguir jugando el Clausura en Nacional; el problema es cuando se cambia de equipo”, aseguró el representante del jugador, Pablo Boselli, a Ovación, por lo que Carballo ya podrá estar a la orden del técnico Jorge Giordano para la final del Torneo Intermedio contra Wanderers, que se disputará el próximo jueves, a la hora 20:00, en el Centenario.

SU TEMPORADA. Carballo es un jugador que durante todo el 2020 fue tenido en cuenta por los técnicos Gustavo Munúa y Jorge Giordano. Tuvo regularidad, aunque por momentos de la temporada no fue titular, o lo guardaron para jugar por la Libertadores.

Nacional jugó el año pasado 33 partidos y el número 20 tuvo 28 participaciones. Entre ellas, 17 partidos los jugó como titular y en 11 encuentros completó los 90 minutos. Totalizó 1744 minutos y marcó tres goles, uno en cada competencia que jugó: anotó el primero en el 2-4 de la final de la Supercopa Uruguaya contra Liverpool; otro en el 1-1 del Torneo Apertura frente a Deportivo Maldonado en el Gran Parque Central, e hizo el tanto del triunfo ante Estudiantes de Mérida por la Copa Libertadores, en el último partido que se jugó en Uruguay antes del parate por la pandemia del nuevo coronavirus.

Carballo tiene 24 años y es uno de los jugadores que se entiende muy bien con Gabriel Neves. Con él en la cancha, el 8 tiene mayores libertades y suele destacarse mucho más.

Además, con su continuidad, Nacional agranda un poco más un plantel que le quedó algo corto en la rotación después de la cantidad de bajas que sufrió debido a los contratos que se vencieron el 31 de diciembre y que no fueron renovados.

De hecho, de los 11 futbolistas que terminaban vinculo, Carballo fue el único que se buscó su continuidad. Sin dudas que algo quiere decir.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados