COPA SUDAMERICANA

Montevideo City Torque enfrenta a su primer rival no uruguayo: Bahia

Los ciudadanos reciben esta noche a un equipo brasileño que viene en muy buena racha, aunque no le ha ido muy bien como visitante.

Catarozzi, autor del segundo gol de Montevideo City Torque. Foto: AFP.
Catarozzi, autor del segundo gol de Montevideo City Torque ante Fénix. Foto: AFP.

Otra vez habrá trasnoche en Manchester. Ya con un poco más de paz, seguramente, porque el City cortó con todas las críticas que le caían por su participación en la fundación de la Superliga europea al bajarse de la misma y entonces, con la tranquilidad de que ahora solo debe enfocarse en ganar las semifinales de la Champions League (la Premier la tiene en el bolsillo), sus directores pueden mirar hacia Uruguay para ver a una de sus filiales.

Montevideo City Torque juega esta noche (Parque Viera, hora 21.30, Directv) el partido más importante de su joven vida, porque hará su debut en una fase de grupos de un torneo continental.

La obtención del cuarto lugar en la Tabla Anual le permitió clasificar a la Copa Sudamericana, donde eliminó a Fénix por un global de 2-0 en la primera fase para llegar a esta instancia, en donde debutará ante el brasileño Bahia.

¿Qué se puede esperar de Montevideo City Torque? Lo normal del equipo que dirige Pablo Marini es una propuesta de buen fútbol, con rotación de pelota, salida prolija desde el fondo, paciencia para generar los espacios, proyección constante de los laterales, una ofensiva en movimiento y gol. Sin embargo, se plantea una duda de acuerdo al rival y al antecedente de lo expuesto en el partido de ida ante Fénix.

Aquella noche, ante los albivioletas, los ciudadanos dejaron de lado su habitual juego para sorprender con un planteamiento mucho más especulativo, esperando a un rival de gran vocación ofensiva.

Enfrentar a un equipo de Brasil equivale a tener enfrente a un rival que pensará más en el arco contrario que en el propio, por lo cual puede llevar a que Marini haga un planteamiento similar al de aquel juego con Fénix. Sin embargo, hay un matiz.

Ante el equipo uruguayo era una serie de ida y vuelta, en el que contaban los goles de visitante. Entonces, MC Torque priorizó que no le convirtieran en casa (0-0) para salir a atacar y anotar en cancha ajena. Y le salió bien, porque la vuelta la ganó 2-0. En esta ocasión no hay tanto para cuidar, porque se juega en grupos y no hay tiempo para especular. Solo clasificará el ganador de la serie, por lo que vencer de local es una obligación.

Bahia, un ya habitual visitante de Montevideo

Montevideo pasó a ser un destino recurrente para Bahia, pues hará su tercera visita en los últimos cuatro años y siempre para jugar por Copa Sudamericana. Mal no le ha ido al equipo del norte de Brasil, porque sacó dos empates. En 2018 y por la segunda fase igualó 1-1 con Cerro, para luego vencerlo 2-0 en la vuelta y clasificar.

Al año siguiente, por la fase 1, igualó 0-0 con Liverpool, aunque en la vuelta el negriazul venció 1-0 y lo eliminó. En esta ocasión llega a Uruguay con un presente mejor que el pasado que lo depositó en esta instancia, pues culminó la pasada temporada en el lugar 14 del Brasileirão y fue el último equipo de su país en obtener el pasaje a la Copa Sudamericana. Sin embargo, su marcha es muy buena en la actualidad.

Ganó sus últimas cinco presentaciones entre Copa de Brasil, torneo estadual (Baiano) y la Liga del Nordeste, en las que convirtió 13 goles y solo recibió tres. Claro, en todos los partidos fue local. De visitante la realidad de los conducidos por Dado Cavalcanti es bien distinta, porque perdió tres de los últimos cuatro y el restante lo empató, anotando únicamente dos tantos y recibiendo seis.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados