mundial de clubes

Se mete en el partido más importante

Marcelo Gallardo no definió el equipo, pero piensa en Camilo Mayada para sumar presión y despliegue en el mediocampo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Camilo Mayada. El último uruguayo que llegó a River Plate.

Sin señales para los de afuera, sin muestras para los espías de ocasión. River no dispuso en el entrenamiento anterior a la final del Mundial de Clubes un parado táctico que pueda descubrir cómo actuará el conjunto que dirige Marcelo Gallardo frente a Barcelona, en el encuentro más significativo de la historia del club de Núñez. Como en el debut, ante Sanfrecce Hiroshima, el campeón de la J-League, un casillero queda sin definir en la estructura que montará el Muñeco. En ese cotejo, Pisculichi le ganó la pulseada a Lucho González, pero para el trascendental partido aparece un nombre que no estaba en los planes: Camilo Mayada.

El uruguayo le entrega al equipo lo que el entrenador precisa para esta cita intercontinental: despliegue, recorrido, marca, intensidad, todas virtudes que el técnico esgrimió que la escuadra deberá sostener para hacerle frente al mejor equipo de la actualidad, a un conjunto que viene escribiendo una historia única e inigualable. Así, la táctica será un 4-4-2, con vocación para ocupar espacios y no darle libertades a un rival que, seguramente, manejará la posesión de la pelota. Esa tendencia es una marca registrada de Barcelona que nada ni nadie modificará.

El resto de los apellidos son materia conocida para los futboleros, por lo que de confirmarse las presunciones River saldrá a jugar el decisivo encuentro con estos nombres: Barovero; Mercado, Maidana, Álvarez Balanta y Vangioni; Carlos Sánchez, Kranevitter, Ponzio y Mayada; Mora y Alario.

Un árbitro iraní para la final.

Alireza Faghani fue designado por la FIFA para dirigir la final del Mundial de Clubes, que se jugará mañana en el estadio Internacional de Yokohama.Faghani, de 37 años, estará secundado por sus compatriotas Reza Sokhandan y Mohammadreza Mansouri, en el trascendental encuentro a jugarse este domingo a partir de las 7.30 (hora de la Argentina).

La designación del iraní causó cierta sorpresa entre los directivos y cuerpo técnico riverplatense encabezado por Marcelo Gallardo, ya que esperaban que el árbitro de la final fuera el colombiano Wilmar Roldán.

La jornada del domingo en Yokohama comenzará a las 4 con el partido por el tercer puesto entre el Sanfrecce y Guangzhou, y la "frutilla del postre" será el cruce entre el campeón de la Copa Libertadores y el club actual monarca de la Champions League.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)