TORNEO INTERMEDIO

Nacional llegó menos y ganó

Nacional fue netamente superado en el segundo tiempo por Danubio, pero aguantó la ventaja que había sacado en el primero, ganó 2-1 y sumó tres unidades de mucho valor.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El festejo de Rodrigo Aguirre luego del 1-0 sobre la franja. Foto: Marcelo Bonjour

Jugar bien o mal es circunstancial. Para todo equipo profesional que compite lo esencial es ganar. Claro, cuanto mejor se juegue mayores son las posibilidades de conseguir un buen resultado.

A todo hincha le gusta que su equipo haga tres goles y dé un espectáculo, pero lo primero que reclama es ganar y mucho más en un equipo grande. Entonces, desde esa premisa debe decirse que Nacional cumplió al vencer 2-1 a Danubio. El cómo es otra historia.

Lo que no puede reprochársele al tricolor es su efectividad. Cuatro llegadas en el primer tiempo, dos goles (centro de Viudez y definición de Aguirre a los 31’ y penal por mano de Peña convertido por Sebastián Fernández a los 37’), uno anulado (a Aguirre) y un disparo de Ligüera por encima del travesaño. Todo después de una primera media hora en la que Danubio controló la pelota, filtró pases a espaldas de los volantes, pero no estuvo certero en la definición.

De la mano de Gastón Machado, la franja mostró una interesante idea de juego, con triangulaciones, apertura de cancha, rotación de piezas y avance en bloque, pero careció de precisión en las entregas para dañar a Nacional. En síntesis: tuvo buenas intenciones y malas ejecuciones.

Cometió así el pecado de perdonar al equipo grande y éste, como tal, reaccionó. Bastó con que Tabaré Viudez encontrara un espacio para poner un pase profundo al área para que se cayera la estantería en Danubio. En un abrir y cerrar de ojos Nacional pasó de dominador a dominado, porque cinco minutos después de haberse puesto en ventaja llegó el penal (mano clarísima) de Peña que Sebastián Fernández transformó en gol.

No había dos goles de diferencia entre los merecimientos de uno y otro. De hecho, debería haber alguno a favor de Danubio, pero eso en el fútbol no cuenta. Los tantos hay que hacerlos y solo el tricolor fue capaz de concretarlos en ese primer tiempo.

Danubio no claudicó. Salió a jugar el complemento confiando en su idea y su potencial. Llegó al descuento a través del panameño Abdiel Arroyo (un jugador muy interesante al que le falta un acompañante veloz) y sitió a Nacional en su área en los últimos minutos, pero no llegó al empate. Su falta de precisión y buenas atajadas de Luis Mejía lo impidieron.

También pudo haber hecho alguno más el tricolor, ya con el local jugado al todo o nada, pero allí apareció Salvador Ichazo con un par de tapadas sensacionales.

Nacional una vez más adoleció de contención en la mitad de la cancha, sufrió el 1-2 por las bandas y generó poco, pero no por culpa de Viudez y Ligüera, sino porque casi no les llegó la pelota. De hecho, cuando la tuvieron apareció lo mejor del tricolor.

Rodrigo Aguirre volvió a jugar muy bien y demostró que es el principal atacante que tiene Nacional. Lasarte busca cómo nutrirlo de fútbol y allí está su principal desafío. Las de ayer fueron buenas señales.

DANUBIO 1-2 NACIONAL

Estadio: Jardines del Hipódromo.

Árbitro: Leodán González. Asistentes: Richard Trinidad y Martín Soppi. Cuarto árbitro: Daniel Rodríguez.

Danubio: S. Ichazo; A. Peña, M. De Los Santos, Damián Malrechauffe, L. Olaza; J. Graví (46' S. Ramírez), G. González, R. Fernández (46' P. Siles), I. González; A. Arroyo y J. Dos Santos. DT: J. Giordano.

Nacional: L. Mejía; J. Fucile, R. García, D. Polenta, A. Espino; D. Arismendi, F. Carballo; T. Viudez (64' S. Rodríguez), M. Ligüera (75' H. Silveira); S. Fernández (77' B. Lozano); y R. Aguirre. DT: M. Lasarte.

Goles: 31' Aguirre (N), 36' Fernández (N) de penal y 63' Arroyo (D)

Amarillas: G. González y Siles (D). Arismendi, S. Fernández, Fucile y Polenta (N)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)