Copa Amércia

Bajo la mirada del maestro

A pesar del frío y la cercanía de la Copa América, Tabárez y su equipo vieron un amistoso entre juveniles.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Oscar Tabárez. Foto: Víctor Rodríguez

No tenía motivos para estar allí. Sólo jugaban un partido amistoso entre la selección sub 15 de Uruguay y un equipo de Durazno, para confraternizar. En el visitante no había ningún seleccionado, y el frío congelaba. Sin embargo, junto a su equipo de colaboradores, Óscar Washington Tabárez observó las dos horas de entrenamiento que los chiquilines realizaron el miércoles en el Complejo Celeste.

La delegación de Wanderers de Durazno se mostró sorprendida por la vigilancia de Tabárez y su equipo. José Herrera, ayudante del maestro, fue el encargado de aclarar a Canal 6 de Durazno por qué esa actitud: "Las puertas siempre están abiertas para que la gente del interior nos visite. Generalmente hay un porcentaje muy elevado (de futbolistas del interior) en cada selección".

Los visitantes se sintieron agasajados y lo dejaron claro por medio de algunos de los que formaron la comitiva. Juan Torena, directivo de Wanderers expresó: "Nosotros apuntamos mucho a las formativas, y venir al lugar en el que entrena la selección es un premio para los jugadores".

A la práctica pudo acudir sólo Tabárez, o alguno de sus colaboradores, pero no: el proceso de selecciones le da gran importancia a lo colectivo y predica con el ejemplo. "El fútbol es un deporte grupal y es importante la conformación del grupo. Eso después se ve dentro de la cancha", explicó Herrera.

Para que los grupos sean unidos y puedan fortalecerse, quienes los integran deben llevarse bien y para eso, según el proyecto Tabárez, se deben cultivar algunos valores que van más allá de lo deportivo. "La formación es un proceso integral y el futbolista tiene que crecer como deportista y como persona", considera Herrera.

El crecimiento del deportista, más aún cuando se trata de divisiones inferiores, debe ser respaldado por sus familias ya que sirven como contención y sostén. "Es importante que los acompañen, que los apoyen en el inicio", explica Herrera.

Esta situación igualmente debe tener ciertos límites. Cuando la compañía es abusiva genera un efecto negativo, ya que invade otros espacios. Herrera justificó esa idea con una analogía de un proceso similar: "El apoyo debe ser como cuando uno acompaña a su hijo al liceo, o a la escuela; en cierto momento tiene que dejar que se dé la relación del educador-educando".

El proyecto celeste abarca muchas áreas y a cada una de ellas la controlan especialistas. Tal es el caso de Celso Otero, exgolero de la selección, que en parte se encarga de coordinar ese puesto de los planteles. Otero explicó que un cambio importante que se realizó, es el trabajo coordinado con los clubes. Esto permite el mejor desarrollo de los jugadores y una mejor oferta para los seleccionadores.

Otero precisó que la altura es un factor importante que condiciona (los buscan cercanos al 1,90 mts o más), pero luego se intenta desarrollar la técnica como también la inteligencia y el dominio de las emociones. "Desarrollar estos puntos puede llevarlos a consolidarse como arqueros de importancia".

A 33 días de la Copa América de Chile, en la que Uruguay debutará ante Jamaica, el técnico de la selección y sus colaboradores no solamente dedican su tiempo a la selección mayor, sino también apuestan al futuro que se comienza a construir desde las formativas y en actividades como la que Wanderers de Durazno protagonizó con la sub 15.

Psicólogas para evitar el desarraigo.

Cuando un futbolista del interior llega a las inferiores de un club montevideano se plantea un problema recurrente, el desarraigo. Separarse de sus familias, amigos y costumbres produce un efecto negativo en el desarrollo de los jugadores. Para menguar ese sentimiento, las distintas selecciones cuentan con el apoyo de un staff de piscólogas, Laura y Elizabeth Ferrari, que integran ese grupo desde 2012. Ambas reconocen que quienes vienen del interior sufren el cambio y deben brindarles especial cuidado: "En Montevideo se produce, por ejemplo, una masificación hasta en los propios liceos, entonces, tratamos de tener una apoyatura especial con ellos", explicaron.

El respaldo no es solo para los jugadores del interior, es para todo el plantel. El proceso comienza desde que se anuncia la preselección y se hace a nivel grupal de forma semanal o quincenal.

Wanderers de Durazno cerró sus 100 años frente a la selección.

Fue en un banco de la Plaza Sarandí en la ciudad de Durazno. Unos jóvenes se juntaron y decidieron formar un club de fútbol, al que bautizaron Wanderers. Seguramente no imaginaban que un siglo después ese club fuera uno de los más ganadores del departamento, con 24 títulos locales. El 7 de mayo de 2014 el "bohemio" cumplió 100 años y realizó diversos festejos. El último de ellos, el pasado 6, fue un amistoso entre su categoría sub 15 y la selección uruguaya de su similar. Se enfrentaron en el Complejo Celeste, en dos partidos de una hora de duración. El primer juego fue victoria para la celeste por 5-0, pero la sorpresa se dio a segunda hora. Los muchachos de Durazno derrotaron a la selección 1-0. Era solo un amistoso, pero se fueron con la alegría de vencer a la celeste en las instalaciones de la AUF.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)