COPA LIBERTADORES

Nacional ganó en confianza

El tricolor venció a Chapecoense como visitante por 1 a 0 y ahora definirá la serie como local el próximo miércoles en el Gran Parque Central.

Santiago Romero festeja su gol frente a Chapecoense. Foto: AFP.
Santiago Romero festeja su gol frente a Chapecoense y con esa conquista el tricolor ganó como visitante en el Arena Condá. Foto: AFP.

Como en otras tantas noches de Copa Libertadores, Nacional volvió a hacerse gigante, a resurgir para ganar un partido clave en condición de visitante y a quedar muy cerca de avanzar en el torneo continental.

Chapecoense fue el rival tricolor y en los papeles, los brasileños llegaban mejor: cuatro partidos jugados en 2018 con tres triunfos y un empate, además del invicto de 14 encuentros con Gilson Kleina como entrenador.

Pero a la “Tribu” del “Cacique” poco le importó la estadística. El tricolor llegó a Chapecó golpeado por dos derrotas clásicas y con la incertidumbre en cuanto a la situación de su capitán Diego Polenta, quien finalmente se quedará en el club.

Y como suele suceder, la cancha es la que habla y la verdad absoluta del fútbol está en los partidos.

Alexander Medina sorprendió con la inclusión de Christian Oliva en la mitad de la cancha junto a Santiago Romero y el juvenil no defraudó, sino todo lo contrario: demostró que puede ser tenido en cuenta porque jugó un partidazo en el Arena Condá.

Bien parado atrás, con relevos, buen manejo de pelota y una exigente presión en la salida de Chapecoense, fue la receta que se comenzó a cocinar en los últimos entrenamientos de Nacional y, a diferencia de lo sucedido en los clásicos de verano, en la cancha se vieron los resultados del trabajo.

El tricolor tuvo tres chances claras de gol en la primera parte como para abrir el marcador, pero la mala puntería se lo impidió a Sebastián Fernández en dos oportunidades y a Matías Zunino en otra.

Nádson con un tímido remate dentro del área exigió a Esteban Conde y por ahí pasó lo único de “Chape” en ese flojo primer tiempo del local.

Nacional entendió a lo que jugaba Chapecoense, se cuidó en la defensa y pobló la mitad de la cancha, porque al doble cinco Romero-Oliva siempre se sumaron Zunino y De Pena para colaborar. Tabaré Viudez y Sebastián Fernández hicieron un desgaste enorme presionando a la zaga rival y fueron los primeros defensores tricolores.

Ese esfuerzo terminó dando sus frutos en el cierre del partido, cuando el encuentro había caído en un pozo. El ingreso de Gonzalo Bergessio le cambió la cara al ataque y llegó el gol. A los 74’, el “Colo” Romero la mandó a guardar y puso el primer gol, ese que le iba a dar una gran victoria al equipo del “Cacique” con sufrimiento mediante.

Es que a los 76’ se fue expulsado Alfonso Espino por doble amarilla, pero Chapecoense cayó en un cúmulo indisciplinario y terminó con nueve jugadores.

Nacional se llevó la victoria de Chapecó, mostró notorios síntomas de mejoría y sobre todo, ganó en confianza.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)