Defensor Sporting

Nace un crack

Brian Lozano, juvenil violeta, se prepara para debutar en el estadio; vive en el barrio Lavalleja y en su casa ¡son 17!

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Braian Lozano

Cuando Defensor Sporting entrena de mañana, Brian Lozano se levanta a las 6:30 horas. Tanto el Franzini como el complejo Arsuaga (Pichincha) le quedan muy lejos del barrio Lavalleja donde vive. Se toma dos ómnibus, o a veces uno, cuando Martín Rabuñal lo pasa a buscar por San Martín y Propios.

"No me gusta mucho reírme", dice el juvenil violeta, mientras se prepara para las fotos, siempre con cara seria. "Tampoco estoy acostumbrado a las notas", agrega dejando en claro que le cuesta mucho más enfrentarse al grabador o al micrófono que sacarse a los rivales de arriba, algo para lo que parece haber nacido.

En su casa son 17 personas. Sus padres, los 10 hijos (Brian es el quinto) y cinco sobrinos. "Somos muchos, familia grande. Y mi abuelo vive en el mismo terreno, pero al lado", aclara.

Comenzó su carrera jugando al baby fútbol en Tacurú. Llegó a Defensor Sporting en el 2010, tras pasar por las juveniles de Bella Vista. "Fui con varios de mis compañeros y tuve la oportunidad de quedar. Hice Séptima, Sexta y Quinta en Bella Vista", contó Brian. "Luego tuve la suerte de que Juan Ahuntchain confiara en mí y me llevara a Defensor".

"Trato de no parar en la cancha, de meter ritmo, de correr. Siempre me caractericé por eso, por no parar nunca", explicó sobre sus virtudes. "Lo que me falta es un poco más de experiencia; tratar de no perder alguna pelota, pero me veo bastante bien. Los compañeros me ayudan mucho, todos. Los grandes me están hablando siempre y yo trato de juntarme a ellos para aprender. El Nico, Fleurquin y ahora también Scotti me dan consejos y buenos", relató el admirador de Juan Román Riquelme y de su excompañero Giorgian De Arrascaeta

Debutó en Primera División de la mano de Fernando Curutchet, justo en el partido frente a Peñarol por la cuarta fecha del Apertura. Fue el 6 de septiembre del año pasado y Brian ingresó a los 77 por Nicolás Olivera. "Fue un momento lindo, quería estar en el plantel principal, tenía muchas ganas. Estuve bastante tranquilo por la confianza de los técnicos y los compañeros. Solo quería que llegara la hora del partido", recordó quien ya afianzado como titular volverá a enfrentar a los aurinegros.

"Ahora es diferente, ya tengo más ritmo de Primera. Y si no fuera por mis compañeros no estaría viviendo todo esto. Yo trato de brindar todo para el equipo, porque ellos también me lo brindan todo a mí", enfatizó quien jugará el domingo por primera vez en el Centenario.

"Peñarol es un cuadro complicado, que siempre juega a ganar. Pero nosotros también somos grandes y estamos preparados para esos partidos. Los dos estamos para pelear el campeonato". Lozano se siente como pez en el agua con la forma de jugar del técnico Mauricio Larriera. "Trajo su idea y ahora nosotros tenemos esa identidad de salir a buscar todos los partidos, a proponer en cualquier partido. Y nos gusta. Creo que vamos a llegar lejos con esa idea", afirmó.

Con respecto al futuro, lo resumió en una frase. "Lo que más quiero es ayudar a mi familia".

SABER MÁS

Fernando Curutchet (lo subió): Es muy agresivo en ofensiva

El "Huevo" es una gran persona, un gran chico. Le pega muy bien a la pelota. Es un volante ofensivo con remate de afuera del área, que hay pocos en Uruguay. Hizo muchos goles en inferiores con remates de afuera del área. Y vino como en un paquete, en principio nos interesaba más el "Toro" Fernández, un nueve grande de área, y Brian era el que lo asistía y también lo trajimos. Pero la primera intención era Fernández y Brian vino acoplado con él. Enseguida nos dimos cuenta de sus condiciones, además de su gran disposición para trabajar a pesar de ser un pibe muy humilde y que venía de un contexto social complicado. Vivía muy lejos, sin embargo llegaba siempre temprano, se ponía a lanzar tiros libres y era el último en irse. Al principio hubo que fortalecer su musculación. Y no jugaba mucho. Pero no tardó en hacerse un lugar, aunque se superponía un poco con De Arrascaeta. En su momento, tratamos de ayudarlo un poco, sobre todo en el tema de la alimentación. Hubo un tiempo en que se quedaba en la casa que tiene Defensor, almorzaba allí. Es un muy buen pibe y eso, además de sus condiciones, lo llevó enseguida para arriba. Tiene una cuota de talento importante. Es muy habilidoso y tiene una gran facilidad para sacarse a los rivales de arriba. Tiene mucha habilidad individual y crea muchas opciones de gol. Posee muy buena técnica y muy buena pegada.

"Nico"es referente adentro y afuera.

Defensor Sporting no tendrá a Nicolás Olivera, suspendido, para jugar frente a Peñarol. "Es un referente, uno de los que más me habla y me aconseja. Lo vamos a extrañar", dijo Lozano.

Sobrino. Leandro juega en Nacional.

Uno de sus sobrinos, Leandro Lozano (16 años), juega en Nacional. "Yo podría haber ido a la Séptima de Nacional pero decidí ir a Bella Vista porque pensé que iba a jugar más", dijo Brian.

Ping pong. No le gusta el Play.

A Brian no le gusta jugar al play. Prefiere el ping pong y en sus horas libres va a Tacurú, donde hay mesa para despuntar el vicio. Y le hubiera encantado tener la posibilidad de jugar al tenis.

SABER MÁS

Juan Ahuntchain (lo descubrió): Acoplado con "Toro"Fernández

Brian estaba en la juveniles de Bella Vista junto a Gabriel Fernández. Yo, que en ese momento estaba en Defensor Sporting, los había visto al enfrentarlos. Brian era muy finito, muy chiquito, pero muy habilidoso. Y vino como en un paquete, en principio nos interesaba más el "Toro" Fernández, un nueve grande de área, y Brian era el que lo asistía y también lo trajimos. Pero la primera intención era Fernández y Brian vino acoplado con él. Enseguida nos dimos cuenta de sus condiciones, además de su gran disposición para trabajar a pesar de ser un pibe muy humilde y que venía de un contexto social complicado. Vivía muy lejos, sin embargo llegaba siempre temprano, se ponía a lanzar tiros libres y era el último en irse. Al principio hubo que fortalecer su musculación. Y no jugaba mucho. Pero no tardó en hacerse un lugar, aunque se superponía un poco con De Arrascaeta. En su momento, tratamos de ayudarlo un poco, sobre todo en el tema de la alimentación. Hubo un tiempo en que se quedaba en la casa que tiene Defensor, almorzaba allí. Es un muy buen pibe y eso, además de sus condiciones, lo llevó enseguida para arriba. Tiene una cuota de talento importante. Es muy habilidoso y tiene una gran facilidad para sacarse a los rivales de arriba. Tiene mucha habilidad individual y crea muchas opciones de gol. Posee muy buena técnica y muy buena pegada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)