GRAN PARQUE CENTRAL

Nacional 4- Atlético Nacional 4: empate en un partidazo que pudo ser para cualquiera

El equipo de Alejandro Cappuccio estuvo arriba en el marcador por dos goles con un jugador menos, pero el visitante se lo empató sobre el final. 

Bergessio festeja uno de sus goles contra Atlético Nacional. Foto: AFP.
Bergessio festeja uno de sus goles contra Atlético Nacional. Foto: AFP.

Nacional empató en su segundo partido de Copa Libertadores frente a Atlético Nacional en el Gran Parque Central. Luego de su caída frente a Argentinos Juniors en la primera fecha, los dirigidos por Alejandro Cappuccio querían un triunfo que les permitiera levantarse rápido. Sin embargo, y a pesar de estar dos goles arriba en el marcador a falta de media hora, no pudo ser. 

Cappuccio paró una figura táctica con tres defensas (Mathías Laborda, Guzmán Corujo, Christian Almeyda), cinco volantes (Brian Ocampo, Felipe Carballo, Emiliano Martínez, Joaquín Trasante, Camilo Cándido) y dos delanterios (Leandro Fernández y Gonzalo Bergessio), además de la presencia de Guillermo Centurión en el arco. 

Primer tiempo

Nacional - Atlético Nacional. Foto: AFP.
Carballo tuvo varias chances en el Nacional - Atlético Nacional. Foto: AFP.

Al tricolor le costó un par de minutos conseguir el control de la pelota. Cuando lo hizo, salió dos veces rápido por derecha con sendos pases en profundidad para Fernández, que no llegó en el primero y recibió fuera de juego el segundo.

El partido se volvió rápido un partidazo. Una pelota en el palo de Cándido fue respondida por una jugada del 10 Andrés Andrade por izquierda que terminó en un peligroso pase rastrero que no llegó a conectar Jefferson Duque en el centro del área.

Andrade, esta vez por el otro lado, volvió a tirar un centro que, de nuevo, Duque no llegó a tocar. Sin embargo, la llamativa pasividad de la defensa tricolor le permitió llegar a la pelota para volver a tirar un centro que cabeceó solo Jarlan Barrera en la puerta del área chica. Balde de agua fría para Nacional que se vio abajo temprano.

Sin embargo, apareció el goleador tricolor. Saque de costado de Laborda para Fernández sobre la esquina derecha, centro del argentino y su compatriota sacó a relucir su agilidad e instinto asesino. Bergessio pudo poner el cuerpo de manera notable para desequilibrar al zaguero que lo marcaba y, en un solo movimiento, girar 180 grados y acomodar la pelota para quedar solo frente al arquero y definir contra el palo con seguridad a los 12 minutos.

El ida y vuelta no se detuvo. Pelotazo largo de Bergessio que dejó solo a Carballo. El mediocampista pudo definir apretado por la defensa pero Mosquera llegó con lo justo antes de que entrara la pelota. El despeje cayó en pies de Fernández, que la mandó fuerte, de zurda, por arriba del travesaño.

A los 21 y a los 23, la línea de tres en el fondo volvió a demostrar que tenía varios huecos. Primero, Duque cabeceó en solitario al lado del área chica y obligó a una gran atajada de Centurión. Después fue Andrade quien recibió un un centro desde tres cuartos de cancha en la mitad del área y definió con una tijera que fue directo a manos de Centurión

Fernández, que buscaba su primer gol tricolor, lo tuvo con un tiro libre indirecto adentro del área, pero su fuerte remate dio en la barrera.

La intensidad no bajó y ningún equipo pudo dominar la pelota por mucho tiempo. El riesgo llegaba a las dos áreas de manera intercalada sin parar. Pero en el último tramo del primer tiempo el juego se vio interrumpido por varias faltas.

Ocampo, de gran primer tiempo, dejó desairada a una doble marca a los 39 minutos y luego asistió para dejar solo a Carballo en el área, pero el volante definió sin convicción y su tiro fue tapado por la defensa visitante.

Tras el córner que siguió a la jugada se generó un tumulto por un golpe de Corujo a Mosquera que el árbitro consideró, a instancias del línea, que era para expulsión. Un palo en la rueda para Nacional sobre el final de un primer tiempo vibrante y de muchas palpitaciones. 

Para peor, llegó el segundo de la visita, en los pies de Andrade, figura del equipo cafetero. Cuando parecía el peor primer tiempo posible para los tricolores, llegó el empate nuevamente en la última jugada. Gran definición de Fernández con un remate inapelable que volvió a inflar la esperanza de los dirigidos por Cappuccio. 

Segundo tiempo

Fernández celebra su gol en el Nacional - Atlético Nacional. Foto: AFP.
Fernández celebra su gol en el Nacional - Atlético Nacional. Foto: AFP.

Bergessio dio su enésima muestra de la calidad de goleador que tiene a los seis minutos del complemento. Cándido, que en dos partidos ha demostrado el acierto que fue su incorporación, puso un centro desde la izquierda en la cabeza del goleador que, con gran gesto técnico, la puso fuerte en el ángulo.

Los colombianos acecharon y estuvieron al borde del empate a los 62 minutos, cuando un centro de Andrade encontró a Perlaza en el punto penal. El cabezazo salió a poco del palo derecho de Centurión.

Ocampo, con una muestra de su talento y habilidad, generó una falta cerca del área dos minutos después. La conexión argentina que ilusiona a los tricolores volvió a decir presente para el cuarto tanto de Nacional. Centro perfecto de Fernández desde la pelota quieta y cabezazo de nuevo del capitán para dar una muestra de que, incluso con 10 jugadores, el equipo de Cappuccio tiene armas y temple de equipo grande.

Acto seguido, el entrenador sacó a los dos jugadores para darle ingreso a May y Vega. Nacional, bajó el ritmo del partido y se replegó a la espera de un contragolpe. Sin embargo, los ingresados no lograron mantener la intensidad del juego y le costó caro a Cappuccio. Para peor, Ocampo, pesadilla de los colombianos, salió sentido y terminó de desarmar a lo mejor que había tenido el dueño de casa: el cuarteto de Cándido, Bergessio, Fernández y Ocampo.

Orihuela, que había ingresado por el ex Liverpool, tuvo la mala fortuna de cabecear un centro de Atlético Nacional cuando Centurión salía a descolgarlo. La pelota entró en su propio arco a falta de 15 minutos para el cierre y le dio esperanza a los visitantes.

Y la esperanza se materializó a cinco del final. Barrera definió solo en el área un pase desde la derecha y desapareció la ventaja que había conseguido en la primera hora de partido el equipo tricolor.

En el final, Nacional debió hacer de tripas corazón para resistir los embates del equipo visitante que casi logra, finalmente, hacer valer su hombre de más y estuvo dos veces a centímetros de llevarse la victoria. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados