ESPAÑA

Messi no encuentra paz en Barcelona: "estoy cansado de ser el problema de todo en el club"

Regresó feliz a España tras la victoria de Argentina, pero su alegría desapareció rápidamente por una inspección de Hacienda y unas preguntas que lo molestaron.

Messi no encuentra paz en Barcelona: "estoy cansado de ser el problema de todo en el club". Foto: Reuters
Messi no encuentra paz en Barcelona: "estoy cansado de ser el problema de todo en el club". Foto: Reuters

Lionel Messi no logra encontrar la paz. Ayer regresaba contento a Barcelona tras el buen partido que hizo en Perú con la selección argentina, que jugadas las cuatro primeras fechas terminó segunda en la tabla de posiciones de las Eliminatorias rumbo a Catar 2022.

Pero su felicidad desapreció ya en el avión. El motivo fue una sorprendente inspección de Hacienda con un interrogatorio de una hora dentro del avión. A la salida de la terminal de vuelos privados del aeropuerto de El Prat, Messi ya estaba cansado y molesto por la situación y se descargó con duras declaraciones que seguramente traerán cola. “Estoy cansado de ser siempre el problema de todo en el club”, tiró y reabrió las interrogantes sobre su futuro en el Barcelona.

La frase fue en respuesta a una pregunta que le formularon sobre unas declaraciones del ex agente de Antoine Griezmann, y otras del tío del delantero francés, quien lo acusó de generar el mal estado de forma de su sobrino. Mientras tanto, el agente Eric Olhats, a pesar de no tener relación con Griezmann desde hace más de cinco años, aseguró que había creado un estado de terror en el club y en el vestuario.

Aunque después el propio Griezmann usó sus redes sociales para mandarle un claro mensaje a su compañero, algo raro quedó flotando. Messi no hablaba de manera pública en España desde el 4 de septiembre, cuando anunció, no muy convencido, que seguía en el club en medio de la disputa con el ex presidente Bartomeu y la renovación que había implementado Ronald Koeman post la humillante derrota con el Bayern Munich por la Champions.

Sin embargo, parecía que su ánimo iba mejorando semana a semana dentro del nuevo proyecto, pero ayer estalló. Al salir y mientras se sacaba fotos con hinchas no ocultó su malestar que vuelve a poner en el tapete su futuro en el club. “Después de un viaje de 15 horas me encuentro con una inspección de Hacienda, es una locura”, dijo antes de subirse al auto que conducía su mujer, Antonela Roccuzzo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados