HISTORIAS

Otras mujeres que se animaron a presidir equipos de fútbol

Teresa Rivero fue la primera en sentarse en el sillón de un club de Primera División: Rayo Vallecano

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: elmundo.es

Peña es la primera mujer en conducir un club de fútbol en Uruguay, pero ha habido otras en el mundo. En España, por ejemplo, esta el caso de Rayo Vallecano, que fue presidido por Teresa Rivero entre 1994 y 2011. Ella fue la primera mujer en sentarse en el sillón de un equipo español de Primera División.

Otro caso es el de Ana Urquijo: quien fue la máxima autoridad del Athletic de Bilbao en 2006-2007. En ese periodo el equipo logró salvarse del descenso.

También en España, el año pasado, tres mujeres coincidieron por primera vez en la presidencia de los mencionados clubes de Primera División: Layhoon Chan (Valencia), Amaia Gorostiza (Eibar) y Victoria Pavón (Leganés).

En Italia, Rosella Sensi condujo los destinos de la Roma entre 2008 y 2011 después del fallecimiento de su padre Franco Sensi. Durante el mandato de Rosella el equipo salió segundo en el calcio en la temporada 2009-2010.

En Suiza, el FC Basilea fue conducido por Gisela Oeri entre 2006 y 2011. Esta empresaria del rubro farmacéutico conquistó con el club cuatro ligas de Suiza.

En México, Bravos de Juárez que milita en Segunda División tiene como mandamás a Alejandra De la Vega. Ella asumió por primera vez el cargo en el periodo 1988-1992 con solo 25 años, quebrando así la gran hegemonía de los hombres como presidentes. Ahora regresó al club y ya logró un ascenso a la Primera División azteca.

Más cerca, Flamengo -el club brasileño con más hinchas- fue conducido por Patricia Amorim entre 2010 y 2012. Amorim fue una gran nadadora brasileña quien llegó a competir en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988. En diciembre de 2009 se convirtió en la primera presidenta del club y se dio el lujo de contratar a Ronaldinho.

A 4.000 kilómetros de Río de Janeiro, en plena Amazonia y muy cerca de la frontera con Bolivia, en la pequeña ciudad de Plácido de Castro, el club que tiene el mismo nombre es presidido por Rafaela Escalante, graduada en administración. Allí, en un municipio de menos de 20.000 habitantes está una de las pocas mujeres que administran instituciones deportivas en el país. Además, tiene sólo 26 años y fue electa cuando tenía 25. La vicepresidenta de Plácido de Castro Fútbol Club es también mujer, Jovelina Barros, de 43 años.

En Argentina, mientras tanto, Valeria Cisneros, una emprendedora mujer de 34 años que estaba al frente de una ferretería en Villa Ballester, se convirtió en la presidenta del club Central Ballester, que se encontraba en la última categoría del ascenso del fútbol argentino en 2011. Cuando asumió Valeria ya tenía un hijo y estaba esperando el segundo.

La joven presidenta había colaborado con el club durante mucho tiempo, sobre todo en las inferiores, hasta que cuando hubo que darle un vuelco a Central se animó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)