ESPAÑA

Munúa, Diogo y Stuani absueltos del caso de corrupción deportiva

El juez del caso Zaragoza-Levante entendió que no hay pruebas suficientes para acreditar el delito de amaño.

Gustavo Munúa y Cristhian Stuani arribando al juicio en Valencia
Gustavo Munúa y Cristhian Stuani cuando tuvieron que declarar en Valencia.

El juez del caso Levante-Zaragoza absolvió a los 36 futbolistas acusados de corrupción deportiva -entre los que se encontraban los uruguayos Gustavo Munúa, Cristhian Stuani y Carlos Diogo- para condenar únicamente a dos directivos del Zaragoza a un año y tres meses de cárcel por falsedad documental.

El juez, según informó diario Marca, consideró que no eran "suficientes las pruebas aportadas por el fiscal (que pedía dos años de cárcel para todos y seis de inhabilitación)".

La Fiscalía Anticorrupción sostenía que la plantilla del Levante cobró casi un millón de euros por dejarse ganar. Y que el dinero les fue entregado por los jugadores del Zaragoza, a quienes se lo había dado la directiva de su club camuflándolo como primas.

El magistrado del Juzgado de lo Penal número 7 de Valencia concluyó, sin embargo, que no existen pruebas suficientes que acrediten el delito de corrupción deportiva. Ha sido el primer juicio celebrado en España por arreglar un partido de Primera.

Con esta sentencia se cierra un episodio histórico en la lucha contra los amaños en el fútbol español.

La pena que pedía la Fiscalía era la misma para todos, porque consideraba igual de grave el que intenta comprar como el que se deja. Aquel encuentro salvó al Zaragoza del descenso, en teoría a cambio de 965.000 euros que salieron de las arcas del club maño. Hasta nueve jugadores -entre ellos Diogo-, además del entrenador mexicano Javier Aguirre y el director deportivo Antonio Prieto, recibieron dinero en sus cuentas corrientes que posteriormente retiraron y devolvieron a su presidente (Agapito Iglesias) en efectivo según lo que siempre ha sostenido la acusación.

Para los investigadores resultó muy llamativo que los jugadores de aquella plantilla del Levante disfrutasen, en su gran mayoría, de unas vacaciones sospechosamente baratas. Solicitaron a Hacienda el informe de los gastos que habían tenido en sus cuentas la temporada anterior y las diferencias son abismales casi siempre: mientras que en 2011 -presuntamente con el dinero negro del amaño- casi no sacaron dinero, en la anterior había gastos de más de 200.000 en hasta tres casos -Munúa, Caicedo y Jefferson Montero-.

Esta sentencia cierra un proceso de casi una década.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)