PEÑAROL

Misión: recuperar al capitán para definir

Cristian Rodríguez sufrió rotura fibrilar y no juega más por el Clausura, pero lo prepararán para la eventual final

Cristian Rodríguez y Diego López en Peñarol
Tranquilidad. Eso parece pedirle Cristian Rodríguez al DT Diego López, que sabe el impacto del capitán en el plantel. Foto: Fernando Ponzetto

Hay preocupación en Peñarol y no es para menos. Cristian Rodríguez, el capitán pero por sobre todas las cosas uno de los futbolistas más desnivelantes que tiene el plantel y el fútbol uruguayo, se perderá las últimas dos fechas del Clausura por una rotura fibrilar y, lo más inquietante, es que los plazos de recuperación son apenas los mínimos para recuperarse para una eventual final, esa a la que los aurinegros aspiran a llegar este próximo fin de semana.

El clásico del fin de semana se empató de atrás y si bien el resultado no dejó conforme al aurinegro, al menos le permitió mantener la diferencia en el Clausura, por lo cual si el sábado gana ante Progreso en el Campeón del Siglo, levantará la copa. Sin embargo, el saldo desde lo sanitario terminó por opacar totalmente la igualdad, porque si Peñarol consigue el trofeo no podrá ser levantado por su capitán.

“Se le realizó resonancia magnética a Cristian Rodríguez, mostrando el estudio una rotura fibrilar en sóleo”, expresó el comunicado oficial emitido por Peñarol luego de los exámenes a los que fue sometido el “Cebolla”.

Una rotura fibrilar significa que ha desgarro, es decir que la lesión demandará no menos de 21 días de recuperación. Está claro que ante Progreso el volante de 33 años no estará en campo (de hecho ya estaba decidido que no participaría de ese encuentro apenas se conoció que tenía como mínimo una distensión, lo que fue apenas culminado el encuentro clásico) y tampoco en la última jornada, cuando se visite a Defensor Sporting. Sin embargo, lo primero que todo el mundo hizo en el entorno aurinegro fue tomar los almanaques que estuvieran a mano para empezar a sacar cuentas. ¿Cuándo podrá volver el “Cebolla”?

Plazo justo.

Los 21 días se cumplirán exactamente el domingo 11 de noviembre, fecha prevista para la disputa de la eventual final entre los campeones del Apertura (Nacional) y del Clausura, ese certamen que Peñarol está a un triunfo de conseguir. Si la consagración mirasol llega este fin de semana, entonces habrá fecha para un nuevo clásico, aunque no sería en igualdad de condiciones. Y allí radica la mayor inquietud.

En desventaja.

Así como es prácticamente un hecho que Peñarol ganará el Clausura, también lo es que Nacional se adjudicará la Tabla Anual, más allá de que la diferencia es de solo una unidad en favor del tricolor: 81 a 80. Sin embargo, el tradicional rival aurinegro tiene un partido accesible en la próxima fecha ante Atenas y otro no tanto, pero para el que igualmente es favorito, pues recibirá a un Danubio que viene a los tumbos.

Otra variable que debe considerarse es la dificultad un tanto mayor que afrontará Peñarol, porque si bien es cierto que es candidato a derrotar a Progreso y así asegurar el Clausura, en la última jornada le aguarda Defensor Sporting en el Franzini.

Por lo tanto, bien puede el aurinegro imaginarse el peor panorama y es que esa final prevista para el 11 de noviembre en el Centenario deberá ganarla, porque Nacional tendría la ventaja deportiva que le otorgaría adjudicarse la tabla acumulada. Eso significa que si se impone en los 90’, en el alargue o en los penales, será campeón uruguayo.

Se supone que el “Cebolla” sí estaría disponible para las dos siguientes finales (que podrían llegar a jugarse en el Campeón del Siglo y en el Gran Parque Central), pero para que ellas se disputen Peñarol deberá ganar la primera.

Tratamiento.

No hay curas mágicas en el tema de las lesiones musculares, pero sí la ciencia ha avanzado y está comprobado que si un deportista se somete a un tratamiento de plaquetas, que consiste en tomarle sangre al paciente, someterla a un procedimiento para enriquecer el plasma y reinyectarlo en la zona afectada. De esta manera se consigue bajar los plazos de la curación, aunque no funciona en todos los casos.

No se descarta en tiendas aurinegras someter al “Cebolla” a este tratamiento a fin de que pueda estar a la orden en la eventual primera final. Ahora bien, ¿tan importante es Cristian Rodríguez para Peñarol? Veamos.

músculo

¿Qué es y qué función tiene el sóleo?

El músculo sóleo, donde Cristian Rodríguez tiene la rotura fibrilar, se encuentra en la parte posterior y baja de la pierna, debajo de los músculos gemelos y llegando hasta el talón. Cumple una función muy importante porque en los bípedos es el que ayuda a mantener la vertical. Está constantemente tirando hacia atrás y eso evita que el cuerpo se vaya para adelante. En los deportistas tiene una exigencia constante, pues es vital para correr, saltar y hacer cambios de dirección. Es una lesión muy molesta porque por ser en un músculo con una gran proporción de fibras de contracción lenta, tira mucho.

Antecedentes.

Si se miran los números del equipo cada vez que su capitán no estuvo a la orden se debe coincidir en que no lo ha extrañado tanto. Sin embargo -y como va dicho al comienzo- se trata de uno de los futbolistas más desequilibrantes no solo del plantel aurinegro, sino del fútbol uruguayo. Mucho más incluso en un clásico, porque si bien es cierto que no tuvo una gran actuación el pasado sábado, fue quien armó la jugada que terminó en el gol del empate anotado por Viatri.

“Cebolla” disputó 19 partidos en este Uruguayo con Peñarol y se perdió 13. De los que jugó, el aurinegro ganó 14, empató 3 y perdió 2. Uno de ellos tiene como apunte que fue ante Torque (por el Apertura) y apenas horas después de que Cristian Rodríguez llegara desde China, donde estuvo defendiendo a la selección, lo que mermó su rendimiento al punto que incluso falló un penal.

De los encuentros en los que no estuvo, el saldo mirasol es altamente positivo: ganó 8, empató 3 y solo perdió 2. Uno de los que culminó con derrota fue el de hace tres fechas ante Rampla Juniors (1-0), cuando Peñarol dejó su invicto en el Clausura.

¿Quién juega?

La buena noticia para Peñarol es que Walter Gargano ya volvió y podrá ocupar el doble cinco junto a Guzmán Pereira. Esa incluso era la idea primaria de Diego López, pasando al “Cebolla” unos metros más arriba, pero el “Mota” aún necesita tomar ritmo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)