FÚTBOL DEL INTERIOR

Un mundo de 140.000 futbolistas

Más de 600 clubes compiten en la OFI. Su responsable define la actividad como “una industria sin chimeneas”, desde las ciudades a los pueblos más chicos, que apunta también a los jóvenes y al fútbol femenino.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fútbol del Interior

Más allá de los límites departamentales de Montevideo, en cada ciudad, pueblo o paraje, seguramente haya algún club afiliado a una liga y ésta a OFI. La pelota gira en contextos que pueden ser muy distintos, desde los centros más densamente poblados y capitales departamentales a localidades con un puñado de habitantes. En todos lados, el fútbol es un motivo de encuentro y esparcimiento, sin olvidar que de este este mundo, a menudo desconocido para los montevideanos, surgieron varios futbolistas hoy consagrados en las mejores ligas de Europa.

En pocos días comenzará uno de los platos fuertes, el Campeonato Nacional de Selecciones. Desde mediados de enero, se juega por regiones en las categorías Sub 18 y mayores. De este certamen se nutren muchos de los clubes de Montevideo para reforzar sus divisiones juveniles.

Cuatro son las confederaciones que componen la Organización del Fútbol del Interior: Litoral, Litoral Norte, Este y Sur. En los diferentes departamentos, esas ligas reúnen más de 600 clubes, divididos en sectores (capital e interior). Entre ambos, Salto es uno de los departamentos con más clubes: 62. Canelones, en tanto, registra en sus ligas cerca de 60 instituciones.

En todo el territorio nacional —inclusive hay algunas instituciones de Montevideo que integran ligas de Canelones— están registrados 140.000 futbolistas en las diferentes categorías, desde Sub 15 y Sub 18 a mayores. De la cifra total de futbolistas, más del 21% (30.000) son menores de 18 años.

Además, en los últimos años el fútbol femenino de OFI viene creciendo en forma sostenida, de acuerdo a los requerimientos de la FIFA sobre amateurismo y profesionalismo. En el interior más de 3.000 mujeres juegan al fútbol en 91 clubes afiliados, participando en torneos juveniles.

"Hay números que son sorpresivos. Además de la cantidad de futbolistas federados, tenemos 800 árbitros a lo largo del país. Esto es una gran industria sin chimeneas porque tenemos preparadores físicos, técnicos y empleados que contribuyen con el funcionamiento de cada uno de los clubes. Alrededor del fútbol hay un volumen muy grande de personas y muchos de ellos viven de la actividad o reciben ingresos importantes para sus hogares", explica Gustavo Bares, presidente de OFI.

Viaje por el país.

El repaso de las diferentes confederaciones y ligas es un viaje por 18 departamentos. La lista es larga y revela la amplitud del fenómeno de OFI.

La Confederación del Litoral está integrada por 16 ligas: Artigas sector interior (Liga Baltasar Brum, Liga Bella Unión y Tomás Gomensoro), Salto interior (Liga de Belén, Liga de las Colinas Agrarias de Salto y Liga Juan Antonio Lavalleja), Paysandú interior (Liga de Guichón), Río Negro Capital (Liga de Fútbol de Río Negro) e interior (Liga de Nuevo Berlín y Liga de Young), Rivera interior (Liga de Tranqueras y Liga de Vichadero), Soriano capital (Liga Departamental de Soriano) e interior (Liga Carmelitana, Liga Palmirense, Liga Centro de Soriano, Liga de Dolores).

La Confederación del Litoral Norte está compuesta por cinco ligas. El sector capital del departamento de Artigas (Liga de Artigas), Salto capital (Liga Salteña de Fútbol), Paysandú capital (Liga Departamental de Paysandú), Tacuarembó capital (Asociación de Fútbol de Tacuarembó) y Rivera Capital (Liga de Rivera).

La Confederación del Este tiene 19 ligas: el sector interior de Canelones (Liga Regional del Este de Pando, Liga General Artigas de Tala, Liga Regional del Sur de Las Piedras y Liga Regional Unión de Toledo), Cerro Largo capital (Asociación Departamental de Fútbol Cerro Largo) e interior ( Liga Regional de Río Branco), Lavalleja capital (Liga Minuana de Fútbol de Lavalleja) e interior (Liga José Batlle y Ordóñez), Maldonado capital (Liga Regional Sector Capital Maldonado) e interior (Liga de Zona Aiguá y Liga Zona Oeste), Rocha capital (Liga Rochense de Fútbol) e interior (Liga Castillense, Liga Regional de Chuy y Liga Regional de Lascano), Treinta y Tres capital (Liga de Treinta y Tres) e interior (Liga Regional de Cerro Chato, Liga Regional de Fútbol Olimar y Liga Regional Vergarense).

