A un toque

Y si miran un poco a Nacional

A los hinchas de Peñarol les rechina que les pongan como ejemplo el modelo de Nacional, como a los de Boca el de River, y así con todos aquellos clubes que construyeron a lo largo de su historia una marcada rivalidad deportiva.

A pesar de ello, en estos tiempos de reflexión que impone el final de un año e inicio de otro, los dirigentes de Peñarol podrían aprovechar para ojear el rumbo que tomó Nacional, por la madurez que logró el club, y también profundizar algunas de las buenas decisiones que los aurinegros adoptaron para corregir su rumbo.

Nacional se despojó de planteles llenos de referentes, apostó, como desde aquel proyecto que promovió a partir de 1999, a la renovación y promovió valores que le dieron triunfos y dólares. Cuando circunstancialmente se apartó, generalmente fracaso. En los últimos años, Damiani hizo intentos por rehacer el club desde las juveniles, pero el club se autoflageló con planteles largos, añosos, sin frescura y llenos de referentes.

Ahora Peñarol tiene la opción de dejar de esperar milagros y apostar más que nunca a la organización y planificación. Como Nacional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º