TORNEO APERTURA

Nacional ha evolucionado pero aún tiene fallas clave

El juego colectivo se aprecia mucho mejor, aunque las pelotas quietas pueden ser una preocupación para el entrenador.

Foto: Nicolás Pereyra
Foto: Nicolás Pereyra

Parecía cosa hecha. Pero las campañas también entran en ese viejo dicho de los futboleros: “los partidos duran 90 minutos”. Por eso, el Nacional de Álvaro Gutiérrez empezó a cambiar la imagen que se tenía del plantel tricolor, que no paraba de perder en el torneo local y que no exhibía un estilo de juego convincente. Hoy la película se ve distinta.

Para empezar, los futbolistas elevaron su nivel, el juego colectivo creció, se evolucionó en la gestación de las jugadas y en la culminación de las mismas. El equipo está subiendo y con un impulso fuerte en lo anímico por la clasificación a los octavos de final de la Copa Libertadores.

Desde esta perspectiva se para mejor para el cotejo clásico. Y ya no solo con referencia al momento que puede vivir en lo emocional el aurinegro, sino con las propias posibilidades que se visualizaban fechas atrás. Para ser justos, el empuje de llevar el clásico al Campeón del Siglo también estaba emparentado por el hecho de que en filas aurinegras se visualizaba con gran optimismo lo que podía conseguirse.

Eso sí, en las comparaciones entre uno y otro hay aspectos del juego donde Nacional está por debajo de Peñarol. Y uno de ellos puede ser fundamental: las jugadas de pelota quieta. Los centros fueron un problema en varios partidos y hasta el propio Gutiérrez terminó reconociendo que era un elemento a mejorar de manera urgente.

Tampoco es menor que no cuente con Santiago Rodríguez, porque se le concede la fantasía en exclusividad a Rodrigo Amaral. Y eso lo hace más controlable.

ARQUERO

A examen:

Luis Mejía se adueñó del arco de Nacional por buenos rendimientos, sin embargo su recuerdo clásico no es bueno. En el verano fue expulsado. La contienda del domingo será un examen importante para su futuro.

DEFENSA

Se llueve el techo:

El tricolor sufre en el fondo con los envíos aéreos y ahí el aurinegro tiene un punto fuerte. Eso sí, tanto Felipe Carvalho como Guzmán Corujo son rápidos, fuertes y efectivos en el mano a mano.

MEDIO

Buen manejo:

Depende de su constitución. Pero Gabriel Neves asegura buena distribución del juego y Rodrigo Amaral -si juega- es el que aporta la cuota diferente y de sorpresa. Sus pases son desnivelantes y su remate ganador.

ataque

Más efectivo:

Creció. El poder de ataque del equipo de Gutiérrez se ha potenciado porque puede llegar al gol por diferentes vías. A diferencia del comienzo del ciclo, ahora se posiciona mucho más en campo rival.

ESTADO ANÍMICO

En alza:

Es el único equipo uruguayo en octavos de final de la Copa Libertadores, ha mejorado su juego y su efectividad en la red. Incrementó la confianza y se nota con el nivel de los rendimientos individuales.

DEUDA

Gonzalo Bergessio:

Aún no consiguió anotarle un gol a Peñarol, pero es un delantero que perfectamente puede abandonar el papel de definidor de jugadas para ser asistidor.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)