PEÑAROL

El método Diego López

El DT busca un juego ágil e intenso; hasta ahora probó con un 4-2-3-1, siempre con corpulentos delanteros.

Foto: Francisco Flores
Foto: Francisco Flores

En tan solo cinco días, Peñarol dará inicio a la actividad oficial. En medio de la fiebre mundialista, los equipos realizaron las pretemporadas en una situación particular: casi en soledad, con menos medios de comunicación alrededor y sin esa efervescencia que tradicionalmente genera el período de pases.

Bajo ese panorama, Diego López comenzó a armar su Peñarol. En Colonia, y desde este último fin de semana en Montevideo, dejó en claro sus ideas y ahora busca cristalizarlas en la cancha.

Pretende un equipo que sea ágil, práctico e intenso. Que le dé ritmo a los partidos y que de mitad de cancha hacia adelante puede ser punzante.

Atrás quedó el 4-4-2 con el que los aurinegros se desempeñaban con Leonardo Ramos. Si bien hasta ahora fueron solo encuentros amistosos, el “Memo” probó en varios pasajes con un 4-2-3-1.

En los partidos ante Plaza Colonia y Cerro paró siempre un equipo diferente por tiempo y los fue mezclando pese a que el de los primeros 45’ siempre pareció acercarse más al que imagina como titular.

Por delante de un doble cinco de marca, ubicó a tres futbolistas rápidos y de buen pie. ¿Y adelante? Un centrodelantero típico de área. Corpulento, con buen juego aéreo. Así se fueron intercalando Darwin Núñez y el “Toro” Fernández. Solo durante un tiempo ante el “Villero” compartieron cancha. A esto, encima, hay que sumarle otro nombre: el de Lucas Viatri. El argentino superó su molestia en el sóleo y esta semana quedará a la orden.

La incógnita pasará ahora por saber dónde jugará Cristian Rodríguez. El “Cebolla” se sumará recién esta semana a los entrenamientos tras el descanso que tuvo por su participación en el Mundial. Falta conocer si López lo pone de doble cinco, como lo usaba “Leo”, o si lo ubica más cerca del área rival.

Fueron solo pruebas, es cierto, pero todo apunta a que Peñarol arrancará el Clausura y la Copa Sudamericana con este esquema.

López ya comenzó a dejar su sello. Aprovechó que todo el foco de atención se fue con el Campeonato del Mundo para trabajar con tranquilidad y poder dejar en claro sus conceptos.

Al "Vasco" lo frena el aspecto económico:

Se sigue trabajando en la vuelta de Matías Aguirregaray. El lateral/volante retornó a Tijuana, pero no será tenido en cuenta por el entrenador argentino Diego Cocca.

Aún le queda un año y medio más de contrato en el equipo mexicano. El jugador tiene ganas de volver a ponerse la aurinegra, pero su salida del fútbol azteca no es sencilla. La diferencia económica entre un mercado y otro son grandes y eso frena su retorno.

Por ese motivo, la dirigencia maneja también otras alternativas. Una de las eventuales soluciones que podrían hacer que las negociaciones lleguen a buen puerto, sería que Peñarol se haga cargo de una parte del sueldo para acceder a un préstamo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º