EN EL GPC

Gonzalo Bergessio anotó un gol que puede tener un gran valor en la Tabla Anual

Nacional sufrió el primer tiempo, pero fue muy superior en el segundo a un Juventud que perdió la capacidad de manejar la pelota. El tricolor apretó sus líneas, le dio amplitud a la cancha, llegó por las bandas y generó muchas situaciones de gol, pero recién a los 83' encontró el desahogo.

Gonzalo Bergessio
Grito de gol de Bergessio luego del 1-0 a Juventud. Foto: Marcelo Bonjour

Primer tiempo.

Dos grandes tapadas de Luis Mejía, una al inicio mismo del partido y otra en el final, fueron la explicación de que Juventud no se fuera en ventaja al descanso. Si bien Nacional tuvo la pelota más tiempo, fue mucho menos práctico con ella. Le faltó claridad y eso tiene una explicación: no contó con Rodrigo Amaral (lesionado) ni con Santiago Rodríguez (con la Sub 20), por lo cual le faltó un creador.

El conjunto pedrense fue bastante más vertical, aprovechando los espacios que dejó el elenco tricolor de mitad de cancha hacia atrás, con lo cual generó contraataques peligrosos y resueltos como va dicho en última instancia por Mejía.

Vale decir que Nacional debió haber tenido al menos un penal para ejecutar, porque a los 38' Guzmán Corujo fue bajado en el área luego de un grosero agarrón que el árbitro Óscar Rojas no vio, aunque también es verdad que debió haberse quedado con 10 futbolistas dos minutos más tarde cuando Matías Zunino entró fuerte y feo de atrás y solo fue amonestado.

Segundo tiempo.

Nacional salió con una postura diferente al segundo tiempo. Más parado en campo rival y sobre todo con las líneas más compactas. De esa manera manejó más la pelota, cuando la perdió logró recuperarla rápido y le robó el protagonismo a Juventud. Además, tuvo mayor amplitud de cancha al lanzar a los laterales (Cotugno por derecha y Viña por izquierda), con lo cual comenzó a meter centros punzantes.

Primero Kevin Ramírez tuvo uno muy claro, sin marca, que mandó ancho, y luego repitió Gonzálo Bergessio. El gol parecía estar al caer, pero los hinchas repetían el gesto de tomarse la cabeza.

Entró Sebastián Fernández y tuvo un par de ocasiones, pero Brito se transformó en figura tapándole un remate a quemarropa a "Papelito" y antes volando para sacarle un gran cabezazo a Matías Viña.

El tricolor sitió a Juventud, lo metió en el área y tanto insistió que finalmente obligó a una distracción, que fue dejar a Bergessio solo, algo que no había hecho en toda la noche. Y el argentino no perdonó. Cabezazo y gol para el 1-0 a los 83' que fue definitivo.

Terminó el Apertura para Nacional, que no logró su objetivo de ganarlo, pero con estos tres puntos quedó momentáneamente segundo (a la espera de cómo le vaya este sábado a Fénix) y se puso a cuatro de Peñarol, que el domingo visitará a Cerro Largo.

El tanto de Bergessio y la victoria puede no tener mucho valor ahora, pero es como un depósito a largo plazo, porque puede rendir mucho dentro de algunos meses pensando en la Tabla Anual.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)