SELECCIÓN

El mundo en sus manos

Fernando Muslera se convertirá en el jugador uruguayo con mayor número de partidos en mundiales

Fernando Muslera festejando la victoria ante Perú. Foto: EFE
Foto: EFE

Manda Muslera. Y se merece el reconocimiento. Sí, es obvio que el gran premio se lo darán los números, pero es justo también establecerlo de antemano, dándole al fútbol esa mirada que tanto cuesta entregar. Porque del arquero únicamente solemos acordarnos cuando lo obligamos a vestirse de héroe el día que el destino quiso que los jugadores de cancha no fueran capaces de entregar la alegría y se condenó al corazón y al alma a sufrir con los malditos los penales.

Ahí sí. No hay voz que se apague, ni grito que no recorra los rincones de un estadio, el living de una casa o el bar plagado de comensales. De hecho, es ese el instante en el que el arquero pasa a ser el receptor de nuestras plegarias y somos capaces de rezar con tanta fuerza que lo convertimos en una especie de ángel futbolero.

Fernando Muslera hace rato que despliega sus alas para que los milagros se cumplan. Hace tanto tiempo, han pasado tantos partidos, que muchas veces una pelota que se escapa o un centro que no se recibe hace tronar una bronca injusta.

Por suerte el DT no se deja dominar por el murmullo, ni por las quejas pasajeras. Por eso hoy se consiguen cosas que no son tan comunes. Como clasificar por tercera vez consecutiva a un Mundial y como tener la gran oportunidad de ser testigos de otro suceso deportivo, histórico. Porque ese arquero que inició un ciclo hace ya ocho años está a punto de convertirse en el jugador uruguayo con mayor cantidad de partidos disputados por las Copas del Mundo.

Manda Muslera. Es así. Definitivo. Desde que Óscar Tabárez determinó que era necesario encontrar un arquero que se proyectara en el futuro, que transmitiera seguridad y consistencia, el “Nando” se adueñó del puesto y empezó a forjar una historia que no se detiene. Hoy ya cuenta con 11 partidos por los mundiales, gracias a los 7 que disputó en Sudáfrica 2010 y a los 4 de Brasil 2014.

Números de ensueño. Que parecían imposibles de lograr en un fútbol tan inestable. Tan cambiante. Tan polémico y tan implacable con los jugadores.

Muslera tiene hoy el mundo en sus manos, porque está a tres partidos de pasar por arriba de la cifra que consiguió una gloria del fútbol uruguayo. Y no se trata de comparar épocas ni condiciones, simplemente de establecer que con la simple actuación en el Grupo A de Rusia 2018 alcanzará los 14 compromisos por Copas del Mundo, lo que le permitirá superar los 13 de Ladislao Mazurkiewicz.

Y, lo que es formidable para él, es que su registro -salvo que sucediera algo extra deportivo- no podrá ser superado por sus actuales compañeros de selección, porque todos vienen detrás suyo. Hasta Maximiliano Pereira, el jugador con mayor cantidad de partidos con la Celeste, se coloca debajo del arquero.

Es más, ni siquiera una clasificación anticipada de Uruguay a los octavos de final podría generar una movida que emparejara, por ejemplo, a Muslera con Maxi Pereira o Edinson Cavani, quienes hoy tienen un partido menos. Por regla general, las rotaciones y los descansos suelen entregarse en otros sectores de la cancha, mientras que los arqueros son los protagonistas absolutos de principio a fin de la competencia.

Por eso y por la actual consideración que tiene Muslera, el horizonte parece bastante despejado para que se produzca lo que se anuncia: que Rusia 2018 entregue un premio mayúsculo al guardameta que atajó dos penales contra Ghana en 2010, al que le atajó el penal a Carlos Tevez en la Copa América 2011.

Y como él mismo supo decírselo a la web de la FIFA, “alguna vez me tocó ser héroe con Uruguay y es fantástico”.

No hay dudas, en el arco manda Muslera. Qué bueno, que así sea.

Partidos

va a llegar a los 100 partidos

Lo que el técnico de la selección uruguaya buscaba se cumplió y con creces. El “Nene” Muslera logró algo que jamás se había imaginado, convertirse en el dueño del arco por muchísimo tiempo. Sus ausencias han sido realmente escasas y su confirmación en la custodia del arco lo va a llevar a alcanzar los 100 partidos con la Celeste en plena disputa de la Copa del Mundo de Rusia 2018. Hoy tiene 96 cotejos.

2009: El debut

Óscar Tabárez buscaba un arquero que marcara una época en la Celeste y el 10 de octubre de 2009 lo hizo debutar en las Eliminatorias. Fue ante Ecuador en Quito Uruguay ganó ese partido 2 a 1.

2010: El récord de 337’

A los 7’ del partido ante Corea del Sur, por octavos de final de Sudáfrica 2010, venció el récord de imbatibilidad en el arco Celeste durante un Mundial (337’), que ostentaba Ladislao Mazurkiewicz.

2016: Otra marca

El 25 de marzo de 2016, en el empate 2 a 2 ante Brasil en Recife por las Eliminatorias, Muslera, igualó a Rodolfo Rodríguez el récord de golero con más presencias en la valla celeste: 78 partidos.

Mazurkiewicz

Hasta puede caer del podio

Óscar Tabárez está al frente de un proyecto de selecciones que no detiene su marcha destructora de registros. El liderazgo del técnico, que se perdura desde el 2006, está a punto de conseguir también otros números que parecían imposibles de ser superados, sobre todo porque a Uruguay le costaba lograr una asistencia sostenida a las Copas del Mundo y porque, además, era sumamente difícil que los jugadores obtuvieran un respaldo tan firme.

A 66 días para el inicio del Mundial, cabe exponer que Rusia 2018 además de entregarle a Fernando Muslera la posibilidad de convertirse en el futbolista con mayor cantidad de partidos disputados por Copas del Mundo, el actual ránking se moverá de manera contundente.

Hoy el lugar de privilegio lo ostenta Ladislao Mazurkiewicz, aquel maravilloso arquero que se hizo famoso por su agilidad y reflejos excepcionales, que le gana por dos partidos a Egidio Arévalo Ríos -que ya no podrá igualarlo-, Julio Cortés y Fernando Muslera. Pero su posición se vendrá abajo. Y muy abajo si no ocurre nada extraño y la Celeste va a la gran cita con el plantel que viene teniendo en cuenta Tabárez.

La realidad marca que el popular “Mazurka” no solo dejará de ser el número uno con sus 13 compromisos acumulados en los mundiales de 1966 (4), 1979 (6) y 1974 (3), sino que es probable que caiga del podio. Además de Muslera lo pueden superar Edinson Cavani y Maximiliano Pereira, hoy con diez cotejos mundialistas cada uno, si Uruguay avanza a los octavos de final.

También podría igualarlo Diego Godín llegando a esa instancia y hasta alcanzaría esa misma línea Luis Suárez si el combinado charrúa consigue ser uno de los ocho mejores seleccionados en el certamen que comenzará el 14 de junio. Si todo esto ocurre, el ciclo de Tabárez se adueñará por destrozo de otros números históricos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)