GUSTAVO LORENZETTI

Mostró que es un jugador diferente

Aunque le faltó compañía, tuvo chispazos de su calidad

Asistencias. El jugador argentino metió pases entre líneas, pero no los aprovecharon. Foto: Francisco Flores.
Asistencias. El jugador argentino metió pases entre líneas, pero no los aprovecharon. Foto: Francisco Flores.

Los primeros 90 minutos oficiales de Gustavo Lorenzetti con la camiseta de Nacional le permiten a los hinchas tricolores ilusionarse con su rendimiento.

Es que el jugador nacido en Rosario, Argentina, y que es nacionalizado chileno, tuvo momentos del partido que fueron muy buenos.

Mostró ser un jugador diferente, con calidad innata, capaz de meter un pase de gol entre líneas, de colocar una asistencia y buscar la devolución al vacío.

Ya al minuto de juego Lorenzetti había metido un pase al vacío que Rivero no supo capitalizar, ya que se demoró en definir.

En los primeros minutos del juego Liverpool le dio espacios, lo dejó jugar con libertad. Lorenzetti no se achicó, la pidió todas, se mostraba muy motivado de jugar en Nacional después de tantos años defendiendo a la “U” de Chile, donde es uno de los ídolos de los últimos tiempos.

Por ocasiones jugó a las espaldas del doble cinco de Maximiliano Bajter y Hernán Figueredo y ese hecho le permitía jugar suelto.

Pero el juego cambió con el gol de Diego Guastavino, el partido se hizo más enredado y los espacios empezaron a escasear. Más aún cuando Nacional, en especial sus zagueros, abusaron del pase en largo hacia los atacantes. De más está decir que el juego aéreo no está dentro de los fuertes de Lorenzetti, de un jugador que mide un metro con 68.

Aún así generó una amarilla en el zaguero Martín González (26’) y alguna falta más cerca del área.

Liverpool mejoró la marca sobre él y en algunas oportunidades lo doblaron en marca.

Otra veces pareció no encontrar a su socio ideal.

En ese sentido, y pensando a futuro, el juvenil Santiago Rodríguez puede ser el socio perfecto, por la velocidad, técnica y desfachatez del futbolista de 19 años.

En el complemento, Lorenzetti tuvo algún centro que se le fue medio largo y que terminó en las manos de Jorge Bava, que más allá del buen nivel que mostró bajo los tres palos, también plasmó en la cancha un buen rendimiento en las pelotas aéreas, donde Nacional insistió teniendo en cuenta lo bien parado que estaba Liverpool y con la cantidad de jugadores que marcaba.

En el minuto 56, con toda la defensa de Liverpool parada dentro del área, Lorenzetti le hizo un globito a los defensas, dejó a Matías Zunino cara a cara con Bava aunque algo sobre el costado, pasó la pelota al medio y la jugada finalizó con un cabezazo débil que atrapó sin problemas Bava.

Cuando Nacional insistía pero no lograba llegar al empate, y Liverpool amagaba con el segundo, Lorenzetti pudo empatar con un remate que iba bien dirigido, pero el balón dio de lleno en su compañero Octavio Rivero, que estaba ubicado a unos metros del arco. El centrodelantero tuvo un interesante juego bajando pelotas y anotando el gol, aunque le faltó movilidad.

Ya en el cierre pudo llegar la frutilla de la torta, con otra jugada de gol para el argentino - chileno, pero no pudo ser.

Lorenzetti empezó a mostrar en cancha porqué lo quería Domínguez y que puede ser útil para el equipo. Ojo, recién es el comienzo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)