NACIONAL

Munúa: “Nacional es muy grande y no tengo nada para reprochar”

Dirige al Cartagena de la Segunda Division B de España, equipo que está a un punto de los dos líderes de su zona, pero falta todavía una rueda entera por disputar. “Estoy encantado, hay una gran familia y estoy convencido que el club va a subir. Ojalá sea conmigo”

Foto: @FCCartagena_efs
Foto: @FCCartagena_efs

-¿Cómo se encuentra en el Cartagena?

-¡Muy bien! El club te sorprende por el orden y por el proyecto ambicioso que tiene. Estoy seguro que va a ascender, ojalá que sea con nosotros, porque va a suceder. Y cuando llegue el ascenso a Segunda, también caerá el ingreso a Primera. De eso no tengo dudas.

-¿Hasta cuándo tiene contrato?

-Junio de 2019. Cuando fuimos a arreglar el vínculo ellos ya me ofrecieron dos años, pero yo quería ver desde adentro lo que era el club.

-¿Y...?

-Estoy encantado, pero no solo porque el proyecto es ilusionante, sino porque hay mucha calidad humana en todos los sectores del club. De verdad, es como una gran familia.

-En el campeonato, ¿cómo van?

-Estamos segundos, a un punto de los dos líderes, pero falta un partido de la primera rueda y toda la segunda. Estamos bastante bien porque comenzamos con 17 fichajes nuevos y sabíamos que esto podía pasar, pero ahora hemos encontrado una estabilidad en el juego, estamos más sólidos y más experientes.

-Ahora que ya pasó el tiempo, ¿qué le dejó su paso por Nacional como entrenador?

-Lo dije siempre, Nacional es mi casa. Es el club que adoro, en el que pasé mi niñez y mi adolescencia: Nacional me dejó mucho, le debo muchísimo y le guardo siempre mucho cariño. Es imposible que no tenga los mejores recuerdos de Nacional, porque va a estar siempre ligado a mí. Ha sido así desde que iba a la Ámsterdam a alentarlo, desde que entré en el club a los 8 años y desde que tuve la chance de defenderlo en cada categoría. Tuve la suerte de quererlo desde afuera y trabajar con entusiasmo adentro para defender a los hinchas.

-¿La forma en la que tuvo que irse fue dolorosa?

-¿Dolor? No. Nacional es muy grande y está por encima de cualquier persona. Yo viví cosas lindas, feas, alegrías increíbles y de las otras, pero pude lograr todo lo que soñé. Porque también quería retirarme como jugador de fútbol profesional en Nacional y lo conseguí, nada menos que siendo campeón y ganándole una final a Peñarol. Fui un futbolista privilegiado. Además, me abrió las puertas para que también empezara mi carrera como entrenador, así que solamente tengo palabras de agradecimiento para el club y también para Eduardo Ache por apoyarme.

-No me va a negar que, como DT, hubiese preferido irse de otra manera.

-Hoy, pensándolo fríamente, en plena evolución como técnico y todavía en etapa de aprendizaje, sé que cometí errores, y esto también le pudo pasar a otra gente. Quizás hubo apresuramiento en decisiones o hasta en algunos comentarios pero lo dejó ahí, porque Nacional es unión y no tengo nada para reprochar. Hay momentos que quizás, por falta de experiencia, te juegan una mala pasada. Es nada más que eso.

-¿Tuvo diferencias con Iván Alonso?

-Con Alonso jamás tuve un problema, ni como compañero ni como entrenador. Yo siempre, desde el lugar que me tocó, intenté unir. Las cosas que se han dicho no se ajustan a la verdad y lo que yo tenga que hablar con Alonso lo hablaré personalmente. Y la voy a dejar ahí porque no quiero dividir a Nacional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)