ESPAÑA

A Messi le cumplirán todos los gustos

El club catalán no se fijó en gastos para renovar con el astro argentino y rodearlo con nuevos cracks.

Más del 80% del presupuesto del club está destinado a los sueldos de sus estrellas. Foto: EFE
Más del 80% del presupuesto del club está destinado a los sueldos de sus estrellas. Foto: EFE

El fútbol del Barça se mira con los ojos de Lionel Messi desde que se murió Johan Cruyff y se largó Neymar al PSG. La directiva del club se espantó y se entregó decididamente al 10.

Las condiciones que puso el argentino para renovar su contrato no solo fueron económicas sino que, por su condición de mejor jugador del mundo, pidió un equipo capaz de competir por los títulos, como ocurría en los mejores tiempos de Luis Enrique y Guardiola. A la espera de los cuartos de final de la Champions League y de la final de la Copa del Rey, la respuesta ha sido estupenda en la Liga. Messi ya no corre sino que juega y manda, más visionario y protagonista que nunca, ícono del Barcelona.

Messi tuvo esta semana la enésima demostración de su jerarquía estratosférica. Luego de ausentarse del partido anterior por la Liga debido a que fue papá por tercera vez, no faltó a la cita europea frente al Chelsea el miércoles. Al saltar a la cancha, pudo ver tres grandes pancartas que se desplegaban detrás de uno de los arcos, donde se podía leer ‘God save the king’, palabras que escoltaban una imagen de ‘La Pulga’. Después, fue el autor de dos de los tres goles con los cuales su equipo avanzó a los cuartos de final de la competencia europea.

Con esos dos goles, Messi llegó a 100 en 123 encuentros de Champions , una cifra que solo ha podido superar el portugués Cristiano Ronaldo (118 goles).

“Tener a Messi en el equipo es un lujo, es tan determinante que en cualquier jugada te puede crear peligro”, elogió el técnico español Ernesto Valverde al argentino, que en la segunda parte del encuentro cerraría el partido y la eliminatoria. 

El equipo del FC Barcelona. Foto: AFP
El equipo del FC Barcelona. Foto: AFP

Millones:

El presente momento del Barcelona comenzó en el verano europeo pasado. El presidente del club, Josep María Bartomeu, no esperó ni un momento en responder a la fuga de Neymar para no impacientar a Messi. El importe de las transferencias realizadas desde entonces ya supera los 222 millones de euros ingresados del PSG por el fichaje del capitán de Brasil. Fueron más de 312 millones, con lo cual la masa salarial supera el 80% del presupuesto del club, cifra especialmente preocupante para una directiva que desde su llegada ha condicionado su continuidad a un ejercicio económico sin pérdidas después de denunciar por despilfarro al anterior presidente, el polémico Joan Laporta.

La clave es ganar tiempo con las victorias para vender bien la marca Barça. Y el equipo de Messi funciona muy bien de la mano de Valverde.

La mano del entrenador ha sido más importante que la cartera del presidente, si se tiene en cuenta que la mayoría de incorporaciones han tenido hasta hoy un papel secundario por distintas razones si se exceptúa al brasileño Paulinho.

Coutinho se reincorporó en invierno, a Dembélé lo condicionaron las lesiones, Marlon está cedido al Niza, Deulofeu se fue al Watford, Yerry Mina apenas fue convocado y Semedo es suplente de Sergi Roberto. A partir de la sensatez, Valverde se ganó a la vieja guardia azulgrana y especialmente a Messi. La foto de la alineación titular sigue siendo muy parecida a la que conquistó Berlín contra luventus en 2015.

Alves fue sustituido por Sergi Roberto, Umtiti ocupa la plaza de Mascherano y el técnico utiliza el puesto de Neymar para rotar a la plantilla y equilibrar a un equipo que se partía con el tridente en París y Turín. El plantel se conjuró después de las caídas en la Supercopa frente al Real Madrid.

