NACIONAL

Un motor tricolor a turbovitz

El preparador físico de Nacional advierte que “me puedo equivocar”, pero....

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tulbovitz. “A Los Céspedes lo encontré más o menos, recién ahora está mejorando algo”.

Llegó en 1990, junto a Saúl Rivero, después de sacar campeón uruguayo a Progreso un año antes. Volvió en 2011 para integrarse al cuerpo técnico encabezado por Marcelo Gallardo. Y ahora, luego de haberse ido en junio de 2012 después que Nacional ganara el Uruguayo, vino con Martín Lasarte. Será por eso que, con su habitual perfil bajo, el Prof. Marcelo Tulbovitz habla con sentido de pertenencia, aunque sin invocaciones partidarias, simplemente comentando que "yo disfruto el día a día con los colaboradores y funcionarios"; y que "estoy muy contento por el regreso después de cuatro años, ahora junto a Martín, con el que en Chile ganamos tres títulos y, sinceramente, está para cosas más arriba… es uno de esos entrenadores que está despegado"

Sin embargo, el preparador físico no compara; si mira atrás, es sólo para decir que "las situaciones son diferentes, cada Nacional tiene sus cosas; por ejemplo, yo tuve al Santi Romero cuatro años atrás, y hoy lo que evolucionó…está firme, está fuerte, es un muy querido por la hinchada; y a Rafa García también lo tuve: en la época nuestra no jugó mucho, pero siempre estaba ahí, es un profesional a muerte, y cuando se le precisó, es un jugador al que Nacional le queda a la medida. Después…a Los Céspedes lo encontré más o menos, recién ahora está mejorando algo. Me hubiera gustado que hubiese mejorado en ciertas cosas… aunque hay intención de mejorar: se están haciendo dos canchas más, la 6 y la 7, y en el chalé de los jugadores empiezan arreglos importantes".

Además, a nueve días del inicio del Uruguayo Especial, que es como su nombre, pues en un semestre se juega todo lo que habitualmente representa una temporada de un año, sólo hay tiempo de mirar adelante. "Vamos a llegar en buenas condiciones a un campeonato que va a ser durísimo, parejo…para mí, no va a ser un campeonato de dos. Uno se puede equivocar, pero yo creo que hay cuadros que se están preparando muy bien, es un campeonato corto y, además, el fútbol uruguayo viene de tener una gran sorpresa positiva: el título de Plaza empujará a otros equipos, porque lo que hicieron fue extraordinario. Por eso creo que va a ser un campeonato fuerte, competitivo, cerrado. Le puedo errar, eh…pero me da la sensación de que va a estar peleado hasta el final, y entre varios cuadros".

Si es por esa paridad, que supone una dificultad, uno de los dos motores que impulsan el funcionamiento físico futbolístico de Nacional no se estresa ante la largada de una "carrera" de 15 partidos que, frente a las 30 fechas habituales del Uruguayo, parece los 100 metros llanos; al contrario: "A mí me encanta, es algo que, por lo menos, tiene el fútbol uruguayo: no es fácil; y me lo han dicho jugadores extranjeros que tuve y han jugado acá. Me gustará ver mejores partidos, tener mejores canchas… pero ese algo nuestro, a mí me encanta".

Al cabo, esa quizá haya la constante de los dos pasajes anteriores de Tulbovitz por Nacional: el alto voltaje emocional, incluso propio de las grandes campañas. "En el 90 clasificamos a la final de la Supercopa al ganarle a Estudiantes por penales, pero tres días después perdimos el clásico con dos goles de Barán, lo sacaron a Saúl (Rivero) y (el cuerpo técnico) no la jugamos. Por eso, acá el único objetivo es ganar, muchas veces se puede hacer análisis de sistemas, de estilos de juego, pero lo que queda es lo que queda… y lo que queda es que, más allá de jugar bien o no, nos van a juzgar por si ganamos el título o no lo ganamos. Obvio, con un buen desarrollo de juego los caminos tienen más posibilidades, pero lo único que queremos es ganar, salir campeones. Después vendrá el análisis".

¡TRAGAME TIERRA!

"Vístase, vamos"; "no, yo no voy".

"En el 90 debuté con Independiente en Avellaneda por la Supercopa:1 a 1, gol de Dely. Salíamos del hotel al estadio y veo a Dely en la vereda, con ropa de calle. Vístase, nos vamos, le dije, y me contestó: No voy. Yo tenía 27 años, era nuevito, y empecé a transpirar; con jugadores arriba del ómnibus, yo sabía que miraban. Quiero resolver esto entre Ud. y yo, sino debo avisar al técnico, le dije, y me respondió: "No voy". Ahí me tocan el hombro: era Julio vestido de Nacional. El otro era Jorge. ¡Yo no sabía que tenía un gemelo!"

Los referentes, uno por uno.

"Fucile y Seba Fernández destilan calidad; ¡lo que genera Polenta, un gran capitán!; la personalidad de Conde, Arismendi y Porras...; Viudez tiene características físicas y futbolisticas que los que lo vieron entrenar y jugar, saben de qué hablo: son extraordinarias, hay una fracción de segundo que no pisa el suelo, va suspendido en el aire; y ni hablar de Ligüera: vino con gran humildad, se moría por volver a Nacional, y habla con la misma claridad conceptual adentro y afuera de la cancha, tiene una adhesión impresionante".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)