COPA LIBERTADORES

Misión imposible: Peñarol aguarda por un final feliz

El aurinegro buscará un resultado positivo jugando sin sus figuras y tras un viaje que se tornó muy largo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Luque apunta al once titular. Foto: Ariel Colmegna.

Hace muchos años en la televisión uruguaya tuvo gran vigencia y popularidad una serie del género bélico, inspirada en la Segunda Segunda Guerra Mundial y llamada "Misión Imposible". Era ficción, claro. No se basaba en hechos y/o crónicas reales. Tal vez porque la verdadera "Misión Imposible" hubiese sido crear, bajo un manto de mínima credibilidad, demasiados capítulos en base a aventuras plagadas de dificultades casi insalvables para los protagonistas, que… obvio, tenían un final feliz: las terminaban superando.

Pues bien, hoy en Medellín este Peñarol que completo no viene cosechando buenos resultados y que llega a enfrentar al campeón del fútbol colombiano sin varias de sus figuras más experientes, lo que lo llevará a utilizar a algún jugador fuera de su puesto natural, sobre todo en la retaguardia, con lo que eso representa en materia de riesgo ante un rival que tiene un promedio de casi tres goles a favor por partido, parece tener por delante una empresa que bien podría "darle letra" a aquella serie de género bélico que tuvo tanta popularidad.

No en balde, Juan Pedro Damiani —que, por su actividad particular, suele acompañar las salidas internacionales del equipo en instancias especiales, donde la presencia del presidente aurinegro se vuelve importante— ha venido a Medellín, aunque el resultado del partido contra Atlético Nacional no va a dejar a Peñarol clasificado para los octavos de final de la Libertadores ni tampoco eliminado y, como le contó ayer a Ovación durante el vuelo de Avianca, fundamentó su decisión de viajar, adoptada el viernes, diciendo que "en los malos momentos, los más difíciles, es cuando uno más debe estar".

Tal cual. La mano para Peñarol hoy en el estadio "Atanasio Girardot", ante un equipo vivaz, rápido, muy bien estructurado y con gran sentido atacante, es muy —pero muy— brava; porque, además, por si no tener a Forlán, Valdez y Guillermo Rodríguez fuera poco, demoró más de 11 horas en llegar a Medellín.

EN CORTO.

Forlán - Le hacen una resonancia.

Diego Forlán salió lesionado ante Sud América, sufrió una distensión en el posterior. Sin embargo, según le explicó Rienzi a Ovación, la lesión es menos grave de lo que se suponía. El examen clínico mostró una gran mejoría. Ayer entrenó haciendo bicicleta y no sintió molestias. Hoy se la hará una resonancia para conocer con mayor exactitud la lesión.

Guillermo - Con contractura.

Guillermo Rodríguez, otro que se quedó, tiene una contractura importante en los posteriores. Sólo entrenó en el gimnasio. A Carlos Valdez, su compañero de zaga, se le hizo una ecografía en la presente jornada que comprobó su desgarro. Es pequeño, de 5 milímetros, pero tendrá para 15 días de recuperación. Mañana comenzará a caminar y moverse un poco.

PEÑAROL DE VISITA.

El peligro está en otro lado.

Por el poderío de Atlético Nacional, que es un equipo ducho, ofensivo, a veces hasta lujoso en la faz atacante, y por la propia "geografía" del grupo 4 de la Copa, según la cual Huracán era y es "el rival" de Peñarol para pasar de fase, éste de esta noche en Medellín es un partido de altísimo riesgo para los aurinegros pues no en vano hace ya tres partidos que no ganan, con el agregado de que empataron uno y perdieron los restantes, pero tal vez- no el más importante, sobre todo si se tiene en cuenta que es harto difícil que el cuadro dirigido por Da Silva consiga un resultado favorable.

Esto es, la clave para Peñarol hoy está en que Huracán no le gane a Sporting Cristal en Lima: si pierde, hará un punto menos que Peñarol en la capital peruana, y si empata y los aurinegros no suman ante Atlético Nacional, le seguirá llevando los tres que le robó en el Centenario, donde los uruguayos reciben la próxima semana a los colombianos.

Orlando Berrío.

Potente, veloz, hábil, suele jugar por la punta derecha, desde donde desborda, mete diagonales y llega a definir con precisión en el área contraria; esto es: una zona en la que a Peñarol le ha costado afirmarse en la retaguardia.

Emilio Mac Eachen.

El único zaguero real y con cierta experiencia, al que Peñarol puede echar mano. Esta noche le cabe la responsabilidad de tomar la bandera de la defensa de su arco. Si no lo hace y/o falla, puede pasar un desastre.

Luque - Va desde el arranque.

El argentino Carlos Martín Luque será titular en la ofensiva aurinegra para enfrentar a Atlético Nacional de Medellín. El atacante será clave para salir en velocidad, cuando el conjunto de Jorge Da Silva logre escapar al asedio del rival. Tendrá la oportunidad de jugar desde el arranque y de mostrarse frente al cuerpo técnico en la Copa Libertadores. Por eso, es un partido en el que Luque se puede destacar si aprovecha su virtud.

Olivera - Duda inesperada

Da Silva reveló que "Maxi" Olivera tiene una ampolla debajo de un callo y eso "me preocupa, porque yo no lo sabía, es inesperado". El DT dijo que el médico revisará mañana al jugador, "pero cuando pasa esto, nunca se sabe". Da Silva dijo que tiene el equipo, pero no lo dio, porque "recién mañana se lo digo a los jugadores".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)