ESPAÑA

"Miro para atrás y no puedo creer lo que me está pasando"

Luis Suárez habló de su actualidad futbolística, su relación Diego Godín, su vínculo con los niños y señaló que cuando termine su carrera deportiva "hay grandes chances" de quedarse viviendo en Barcelona.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Luis Suárez en el entrenamiento de Barcelona. Foto: EFE

“Le sorprende a uno, le llama la atención que mira y no cree de uno que la peleó tanto para llegar a jugar al Barcelona, la veía lejísimo... Es difícil de creer y vivir esta realidad. La verdad que miro para atrás y no puedo creer lo que me está pasando", señaló un descontracturado Luis Suárez este viernes a la mañana en 100% Deporte (Sport 890).

El salteño, habló de su gran momento y se refirió a los cuatro goles que el miércoles le convirtió a Deportivo La Coruña: "En el Ajax cuando uno hacía cuatro goles decían es fácil hacerlos ahí. Hoy en Barcelona se disfruta. Veníamos de una racha muy negativa y sorprendente también, porque creábamos muchas situaciones de gol y no entraban. Este año tenemos la posibilidad de ganar dos títulos. La calidad sobra en este plantel. Cuando sale todo bien, es a nivel grupal, no solo por nosotros tres (Lionel Messi, Neymar y él). Perdimos la Champions, ahí fue donde nos dolió. Pero sabemos la Liga sigue dependiendo de nosotros".

Además, sobre el tridente, aclaró: "Preferimos ganar la Liga a que uno salga goleador".

Entrenamientos.

"Acá es todo con pelota, todo táctico. En Uruguay es todo físico... Ya aprovecho para pegarle al profe de la selección (risas). Así se hace mucho más llevadero", dijo.

Asimismo, añadió: "Preparadores físicos y entrenadores uruguayos me preguntan: ¿cómo aguantan todo el año? Y siempre contesto lo mismo: depende de cómo se cuide cada uno. Acá hay otra cabeza".

Diego Godín.

"La discusión con Godín del año pasado estuvo mal. Dejamos una mala imagen, pero la realidad es que somos amigos. Vivimos el fútbol a full y cada uno quiere lo mejor para su equipo", explicó.

Sobre el último encontronazo, sostuvo: "¿Lo del codazo? El sabe que fue fortuito. Ni cuenta me doy que lo tocó. Después del partido me fue a saludar él y estuvimos hablando".

Niños.

"Lo de ayer fue fuerte. A veces uno se calienta por pequeñas cosas que pasan en la cancha y hay otras tan fuertes... Yo fui niño, soy hincha , los niños me pueden y uno se debe a ellos , a veces se dificulta cuando estàs con la familia", explicó sobre la presentación del libro "Relatos Solidarios del Deporte", donde donará su recaudación a los enfermos de PKU y Candela.

Futuro.

"Tengo contrato hasta el 2019 en el club. En un futuro, no me gustaría moverme de acá. Ya estoy adaptado a la vida y mi familia también. La familia de mi mujer vive acá, mis hijos se están criando acá. Hay grandes chances de que me quede", sentenció.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)