TORNEO APERTURA

Nacional volvió a ser

Con un Oliva descollante, el tricolor venció con autoridad.

Foto: Marcelo Bonjour.
Foto: Marcelo Bonjour.

Alexander Medina decidió para este partido colocar a la mayoría de los jugadores que son titulares en la Copa Libertadores; de hecho, sólo tres de los que habitualmente jugaban el Torneo Apertura fueron titulares: Espino, Bueno y Bergessio. La pálida imagen que dejó Nacional en la derrota de hace siete días atrás contra Progreso, y la importancia del rival que tenía enfrente, llevaron al DT a tomar esa determinación.

Así, Nacional volvió a ser un equipo sumamente intenso, tanto a la hora de jugar la pelota como a la hora de recuperarla. Además, jugó con mucha concentración y determinación.

A su frente estuvo un equipo que jugó, por momentos, pasado de revoluciones. En gran parte del partido defendió bien, pero cometió errores puntuales que le costaron caro, y fue muy liviano en la ofensiva. Además, Alejandro Acevedo (que dirigió por la suspensión de su hermano Eduardo) no arriesgó con los cambios ya que, exceptuando la última variante, sustituyó a jugadores en la misma posición, y el equipo careció de peso ofensivo.

El encuentro se hizo trabado, se jugó a pierna fuerte y en el primer tiempo fueron pocas las situaciones de gol. El árbitro Daniel Fedorczuk tuvo un criterio poco entendible con las amarillas y completó un partido para el olvido en el Gran Parque Central.

A los 32’ Christian Oliva rompió la monotonía que tenía el juego y con un pase entre líneas a Carlos De Pena empezó la jugada del gol que finalizó con el preciso centro de Jorge Fucile a Gonzalo Bergessio, que marcó así su séptimo gol en el Apertura.

En el complemento, Defensor Sporting pudo empatar con un tiro de Matías Cabrera, pero su remate pegó en Guzmán Corujo, que jugó un buen partido.

A los 53’ Oliva empezó otra vez la jugada que terminó con un desborde de Bueno, que quedó mano a mano con Guillermo Reyes, pero su tiro pegó en el palo.

Defensor sólo insinuó peligro con tiros libres lejanos y no logró complicarle la tarde-noche a Nacional. Casi que no llegó. Y ese hecho también es mérito tricolor, porque el mediocampo, bajo la batuta de Oliva, rindió muy bien.

Nicolás Correa se tuvo que ir expulsado a los 70’ por una clara falta a Espino, cuando ya tenía amarilla por agredir sin pelota, pero el juez no se la sacó.

Sobre el final, Bueno liquidó el juego luego de que Oliva recuperó una pelota que parecía perdida y Nacional se quedó con puntos clave para ser único escolta.

Está en todos lados

Christian Oliva hizo un partido soñado en el GPC

No es habitual ver a un jugador de 21 años con la regularidad que juega Christian Oliva. Debutó en Primera División en este 2018 y cada vez que juega lo hace bien. Ayer, el hincha tricolor no se paró de aplaudirlo. Empezó la jugada del primer gol; comenzó la jugada que terminó en el mano a mano de Bueno que pegó en el palo; hizo la jugada del segundo tanto, perdió la pelota, la volvió a recuperar y Bueno facturó.

Además, ve muy bien el juego. Cambios de frente adecuados para el jugador más libre, pases claros y recuperación constante. Para ser “10” le faltó solo el gol.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)