TORNEO APERTURA

Nacional afronta el desafío de lograr el renacimiento futbolístico

El equipo recupera piezas fundamentales para el funcionamiento colectivo en la mitad del terreno: Gabriel Neves, Claudio Yacob y Rodrigo Amaral.

Rodrigo Amaral, uno de los jugadores que Munúa tendrá fuerte para el regreso
Rodrigo Amaral, uno de los jugadores que Munúa tendrá fuerte para el regreso. Foto: Leonardo MAiné.

Lo único que entrega beneficios en el fútbol es la victoria. Lo único que despeja dudas son los tres puntos. Después del descanso obligatorio, y luego de cumplido el riguroso hisopado para liberar la primera fase del regreso al fútbol, al Nacional de Gustavo Munúa le espera el gran desafío del renacimiento.

Hoy quizás poco se recuerde que el azote de la pandemia del coronavirus terminó enfriando un panorama que pudo ponerse más espinoso por culpa de la posición que Nacional terminó ocupando en la tabla de posiciones.

Dos puntos, producto de dos empates y una derrota en el Torneo Apertura dejaron al descubierto que el equipo en formación tenía que reparar varias zonas de su esquema para que el aluvión de críticas no dinamitara las bases de su idea.

Gustavo Munúa también se hizo el hisopado en la sede tricolor
Gustavo Munúa también se hizo el hisopado en la sede tricolor. Foto: Leonardo Mainé.

El técnico y los futbolistas tienen claro que llegó la hora de recuperar el terreno perdido. Enarbolar la bandera del buen juego, pero avanzar a paso ganador para que la cima del campeonato no quede tantos escalones arriba.

Por los factores que se generaron será un nuevo comienzo. Por situaciones particulares que marcaron la agenda, también será distinto.

Para empezar, Munúa tendrá al mediocampista más completo del plantel (Gabriel Neves), en plena forma. Además, seguramente podrá utilizar por muchos minutos más al jugador que marca la diferencia por su innegable talento: Rodrigo Amaral.

No son simples detalles, son hechos concretos y que fortalecen la idea que salir del túnel es algo que se consumará porque se mejora el potencial del equipo en una parte del terreno neurálgica para decidir los partidos.

Neves es tan útil en los recorridos defensivos como en las transiciones de ataque. Y de Amaral no hay que decir mucho, porque tiene la calidad que se precisa para convertirse en un jugador Clase A.

Una superación en la valoración individual siempre es indispensable, más aún cuando el proyecto del Nacional de Munúa se forjó bajo la idea de darle prioridad a la cantera.

Tampoco puede ignorarse el hecho de que Nacional llegará al “nuevo debut” con el argentino Claudio Yacob sin lesiones y a la par de sus compañeros, que esta vez no tendrá que esperar por la llegada de alguien de las selecciones o que no hay contratación de último momento.

Eso sí, no alcanza con exhibir ganas de querer hacer las cosas bien. Este equipo tendrá que mejorar en contención, no podrá cometer tantas distracciones y, especialmente, tendrá que lograr que su determinación de adoptar riesgos para ser más ofensivo termina dándole los frutos que se buscan.

Mucho más cuando por delante espera el clásico. Y ahí no alcanza con querer ser ganador, hay que serlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados