PEÑAROL

"Con la mentalidad de ganar"

El colombiano Miguel Murillo se tiene fe para triunfar en el Tomás Ducó.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Murillo

Peñarol está instalado en el hotel Holiday Inn de Ezeiza esperando por el partido de hoy frente a Huracán. El ánimo del plantel es bueno y hay mucho optimismo para conseguir una victoria que les permita seguir con vida en la Libertadores.

Los aurinegros entrenaron por la mañana en Los Aromos, antes de almorzar y salir hacia el aeropuerto. Se llevó a cabo un movimiento en espacios reducidos, con los futbolistas mezclados, por lo tanto el técnico Da Silva no trabajó con la oncena para esta noche. Ya en Carrasco, el DT carbonero confirmó que no iban a reconocer el estadio Tomás Ducó de Parque Patricios. Según dijo, no valía la pena porque ya habían trabajado por la mañana, porque el trayecto era largo y porque a Sporting Cristal no le dejaron pisar el campo con la excusa de que había llovido y la cancha estaba mal.

La presencia de la delegación carbonera alteró totalmente la calma del aeropuerto. Los funcionarios que atendían a los futbolistas se hacían bromas entre ellos según cuales fueran los colores de su corazón. El colombiano Miguel Murillo fue uno de los más requeridos para fotos a pesar de la macana que se mandó el sábado frente a Danubio. A propósito, el delantero se refirió a lo que le sucedió. "Fue una jugada desafortunda, muy rápido, en la que pensé que si la tocaba podía meterla. Las luces me incomodaron un poco. Nunca me había pasado algo así. Intento estar tranquilo y hacer lo mejor para el bien del equipo", dijo.

"Vamos con la mentalidad de ganar el partido. Haber vencido en el torneo local nos vino muy bien. A Huracán ya lo enfrentamos y perdimos por errores individuales nuestros, pero confiamos en los grandes jugadores que tenemos y en nuestra potencialidad", agregó Murillo.

En el vuelo de Air France, los futbolistas conocieron a Jorge, un uruguayo que vive en Bélgica hace 11 años y que no se pierde ningún partido de Peñarol. Su esposa, que lo acompañaba, lo corroboró. Jorge, que seguía viaje hacia Europa, se quedó loco de la vida de compartir un rato el viaje con el plantel.

Ya en Ezeiza, el que se robó todas las miradas fue Diego Forlán. Unos mexicanos le pidieron para sacarse una foto y la frase "mirá, es Forlán", fue la más escuchada mientras los jugadores de Peñarol recorrían el hall del aeropuerto de Buenos Aires. Allí Nahitan Nández y Maximiliano Olivera cargaron varios baúles de bultos, como dos utileros más.

En el Holiday Inn los futbolistas se retiraron a descansar a sus habitaciones, todas ubicadas en el primer piso, y luego bajaron a merendar.

Los que están como perros con dos colas son los integrantes de las peñas de Nuevo París y Lascano, quienes por sus acciones solidarias fueron elegidos para viajar con el plantel aurinegro. Se trata de Álvaro y Maru de la Peña, de Nuevo París, y Luis y Liberto, de la de Lascano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)