La Confederación del Sur está compuesta por 19 ligas. En el sector capital de Colonia está representado por la Liga de Fútbol de Colonia. El sector interior por la Liga Agraciada, Liga Regional de Cardona, Liga Regional del Plata de Conchillas, Liga de Juan Lacaze, Liga del Centro de Colonia, Liga Helvética, Liga Rosarina y Liga de Tarariras). Durazno capital cuenta en esta confederación con la Liga Ciudad de Durazno y en el sector interior con la Liga de Sarandí del Yí. Flores capital cuenta con una única organización, Liga de Fútbol de Flores. Florida capital es sede de la Liga de Fútbol de Florida y por el sector interior existen la Liga de Fútbol Local de Casupá y la Liga de Sarandí Grande. San José, en el sector capital, cuenta con la Liga Mayor de San José y en el sector interior la Liga Regional de Ecilda Paullier. Tacuarembó interior también forma parte de la Confederación del Sur con la Liga Isabelina y la Liga de San Gregorio de Polanco.

Clubes y selecciones en dos grandes torneos.

Entre las competencias anuales más tradicionales de OFI se destaca el Campeonato Nacional de Clubes, con casi 60 participantes de todos los departamentos, divididos desde 2016 en dos categorías con ascensos. El Campeonato Nacional de Selecciones es el otro gran torneo que concita la atención del público en cada capital del interior o localidad a la que pertenece la selección.

OFI es amateur; algunos clubes pagan viáticos.

Si bien OFI es oficialmente amateur, bajo el rubro "viáticos" en algunas instituciones futbolistas y entrenadores perciben dinero. En casos especiales los pagos son más elevados, por ejemplo cuando los clubes apuestan a refuerzos para las competencias a nivel nacional o de la liga local, a menudo con jugadores que pasaron por el profesionalismo montevideano. Fuentes de OFI indicaron a Ovación Domingo que esos viáticos pueden ir desde los $5.000 a $10.000, o incluso más, por cada partido jugado. En otros casos, sobre todo los del "interior profundo", los ingresos solo dan para un cometido, que es mantener la actividad deportiva para su localidad. Pero la inventiva y la dedicación nunca desaparecen. Tocando la puerta de empresarios, comerciantes grande o chico, allí nace gran parte de los recursos para los presupuestos que necesita un club para un campeonato.

Cinco centros formarán jugadores desde 2017.

La semana pasada, la dirigencia de OFI le presentó al técnico de la Selección Uruguaya, Óscar Tabárez, los "Centros de Desarrollo", una iniciativa que se pondrá en práctica con recursos de la Banca de Quinielas, Antel, las intendencias y el Programa Gol al Futuro de Presidencia de la República. Gustavo Bares contó que en marzo del 2017 se inaugurarán los primeros cinco centros, destinados a la preparación de futbolistas de entre 13 y 20 años. Estos jóvenes deberán contar con buenas calificaciones en sus estudios y haber sido designados por el cuerpo técnico del club donde militan. Los primeros grupos estarán ubicados en Maldonado, Minas, Flores, San José y Tacuarembó. Los locales contarán con equipos técnicos integrados por sicólogos, nutricionistas, profesores de Educación Física y técnicos de fútbol.

También hay violencia, lo que afecta la concurrencia.

La violencia no es un problema exclusivo de la AUF, porque en el interior los inconvenientes existen. A diferencia de lo que sucede en Montevideo, en los torneos de OFI el derecho de admisión lo aplican los clubes. "El dirigente es el que decide, quién entra y quién no a los espectáculos", indica Bares. La concurrencia a los partidos de las ligas del interior, según el presidente de la organización, ha mermado y lo adjudica a situaciones relacionadas con la violencia. La asistencia a encuentros entre selecciones, en cambio, no ha decaído. El promedio es de mil personas en el inicio del Campeonato Nacional de Selecciones, que aumenta a 3.000 o más espectadores en semifinales o finales. Colonia, Salto, Maldonado, San José, Canelones, Tacuarembó, Durazno, son departamentos en los que estas cifras de concurrencia resultan habituales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados