PEÑAROL

El monto de la deuda externa: 23° en 32

El aurinegro quedó eliminado de la Copa Libertadores y a la hora de pasar raya el balance no es positivo. Finalizó en el puesto 23 de los 32 participantes del torneo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Atlético Nacional vs. Peñarol. Foto: EFE

Peñarol no se clasificó para jugar los octavos de final de la edición 2016 de la Copa Libertadores, y más aún: se quedó sin esa posibilidad un partido antes del que marcó el cierre del grupo, habiendo ganado sólo uno, que justamente fue el que jugó con Sporting Cristal cuando ya estaba "afuera de la conversación", y sumado cinco puntos, con un saldo de otros tantos goles a favor y 11 en contra, que sobre un total de seis encuentros son, en el primer caso muy pocos, y en el segundo, muchos.

Sin embargo, y al menos frente al espejo de lo que es la gloriosa y riquísima historia de los aurinegros a lo largo de los 56 años de vida de la Copa, el indicador más caústico y severo acerca de lo que fue la campaña de ahora, surgió al llegar el momendo de pasar raya a la disputa de la fase de grupos.

Es que, más allá de que el primer y gran corte que hizo el desarrollo de la Copa puso a un lado a los 8 ganadores de serie, y al otro —como rivales en los próximos cruces— a los 8 segundos, es posible armar un ranking según los puntos ganados en los seis encuentros de la ronda inicial por cada uno de los 32 participantes y, en caso de igualdad entre dos o más de ellos, por la diferencia de goles.

Así, entonces, se verá que Peñarol salió 23°, habiendo superado sólo a San Lorenzo, Emelec, Liga Deportiva Universitaria de Quito, Sporting Cristal, Trujillanos, River Plate de Uruguay, Cobresal, Deportivo Cali y Melgar.

Obvio: lo de Peñarol en la Copa fue muy pobre, quedando incluso por debajo de Colo Colo, Palmeiras, Independiente Santa Fe, The Strongest, Olimpia y Bolívar, dentro del lote de los que, al igual que los aurinegros, tampoco pudieron pasar de la fase de grupos.

Acaso, ese indicador del 23° lugar representa el monto de la deuda externa que Peñarol tiene hoy con su historia, y que no es mayor aún por la fuerte amortización que hizo con la gran campaña que, luego de 24 años, lo llevó a jugar la final de la Copa en 2011.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)