ARGENTINA

Mitos y verdades de la carrera del "Trinche" Carlovich

Historias que fueron negadas por él mismo, jugadas que quedarán en el recuerdo de los espectadores y anécdotas para siempre tener en cuenta.

"Trinche" Carlovich.
"Trinche" Carlovich.

Tiraba caños y tacos. Hacía moñas. Se sacaba a los rivales de encima a puro talento. Convertía golazos de volea y emocionaba a muchos con su fútbol. Así lo definen a Tomás Felipe Carlovich, un nombre que con el tiempo se hizo más conocido por su apodo: “El Trinche”.

Criado en un barrio humilde de Rosario, hijo de padre yugoslavo, nunca trascendió en el fútbol argentino ni fue al exterior.

Muchos no lo conocieron, pero los que sí tuvieron ese privilegio, ayer se consternaron en las redes al conocer la muerte de quien se transformó en una leyenda del fútbol argentino.

El miércoles le robaron la bicicleta, ese medio con el que se movía humildemente por Rosario. Lo golpearon salvajemente en la cabeza, lo internaron, no resistió a una operación y ayer falleció a los 74 años.

Muchas personalidades de Argentina se expresaron en las redes para recordar a un jugador que para varios, fue de los mejores, pero que optó por no trascender.

Carlovich se inició en juveniles de Rosario Central y debutó en el primer equipo canalla en un amistoso frente a Peñarol en 1969, pero luego dejó y se fue a Central Córdoba. Ahí se transformó en ídolo y todos querían verlo jugar.

Cada persona que habla de él tiene algo para decir. “Forma parte de la iconografía de la ciudad”, dijo el actor rosarino Darío Grandinetti en un especial de Informe Robinson dedicado a Carlovich, en el que Jorge Valdano confesó que “se convirtió en un símbolo de un fútbol romántico que hoy casi no existe”.

Le faltó profesionalidad, dicen los que saben y no le puso el factor entrega a la causa afuera de la cancha, porque adentro era imparable. “No jugó en primera porque él no quiso”, dijo César Luis Menotti.

En ese Informe Robinson de 2016, Carlovich aclaró que “a veces no se da. No es porque no quise, eran otros tiempos y a lo mejor si era un jugador de esta época no estaba acá”.

En Rosario fue furor en su época y los fanáticos inmortalizaron una frase que se repetía: “Esta noche juega ‘El Trinche’”.

SELECCIÓN

¿Se fue a pescar?

Se dijo que Menotti lo citó a la selección y no aceptó: “La respuesta que me dio fue que no pudo regresar porque el río estaba alto”, reveló el Flaco. Pero Carlovich lo desmintió: “Se inventaron muchas cosas de mi vida. ¡Jamás fui a pescar! ¿Qué jugador no querría vestir la camiseta de Argentina?”, tiró.

diego maradona

El reencuentro con el "10"

Siendo técnico de Gimnasia, Maradona fue a Rosario y se reencontró con “El Trinche”, quien contó: “Me empezó a hablar al oído y no paraba. Hasta me firmó una camiseta y me puso: ‘Trinche, vos fuiste mejor que yo’. Lo único que le pude contestar es ‘Diego, vos fuiste lo más grande que vi en mi vida’. Ahora puedo partir tranquilo”.

la rompió

Contra la selección argentina

El 17 de abril de 1974 en un partido de preparación para el Mundial de Alemania, Argentina enfrentó a un combinado de Rosario con jugadores de Newell´s y Central. Carlovich jugaba en Central Córdoba y era el único de la B citado a ese equipo que ganó 3-1 ante los albicelestes. Esa noche “El Trinche” la rompió.

recuerdo

En el cine

El director Carlos Galettini grabó un partido de Central Córdoba como visitante de Deportivo Armenio (2-2) para mostrar imágenes de fútbol en la película “Se acabó el Curro” (1983). A Carlovich se lo vio mientras se sacaba un hombre de encima con la camiseta número 10. Ese fue de los pocos registros televisivos de “El Trinche”.

mágico

El doble caño

Todas las historias que se cuentan sobre Carlovich lo ponen como el inventor del doble caño, ida y vuelta. Si bien dicen que es poco productiva porque se vuelve al lugar anterior, es de esas que embellecen al fútbol. “El Trinche” le restó importancia: “Algún caño de ida y vuelta habré hecho, pero no es para tanto”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados