OJO CRÍTICO

El modelo del fútbol va a cambiar

EDWARD PIÑÓN

EDWARD PIÑÓN

Lo que se viene por delante en el mundo del fútbol es inevitable. Serán tiempos de vacas flacas y de cuentas más reales. Aquellos contratos que asustaban por los números desorbitantes que supieron manejarse irán indefectiblemente a la baja. Vienen muchos meses de recortes.

Y cambiará el modelo porque el mundo que se viene va a ser más pobre y más cerrado. Eso se sentirá con mayor fuerza en aquellos países cuya principal fuente generadora de ingresos se presenta por la exportación de futbolistas.

Argumento contundente para asumir el reto de imponer un nuevo estilo de conducción, porque ya no será tan fácil lograr que los Manuel Ugarte, Matías Arezzo, Facundo Pellistri o Santiago Rodríguez, por nombrar a algunos, ingresen al mercado europeo o estadounidense con los valores que antes de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus se proyectaban conseguir.

El mundo se detuvo y esta detención impacta en todos los mercados. En todos los rubros. Se venderán menos abonos, menos camisetas, caerán sponsors y pagarán menos millones de euros por los pases y se bajara de las nubes muchos salarios de los futbolistas.

No aceptarlo así, y querer vivir en una burbuja, será firmar el certificado de defunción.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados