¿QUÉ ES DE TU VIDA?

"Menotti fue un fenómeno, lo mató el tema del achique"

Fernando “Topo” Rosa. Se dio el gusto de jugar en Peñarol, el club de sus amores, y de compartir equipo con Paolo Montero. Hoy, a los 51 años, forma dupla técnica con “Fito” Barán en Atenas. “Con tantas cámaras e imágenes, cambió el fútbol, todo es muy diferente”, dice.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Archivo El País

- ¿Siempre tuviste claro que después de colgar los ‘botines’ ibas a ser entrenador?

- Sí, observé y escuché mucho, desde las formativas ya lo hacía. Dejé de jugar y me metí a hacer el curso. En 2002 me recibí y desde ese momento trabajo junto a ‘Fito’ Barán.

-¿Qué recuerdos quedaron? ¿Peñarol, Menotti, Paolo Montero?

- Tengo los mejores recuerdos de aquella época. Yo llegué en el ‘89 a Peñarol, y para mí fue poder cumplir un sueño, jugar en el cuadro que uno era hincha. Llegué después de una temporada exitosa en Racing, habíamos logrado el ascenso a Primera. Pero llegar a Peñarol fue increíble...

- Y con Menotti como entrenador...

- Uff... primero estuvo el yugoeslavo Petrovic... un personaje. Y después sí, llegó Menotti, un técnico campeón del mundo, que dejó muchas cosas, muchas enseñanzas, como todos, en realidad, porque el “Cata” Roque o Roberto Fleitas, también dejaron lo suyo, y uno se queda con lo mejor de cada uno, pero el fútbol que hicimos con Menotti fue único. Era un entrenador que proponía, que atacaba. Ganamos muchos partidos importantes, nos faltó algo de liga para poder concretar un título...

- ¿Y hoy, como entrenador, qué estilo elegís?.


- De todos, saqué algo. Me encantó la propuesta de Menotti, lo que quería, a lo que apostaba, pero quizás no hubiese sido tan cerrado con el tema del achique. Eso nos complicó mucho, ya nos habían tomado los puntos.

- ¿Se sufría mucho en defensa?

- je... bastante...

- Mucho problemas se hacían con Paolo...

- ¡Y no! Pero era bravo jugar al achique. De todas formas, era otro fútbol. Cambió mucho, cambió todo. Hoy hay que tener jugadores veloces, yo creo que la velocidad es todo y eso te condiciona en muchas cosas. Si tenés gente rápida, veloz, sacas ventaja, hacés la diferencia.

- ¿Se pegaba más? ¿Cuánto “aguantarías” hoy sin ver una roja en cancha?

- Je... es otra cosa... muchas cámaras, se repiten las imágenes, y eso cambió mucho el fútbol. También la actitud de los jugadores. Yo creo que en aquellos años se jugaba más fuerte, el fútbol era más aguerrido, diferente. Hoy se cobra todo, y los jugadores agarraron la onda y se tiran. Es como un círculo vicioso. Los jueces cobran todo y los jugadores se tiran. En Europa no. Vos ves que es diferente y que se castiga a los que simulan, acá se cobra ‘mancha’ y el fútbol sigue siendo un deporte de contacto. De todas formas, yo veo que algunos jueces ya están cortando con eso, y no cobran...

El
El "Topo" Rosa durante un clásico con la camiseta de Peñarol. Foto: Archivo El País

- De aquel Peñarol surgió la amistad con “Fito” Barán.

- Sí, llegamos casi juntos al club y nos hicimos amigos. Cuando se recibió, ya nos unimos como dupla técnica y hasta hora hemos hecho todo el camino juntos. Y no nos fue mal. Hicimos muy buena campaña con Rentistas. Ascendimos de la B a la A, jugamos la Copa Sudamericana, sacamos un montón de puntos. Hicimos 45... ¡con Rentistas! Después, tuvimos algunas diferencias con la dirigencia, que no tiene sentido decirlas, y estuvimos esperando la oportunidad hasta que llegó la propuesta de Atenas. Quedamos a un punto del ascenso. Estuvimos a minutos de ascender, pero ganó El Tanque en la hora. Y hoy seguimos en carrera. Estamos a cinco puntos de Torque, peleándola, no es fácil.

- Campeonato duro...

- Peleado, parejo, hay que lucharla todos los días en un montón de cosas. Por eso digo: si no te gusta el fútbol, estás liquidado. Te tiene que gustar, tenés que quererlo. Y con “Fito” estamos en la misma sintonía. Hay que trabajar para salir adelante. La propuesta es muy buena, y estamos confiados en poder lograr el ascenso.

- ¿El hincha te identifica por la calle?

- Sí, algunos sí... me dicen.. “el Topo qué jugador!!” bahhh... yo sé que por dentro deben pensar ¡cómo pegaba!.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados