COPA LIBERTADORES

Entró Amaral, clavó un tiro libre a lo Messi y salvó el invicto de Nacional en casa

El tricolor no jugaba bien y perdía 1-0 con Cerro Porteño en el Parque Central producto de una pelota quieta notablemente ejecutada por Arzamendia, pero Gutiérrez mandó al talentoso volante, empató con un golazo y evitó la caída. Nacional terminó segundo en el grupo, ganado por los paraguayos.

Rodrigo Amaral y el festejo de su gol ante Cerro Porteño.
Rodrigo Amaral y el festejo de su gol ante Cerro Porteño. Foto: Marcelo Bonjour

Primer tiempo.

Como cumpliendo con el trámite. Así jugaron Nacional y Cerro Porteño el primer tiempo en el Gran Parque Central por la última fecha del grupo E de la Copa Libertadores. Es que ambos están clasificados a los octavos de final y lo que está en juego es el primer lugar.

Álvaro Gutiérrez puso a nueve suplentes (de los habituales titulares sólo jugaron Santiago Rodríguez y Felipe Carvalho) y el equipo careció de juego colectivo. Apenas para destacar los impulsos individuales de Santi, que hoy está jugando su último partido antes de sumarse a la selección para disputar el Mundial Sub 20.

Cerro Porteño dominó la pelota pero no tuvo profundidad. El conjunto de Fernando Jubero manejó el balón de un lado a otro, aunque recién a los 39' pudo llegar con profundidad con un pase filtrado a la espalda de Carvalho, que Carrizo tiró afuera.

La más clara del tricolor fue un remate de Santi Rodríguez a los 36' luego de un cambio de frente de Joaquín Arzura, que el número 23 remató fuerte y atajó bien, en dos tiempos, Juan Pablo Carrizo, que este martes está atajando en lugar del uruguayo Rodrigo Muñoz.

En la hora y tras un perfecto tiro libre de Arzamendia, Cerro Porteño se puso 1-0, resultado con el que terminó la primera parte.

Segundo tiempo.

Las imprecisiones de la primera mitad continuaron en el inicio de la segunda. Por eso Álvaro Gutiérrez mandó cambios antes de los 10 minutos. Rodrigo Amaral por Cardacio y, la sorpresa, el debut de Mathías Laborda por Felipe Carvalho. Y los resultados fueron casi inmediatos.

A pocos minutos de haber ingresado, Amaral dispuso de un tiro libre lejano y lo ejecutó a lo Messi. Potencia, comba y el balón que se metió al ángulo para el 1-1. Y siguió con su  repertorio. No de tiros, sino de pases.

Gutiérrez se la jugó en los últimos 15' a ir por el triunfo y quemó el último cambio: a la cancha Kevin Ramírez, que venía en racha goleadora (hizo tres el fin de semana) por el juvenil Santiago Rodríguez, quien se llevó una ovación en su despedida, pues se marcha a jugar el Mundial Sub 20.

Amaral le puso una bocha cruzada bárbara a los 77' a Ramírez, lo dejó de cara al 2-1, pero el potente remate del delantero se fue elevado. Aunque el tricolor siguió machacando sobre el arco paraguayo, el resultado ya no se movió.

Nacional empató 1-1 y salvó el invicto en casa, pero no pudo ganar el grupo, que se lo llevó Cerro Porteño. Igualmente, la apuesta no era a eso. Con la clasificación a octavos asegurada, el objetivo era no perder y se logró. Ahora sí, a pensar en el clásico, al que el tricolor llegará con los titulares descansados y, por lo visto, con un Amaral inspiradísimo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)