COPA SUDAMERICANA

Mete mano: Alejandro Cappuccio armará un Nacional más ofensivo

Armando Méndez y Camilo Cándido a los laterales; en el medio hay ventaja para Trezza, Ocampo y Carballo y arriba Leandro Fernández de socio de Gonzalo Bergessio.

El festejo de Gonzalo Bergessio con Leandro Fernández. FOTO: Estefanía Leal.
El festejo de Gonzalo Bergessio con Leandro Fernández. FOTO: Estefanía Leal.

Cuando se entró en la zona del prohibido tropezar dos veces con la misma piedra, no hay nada mejor que ir al archivo para ver si en el pasado hubo alternativas que supieron ofrecer la gran recompensa. A lo mejor eso es lo que está haciendo actualmente Alejandro Cappuccio, técnico de Nacional, porque todo hace indicar que el jueves en la línea de cuatro del fondo tricolor estarán tres jugadores que juntos supieron formar parte de dos victorias clásicas con las que se levantaron copas.

Para salir mejor parado de los nuevos 90 minutos que se deberá disputar ante Peñarol en los octavos de final de la Copa Sudamericana, se presume que Cappuccio va a confiar en Armando Méndez en el lateral derecho, Guzmán Corujo y Mathías Laborda en la zaga. A diferencia de lo que aconteció en aquellos clásicos de 2019, cuando Nacional se impuso 2-0 en la final del Torneo Clausura y 1-0 en la final del Uruguayo, el lateral izquierdo no lo cubrirá Matías Viña (porque ya no está en el club, aunque sigue aportando buenas ganancias) y sí lo hará Camilo Cándido.

Es más, si bien en filas tricolores se espera que todos los jugadores que entren al Campeón del Siglo para revertir el 1-2 sufrido en el Gran Parque Central den la talla, tampoco pasa desapercibido que otro de los protagonistas de aquel éxito frente al Aurinegro también tenga casi asegurado su lugar preferencial en el once.

Es que lo que se preveía que iba a suceder si la undécima fecha del Torneo Apertura no se hubiera postergado por el fallecimiento de Williams Martínez, se hará efectiva el jueves: Felipe Carballo será titular en el mediocampo.

Y ahí hay otra modificación importante en la constitución del equipo, que está tan cantada como la del retorno de Leandro Fernández al ataque.

Quizás lo único que no va a suceder, y que parecía que iba a darse frente a Villa Española en la tarde-noche del domingo pasado, es que Andrés D’Alessandro empiece desde el vamos el cotejo clásico que resolverá cuál de los dos equipos grandes se mete en los cuartos de final del torneo continental.

De hecho, el equipo que está preparándose en el laboratorio no solamente tendrá diferencias con relación al que perdió el primer clásico de la Sudamericana, sino también respecto al que se asomaba como casi seguro para jugar ante Villa Española.

Y, en este caso, no de forma exclusiva por la decisión que se había tomado de cuidar a Corujo, sino porque Emiliano Martínez y Nicolás Marichal corrían con grandes posibilidades de tener un lugar.

Queda claro que no todos los partidos son iguales, mucho menos los clásicos, pero también se comprobó en dos cotejos consecutivos que al equipo le faltó velocidad, actitud y juego, de ahí que lo que impera ahora es la búsqueda de soluciones para potenciar a un conjunto que necesita vencer por 2-0 o, en su defecto, tratar de forzar los penales.

Para eso además de poner el ojo en el fondo, donde sobresale la idea clara de tener gente rápida que pueda salir por afuera y sumarse a la ofensiva, todos los boletos parecen sumarse para el lado de Alfonso Trezza en el carril izquierdo. Y que Brian Ocampo irá por la derecha, junto a Méndez. De esta forma, con dos laterales que corran la cancha hasta el fondo y pasen por detrás de los mediocampistas se acrecentarán las posibilidades de sorprender. Así Ocampo y Trezza podrán elegir qué camino seguir, si el de hacer correr a su compañero o encarar en diagonal.

A juzgar por lo que pinta por estas horas, Nacional irá con un equipo más ofensivo y hasta con un mediocampo más ágil, más rápido y que asegure la llegada de un mayor número de futbolistas.

Es por eso que el once podría ser con Sergio Rochet; Méndez, Corujo, Laborda, Cándido; Ocampo, Carballo, Trasante, Trezza; Bergessio y Fernández.

El probable once y sus estadísticas
Así les fue en los clásicos
Guzmán Corujo celebrando su gran gol de cabeza

Sergio Rochet: Lleva cinco clásicos disputados, de ellos ganó dos, perdió dos y empató uno.
Armando Méndez: Ganó dos finales ante Peñarol, empató tres partidos y perdió tres.
Guzmán Corujo: Jugó 10 clásicos: ganó cuatro, empató cuatro y perdió dos. Anotó un gol.
Mathías Laborda: Tres clásicos ganados, dos empatados y dos perdidos.
Camilo Cándido: Lleva dos clásicos disputados: uno ganado y uno perdido. Ya pudo convertir un gol.
Brian Ocampo: Jugó seis clásicos: ganó uno, perdió otro y empató cuatro. Anotó un gol
Felipe Carballo: Jugó 9 clásicos oficiales: ganó cuatro, empató cuatro y perdió uno. Convirtió un gol.
Joaquín Trasante: Jugó cuatro. Ganó un clásico, empató otro y perdió dos.
Alfonso Trezza: Dos clásicos disputados: ganó uno de ellos y perdió el otro.
Leandro Fernández: Tendrá su debut clásico; se perdió el del Apertura por lesión y de la Copa por suspensión
Gonzalo Bergessio: El capitán lleva disputados 14 clásicos oficiales. Cinco ganados, seis empatados y tres perdidos. Metió dos goles.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados