PEÑAROL

Al mejor no le gusta el drama

Aguiar reconoció que hizo un gol de otro partido y que deben jugar mejor

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Carrera. La que inicia Luis Aguiar para festejar el gol que a la postre le dio a Peñarol una victoria que mucho precisaba. Foto: Marcelo Bonjour

Fue un gol de otro partido sí, porque fue un partido feo, en una cancha complicada. Por suerte, pudimos encontrar ese gol que nos dio la victoria", dijo Luis Aguiar refiriéndose al tanto que marcó con un tiro fuerte y frontal a los 55’ del partido frente a Danubio y que a la postre le dio a Peñarol un triunfo que necesitaba con desesperación.

"Si bien siempre intentamos jugar bien al fútbol, el partido del sábado era de esos en los que había que ganar de cualquier manera para revertir la situación", dijo el "Canario", quien admitió a su vez que la urgencia por ganar era por ellos y también por el entrenador.

"Era por todos, porque somos un grupo y el grupo se conforma por el cuerpo técnico y por nosotros los jugadores. Se había hablado mucho durante la semana pasada, se hizo mucho drama y estábamos solamente a tres puntos del primero. Obviamente que fue muy doloroso y vergonzoso la forma en que perdimos frente a River Plate, pero por suerte el sábado alcanzamos la punta del torneo. Al menos nos dormimos punteros esperando lo que pasara ayer con Nacional, que ganó, pero seguimos dependiendo de nosotros porque tenemos que enfrentarnos con ellos", analizó el volante, que el sábado jugó más cerca del área rival y allí es donde más rinde.

El mercedario reconoció a su vez que Peñarol tiene futbolistas como para lograr un rendimiento mucho mayor del que viene teniendo. "Tenemos jugadores como para poder jugar mejor, pero estos son partidos que y momentos que se dan. Espero que este parate que se viene nos venga bien para mejorar algunas cosas y los quince días nos sirvan para preparar bien los partidos que se nos vienen".

Conductor.

A pesar de los grandes jugadores que tiene Peñarol de mitad de cancha hacia adelante, como Diego Forlán, Marcelo Zalayeta y Diego Ifrán, sigue siendo Aguiar el que maneja los hilos del equipo y el que es capaz de guiar e impulsar a sus compañeros hacia una victoria. "No, no, yo no tengo ninguna manija", dijo con humildad. "Lo más importante del partido del sábado es que fuimos muy sólidos en defensa, más allá de ciertas llegadas de algún jugador encarador de Danubio. Lo mejor fue que pudimos hacer el partido que queríamos: estar sólidos en defensa y creo que todo el equipo colaboró para eso", explicó cambiando el tema para no hablar de sí mismo.

Más adelante, el "Canario" reconoció que en Jardines hubo dos tiempos diferentes. "Después del gol podíamos haber hecho otro más, pero el partido fue bastante chivo. Es una cancha complicada para jugar y había mucho viento. Capaz que en el segundo tiempo, con el viento a favor, pudimos llegar de otra manera al arco rival. No logramos anotar el segundo, pero nos llevamos la victoria, que era lo que más nos importaba", insistió.

También se refirió al debut de su gran amigo Guillermo Rodríguez, quien tuvo que entrar antes de lo que estaba previsto por una molestia que sentía Emilio Mac Eachen en el abductor. "Lo vi bien, estoy contento porque volvió a jugar. Espero que se ponga lo antes posible al 100% para tenerlo adentro de la cancha".

Al final, Aguiar contó cómo vivieron dentro de la cancha la pausa que tuvo el partido porque había un herido en la cabecera de los hinchas locales. "En un principio pensamos que era un problema de esos que hay siempre, pero después nos informaron que se trataba de una persona herida. Lo tomamos con tranquilidad, sin discutir con el árbitro y esperamos el tiempo necesario porque son cosas que le pueden pasar a cualquier persona", concluyó.

No llevó la música y no se cambió los zapatos rojos

n Aguiar es siempre el último en bajar del ómnibus y lo hace con la música al mango. Sin embargo, el sábado en Jardines llegó sin música. "No llevé el parlante porque teníamos poco tiempo para estar en el vestuario e intentamos meternos enseguida en el partido", explicó, pero aseguró que la cumbia volverá frente a Rentistas. "La vuelvo a llevar sí, pero 30 minutos antes se apaga para concentrarnos". En los últimos partidos Aguiar jugó el primer tiempo con sus zapatos amarillo flúo y se puso los rojos para el complemento, pero el sábado jugó todo el partido con estos últimos. "Son los que me están dando la suerte. Es eso nomás", contó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)