UNA GAMBETA

El mejor mensaje navideño

EDWARD PIÑÓN

EDWARD PIÑÓN

Tantas cosas hay para cuestionar de nuestro fútbol, de su escandaloso año político, de sus dirigentes manchados, de sus guerras intestinas que nunca tienen fin. Es mucho, de verdad, pero no tengo ganas de caer en ello. Quiero quedarme, muy especialmente, con uno de los acontecimientos que, como merecía, fue informado en Ovación. Fue un hecho revelador de que es posible cambiar. Que definitivamente los muchachos que vienen podrán ayudar para que todos entiendan que un partido de fútbol, por más trascendencia que tenga, no debe generar odio. Ni violencia.

Aplaudo, felicito y pondero con devoción la acción del botija Santiago Rodríguez y la respuesta de Facundo Torres. Que un jugador de Nacional le mande su voz de aliento a otro de Peñarol y que ambos se traten como verdaderos amigos es la señal más esperanzadora que se puede recibir de un regreso al Uruguay que supimos tener.

Ese intercambio vale mucho más que un gol en la hora o que una citación a la Celeste. Facundo y Santiago mandaron el mejor mensaje navideño.

¡Viva el fútbol!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)