Nacional

"Nacho" aprovecha la "tregua"

El fútbol, que hace casi una década lo puso en un lugar incómodo, lo recompensa con tardes como la de ayer.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Felicidad completa. Ignacio González celebra tras convertir un golazo; Barcia lo acompaña y el golero Denis lo sufre.

Con unas condiciones técnicas y habilidades futbolísticas propias de los elegidos, pero con una fragilidad física que le llevó a sufrir como pocos el fútbol, "Nacho" González se hamaca desde hace casi una década entre esa extraña sensación de placer y sufrimiento que sin término medio entrega la pelota a sus fieles.

Noviembre de 2007. Estadio Morumbí de San Pablo. Uruguay cae ante Brasil 2-1 por las Eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica 2010, pero aquella noche, definitivamente, el volante de Danubio se consagra como una de las grandes figuras del fútbol uruguayo.

A sus 25 años solo podía transformarse en portador de la más selecta casta de "10" que lanzó la camiseta celeste al mundo de la pelota. Acaparaba los títulos de los diarios, era elegido el mejor de la temporada. Su nombre se asociaba con la magia y su calidad con el buen gusto para jugar al fútbol.

Sin embargo, por esos reveses que le planteó su físico, a partir de 2008 comenzó a recorrer un camino sinuoso, en el que las lesiones lo arrinconaron y lo llevaron a lugares dolorosos e inesperados. Se rompió el tendón de Aquiles, meniscos de la rodilla derecha y ligamentos cruzados anteriores. Quirófanos, largas recuperaciones y pocos partidos marcaron su recorrido, hasta que en 2013 decidió regresar a Uruguay —primero a Danubio, pero finalmente a Nacional—, para intentar reconciliarse con el fútbol, si el físico le daba una tregua. Así sucedió hasta que en el mejor momento en su vuelta a los tricolores, los músculos fallaron. Aquel sueño que imaginó para 2013-2014 y 2014-2015, tuvo ribetes de pesadilla. Sin embargo, con voluntad de hierro, en este 2015-2016, resignando el aspecto económico (gana un sueldo menor en Nacional) para apostar a la recuperación futbolística, la pelota quiere empezar a recompensarlo. Por eso ayer, en 48 minutos, "Nacho" tuvo otro reconocimiento en una temporada que quiere otorgarle algo de todo lo que le sacó en la última década.

González asumió ayer el lugar de líder futbolístico, ese que le queda tan bien, y como broche de oro, en los descuentos, tras una gran jugada, cerró una tarde con un golazo que premió el pibe que juega como en el campito.

Recorrió las mejores ligas.

Mónaco, Valencia, Newcastle, Levadiakos, Levante, Standard Lieja y Hércules marcaron la carrera de Ignacio González en el exterior entre 2008 y 2013. La liga francesa, la española, la Premier League, el fútbol griego y el belga, quedaron registrados en el legajo del volante que se inició en Danubio, que fue campeón del Uruguayo, que escribió momentos de fútbol inolvidables con la selección mayor y que en 2013 retornó a Uruguay con el objetivo de defender a Danubio, aunque finalmente terminó en Nacional frente a un mejor contrato por dos temporadas. Ignacio "Nacho" González, que nació el mismo día de la fundación de Nacional, el 14 de mayo, tiene actualmente 33 años.

EN EL CENTENARIO.

Feliz cumple.

El delantero de Nacional, Sebastián Abreu, que estuvo en el banco de suplentes pero no ingresó ante Fénix, festejó ayer sus 39 años. El goleador tiene contrato hasta diciembre.

A pagar.

Nacional le aseguró 10.000 entradas a Fénix para jugar en el Centenario, y ayer colocaron poco más de 7.000 boletos. Ahora los albos deberán hacerse cargo de unos US$ 22.000.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)