Únicamente perdió luego un partido de Copa con el Espanyol, que no tuvo trascendencia porque se remontó en el Camp Nou. El poder de los futbolistas se constató el 1 de octubre cuando quisieron jugar ante Las Palmas en contra del criterio de la junta de Bartomeu. La disputa del partido a puertas cerradas en una jornada impactante en Cataluña por las acciones de los independentistas no evitó la dimisión de los directivos Villarrubí y Monés.

El carácter competitivo del equipo se antepone si es necesario a la cultura y al estilo futbolístico tradicionales en el Barça. Hay una parte importante del barcelonismo que denuncia la pérdida constante de la carga simbólica de la entidad hasta el punto de que el lema “Més que un club” funcionaría más como un valor contable, a efectos de negocio, que como un valor institucional de toda la vida desde su fundación por Joan Gamper en 1899.

Frente al Chelsea, además, la actuación de Dembélé fue un gran paso dado por el francés para compensar la inversión que hizo el club después de un primer semestre lastrado por las lesiones.

“Es un jugador muy importante al que también se le exige mucho defensivamente. Hoy (miércoles) ha sacado una bola que era una clara ocasión”, dijo a periodistas el defensor del Barça Jordi Alba tras el partido. “Le faltaba este gol para ganar más confianza”.

El fichaje de Dembélé por el Barça tuvo un comienzo desastroso, al sufrir la fractura del tendón isquiotibial en su primer partido de la Liga contra el Getafe en septiembre, lo que lo obligó a permanecer fuera de las canchas durante casi cuatro meses. Posteriormente sufrió otro problema muscular en su regreso a los terrenos en enero.

Su mala suerte con las lesiones no lo protegió de los inquisidores medios deportivos españoles, que incluso cuestionaron que tuviera la mentalidad necesaria para tener éxito en el Barça. Sin embargo, su actuación del miércoles parece que podría cambiar sus perspectivas en el conjunto catalán.

Cambios:

No es casual que los personajes que más identificación producen en el sector barcelonista tradicional, como Guardiola, Xavi y hasta cierto punto Óscar García, estén hoy fuera del Camp Nou y sean también los más criticados por los máximos rivales del Barça.

La salida de Zubizarreta y antes de Begiristain han convertido la secretaría técnica en un cargo más ejecutivo que ideológico sin que se sepa muy bien quién marca la línea ni cose a los distintos equipos del club más allá de procurar contentar a Messi.

Los dirigentes no advierten ninguna desnaturalización y se remiten al plan puesto en marcha por Pep Segura, el hombre fuerte del fútbol, especialmente interesado en aumentar la captación y control de talento, así como su potenciación desde una óptica mucho más amplia y evolucionada que la vivida en tiempos de Cruyff.

La directiva defiende la necesidad de complacer a Messi con los fichajes y el dinero que haga falta. Hay quien quiere ver en Arthur a un nuevo Xavi y en Coutinho a un sustituto de Iniesta si se va a China, mientras Umtiti se aposenta en la demarcación de Puyol. En cambio, parece no haber mucho espacio para los jóvenes de la cantera, algunos de los cuales prefirieron marcharse a otros equipos.

“La mejor manera de ser fieles a nuestro ADN futbolístico es con fichajes estratégicos como los que hacemos”, se defienden en el Camp Nou. “Es cuestión de tiempo”. Más que promesas, se buscan socios para Messi, los ojos del Barça.

Todos los números del Barça

pases

312

Millones de euros gastó el Barcelona en pases de nuevos jugadores este año, casi 100 millones más que lo ingresado por la venta de Neymar.

victorias

33

Partidos ganó el Barcelona esta temporada, sobre 46 disputados en todos los frentes. Empató 10 y perdió solamente tres.

a la red

105

Goles lleva convertidos Barcelona esta temporada. LIonel Messi hizo 32 y Luis Suárez 24.

europa

100

Goles por la Champions League marcó Lionel Messi en su carrera, hasta los dos del miércoles frente al Chelsea.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)