NACIONAL

Munúa está en modo ajuste: ensamblando las
piezas para que el equipo funcione

El entrenador tricolor trabaja para que se agarre con mayor fuerza la idea y planifica cambios para lograr una superación en el juego.

Gustavo Munúa dialoga con el plantel de Nacional en Los Céspedes.
Gustavo Munúa trabajando en Los Céspedes. Foto: Leonardo Mainé.

El equipo se está reorganizando. Adaptándose a un modelo de juego diferente. Gustavo Munúa, que valora la forma en la que se están desarrollando los entrenamientos, está convencido que el único camino a recorrer es el del ensamble de las piezas. En pocas palabras, hoy el equipo es una especie de motor que está en “modo ajuste”. Lo que obliga a tener paciencia, trabajo y, buen ojo para ir acomodando a los futbolistas en el once titular.

Por encima de las dificultades que se presentaron en el inicio de la campaña, hay un razonamiento lógico: la temporada no está empinada, ni siquiera se encuentra así el Torneo Apertura. Por más que existe la sensación -desde afuera- de que hay una especie ola de tsunami en formación por culpa del mal rendimiento en el debut, adentro lo que se quiere es entrenar para potenciar las virtudes y minimizar los problemas.

Dentro el cuerpo técnico de Nacional, según revelaron allegados, la derrota sufrida se asume con absoluta naturalidad porque se acepta que el equipo jamás pudo conectarse como tal, pero también se toman algunas decisiones para empezar a mejorar.

Lo que se dice es que hay que ajustar unos cuantos movimientos de los jugadores para tratar de perfeccionar aquellos rubros futbolísticos que estuvieron muy por debajo de lo esperado. Lo que no significa que todo pase por instalar una especie de revolución en la integración titular.

A modo de ejemplo, un directivo tricolor que ha tenido la oportunidad de observar los entrenamientos confesó a Ovación que las acciones ensayadas muchas veces toman por sorpresa a los jugadores, porque encuentran ante situaciones de juego en los que tienen que tomar decisiones. Munúa procura que todos sus futbolistas intervengan en el partido aunque no tengan la pelota en su poder. Y ese es el desafío que suele lanzarles.

O sea, todo va paso a paso. De hecho, a juzgar por los dichos de Gustavo Munúa en la conferencia de prensa realizada en Los Céspedes, y por las informaciones que se ofrecieron a Ovación, en la mesa de análisis solamente se llegó a evaluar dos casos muy precisos para cambiar. Y que, como mucho, podría también aparecer un tercero.

Armando Méndez. Foto: Francisco Flores.
Armando Méndez está bien perfilado para ser titular. Foto: Francisco Flores.

Esto es claro, si no sucede nada extraño, Armando Méndez irá al lateral derecho, Mathías Suárez pasará al izquierdo (cambio obvio por la expulsión de Ayrton Cougo) y Santiago Rodríguez aparecerá en el once inicial para ayudar al equipo con un futbolista que tiene un muy buen uno contra uno.

El ingreso de “Santi”, aparentemente, podría darse por Gonzalo “Chory” Castro, quien en las últimas horas se vio aquejado de un pequeño estado gripal. Caso contrario, el que podría salir sería Brian Ocampo.

Que Méndez saque ventaja sobre Agustín Oliveros para iniciar el partido ante los arachanes también fue explicado a los periodistas por Munúa: “Recién se está adaptando al equipo”.

Eso sí, no se descarta una tercera modificación en la franja central del mediocampo, aunque ello no se presentaba como muy resuelto en estas horas porque se entiende que la labor de Claudio Yacob y Felipe Carballo lo que más necesita es continuidad en sus funciones para conseguir el mejor acople.

Gonzalo Castro en Nacional
Gonzalo Castro le dejaría su lugar a Santiago Rodríguez. Foto: Leonardo Mainé

Por otra parte, la aparición de Rodrigo Amaral como titular, después de que dejó buenas sensaciones en los minutos que estuvo en cancha ante Rentistas, todavía no se producirá. En este caso, Munúa fue muy claro: “Rodrigo va muy bien, pero no creo que esté todavía para los 90 minutos. Si está recuperado y pronto para ir aumentando los minutos en cancha”.

También quedó bien específicado que el problema que tuvo Gonzalo Bergessio en uno de sus tobillos fue superado, lo que aleja toda posibilidad de que no sea incluido en el equipo que se enfrentará ante Cerro Largo.

Justamente, sobre la situación del argentino, que en algún momento hizo pensar que podía quedar al margen de la segunda fecha, el técnico dijo en la rueda de prensa: “Está bien. Trabajó toda la semana”.

En consecuencia, lo que ha procurado hacer el entrenador en esta semana cargada de espinas porque el equipo no funcionó como tal y sufrió una derrota en su estreno, es la profundizar su idea futbolística con tareas específicas.

Por encima de las dificultades que le reportará el hecho de enfrentar a un equipo que tiene una idea muy clara (Cerro Largo), lo que el DT pretende es que sus dirigidos se vayan ensamblando, para que el motor se encienda a toda potencia y el equipo no tenga más abolladuras.

“Somos un equipo joven. El margen de mejora que tenemos por delante es grandísimo. Estoy convencido que tenemos mucho potencial”, afirmó Munúa. La cancha lo dirá mejor.

panorama

¿Qué piensan de Gustavo Munúa los dirigentes?

En el seno de la directiva de Nacional existe el convencimiento pleno de que Gustavo Munúa va a lograr desarrollar el estilo de juego que se pretende para que el equipo sea competitivo local e internacionalmente. Lo que se dice es...

No contaminarse...
Llamó la atención la forma en la que se respondió en las redes sociales ante el resultado adverso del primer partido del Torneo Apertura. Al habitual mensaje de tranquilidad entregado al DT se intercambian opiniones entre todos para evitar que el equipo desvíe su atención.

El ensamble va a llegar
La forma en la que se realizan los entrenamientos, donde se pone mucho el acento en la circulación del balón y las triangulaciones, son valoradas con entusiasmo. Se sabe que el equipo se está rearmando, modificando su estructura y el entendimiento no se produce de forma tan veloz.

No se entregó una chequera
La confianza se depositó en la cantera porque se pondera la categoría de muchos valores juveniles, pero se acepta que al entrenador no se le entregó una chequera en blanco para que fichara lo que quisiera y el fortalecimiento de los jóvenes es paulatino. No todos consiguen afirmarse de una.

Diálogo abierto
El entrenador mantiene un fluido contacto con las autoridades deportivas del club y queda en claro que el convencimiento sobre un estilo de juego no se transformará en una defensa caprichosa. “Si hay que ganar colgado del travesaño, se hará”, dijo a Ovación una fuente tricolor.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)