VIDEO

Milito hay una sola

La idolatría de los hinchas de Racing por Diego Milito es muy grande y alcanzó un nuevo nivel: bautizaron una calle en su honor. Nace en el Cilindo y muere en la calle Ricardo Bochini.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Diego Milito en la inauguración de su calle. Foto: La Nación-GDA

En 1989, cuando Diego Alberto Milito llegó a las infantiles de Racing no podría haber soñado que la pelota lo llevaría a tanto.

Tanto: ser campeón con su club, triunfar en Europa, hacer dos goles en una final de Champions League con el Inter , jugar un Mundial, volver a su club y dar otra vuelta olímpica. Menos hubiera imaginado esto que ve hoy: un pedazo del barrio de Avellaneda en Buenos Aires, la calle que corre pegada al Cilindro y que da la espalda a la cancha auxiliar en la que se entrenaba hasta hace unos meses, lleva su nombre.


"Esto es demasiado fuerte. Quedará grabado en mi memoria y en mi corazón. Esta es mi casa. Todo lo que viví fue con mucho sacrificio. A la distancia puedo decir que valió la pena. Al cajón me voy a llevar el amor de todos ustedes", dijo el "Príncipe" emocionado, que intentó no llorar "porque ya lloré mucho en mi despedida" cuando se dirigió a las mil personas que se acercaron al acto.

El jugador estuvo acompañado por su mujer Sofía y sus hijos: Leandro, que juega en el club, Agustina y la recién nacida Morena. También estuvieron sus ex compañeros Sebastián Saja , Luciano Aued, Nicolás Sánchez y Marcos Acuña, quienes subieron al escenario que se montó en la esquina de Colon y Milito.

"Soy muy consciente lo que significa ver mi nombre en el costado del Cilindro. Es muy fuerte", reconoció el ídolo, de 37 años, que escuchó una emocionante carta de su madre Mirtha y el relato de Miguel Gomis, un hombre clave en su arranque en la Academia.

Su amigo Sebastián Saja fue uno de los más elocuentes para comprender qué significa este homenaje que nació de la agrupación Por y Para Racing. "En el futuro, cuando salgamos del Cilindro vamos a decir: 'salimos por Milito'. Creo que nuestra amistad es para siempre, como esta calle", definió el Chino.

Si Avellaneda ya era un caso único en el mundo por tener dos estadios rivales separados por tan sólo 150 metros, a partir de hoy tendrá una nueva particularidad. En dos manzanas convivirán tres calles con nombre de futbolista: el pasaje Oreste Omar Corbatta, la calle Ricardo Enrique Bochini y la flamante Diego Alberto Milito. Milito -ex Italia- nace en Colón y muere en Bochini, pero corre paralela a Corbatta.

Así se siente la pasión en esta especie de Franja de Gaza futbolera, donde conviven dos equipos que se definen a sí mismos como el Primer campeón del Mundo y el Rey de Copas.

El juego de espejos entre Racing e Independiente no termina ahí. Al mismo tiempo que el Milito mayor suelta su emoción porque sus goles ahora son 200 metros de esa calle que bordea al Cilindro, el Milito menor gritaba en uno de los bancos del Estadio Ciudad de La Plata, durante el amistoso que jugaron el Independiente que dirige y Gimnasia. Curiosa historia de una familia que ayer estuvo en pleno para el estreno de una calle que unirá los dos estadios.

Mirá el homenaje que le hizo el club

Si no puede ver el video haga click aquí

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)